Estás leyendo: A través del lente
Comparte esta nota

A través del lente

La arquitectura y la fotografía son dos grandes disciplinas que van de la mano. Captar espacios concebidos por el hombre requiere de astucia.

1 / 4
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Por: Ana Crisóstomo

 

La documentación de cada proceso arquitectónico es básica para que los arquitectos exhiban sus proyectos al mundo. Esto incluye el contexto histórico, sus interiores, identidad, estilo y la época que representan. Adrián Llaguno, Jorge Taboada y el equipo de The Raws son ampliamente reconocidos por tomar las mejores fotos y con su trabajo nos han sorprendido gracias a la increíble habilidad que poseen para captar increíbles rascacielos, fascinantes residencias, detalles de la construcción y horizontes que reflejan lo mejor de la ciudad. A continuación te presentamos su historia, su técnica y porqué son los mejores en su labor.

 

Adrián Llaguno

Después de ver la obra de Adrián, no es sorpresa saber que es arquitecto. Egresado del Tecnológico de Monterrey, cuenta que su inquietud por tomar fotos de arquitectura surgió cuando en enero de 2010 tuvo un viaje de estudios a Londres durante el curso Cátedra Blanca, impartido en aquel tiempo por Agustín Landa Vértiz. Después hizo prácticas en OAB (Office of Architecture in Barcelona) con Carlos Ferrater. Ahí fue donde descubrió el potencial de la fotografía arquitectónica y de la necesidad que tienen los arquitectos por registrar fotográficamente sus proyectos. Para él la arquitectura es importante ya que lo que se construye tiene un impacto en su contexto y consecuentemente en la ciudad. Un edifico impacta a la ciudad en cómo funciona ésta alrededor de él, en su imagen y en su sociedad. Para lograr una buena fotografía, para Adrián son básicos tres aspectos: entender el espacio y la parte conceptual de la arquitectura, dominar el equipo, es decir, usarlo adecuadamente y sacarle el máximo provecho y la cámara misma. “Cualquier cámara es suficiente para hacer una buena foto, siempre y cuando se tenga claro qué se quiere hacer y se sepa usar el equipo”, afirma. Por muchas razones considera que sus mejores fotos son las del registro de construcción de Pabellón M, las de “La Cueva” de Greenfield y las que toma cuando está de vacaciones. “Disfruto el ejercicio de ir a obras importantes y tomar fotos, para posteriormente ver libros donde haya salido publicada esa obra y comparar lo que hice”.

 

Jorge Taboada

En el caso de Jorge, también arquitecto, la pasión por la fotografía empezó mucho antes de hacer su carrera, cuando en las vacaciones familiares no lograba que los atardeceres de la playa se vieran en foto como se apreciaban en vivo. Algo tan simple comenzó con toda la historia. Más tarde, cuando cursaba la carrera en el Tec de Monterrey, comenzó a realizar trabajos de fotografía a maquetas de compañeros, y fue así que su maestro lo recomendó con el arquitecto Benjamín Félix Chapman para documentar, en aquel entonces, su obra más reciente: Torre Axis. Junto a su esposa Claudia, quien también es arquitecta, formó Idea Cúbica en 1997, donde ofrecen un servicio especializado en promoción y marketing de espacios arquitectónicos. La preparación ha sido muy completa, pues tienen un máster en Architectural Photography en Maine Media Workshops con el famoso fotógrafo Norman Mcgrath de Nueva York. Para Jorge, los elementos principales de un fotógrafo de arquitectura deben ser: la luz natural, la luz del espacio, la luz aplicada, la óptica, el entorno y el movimiento. Todo lo evalúa y lo mezcla para generar la ficción de la imagen. “Cuando contratas a un fotógrafo de arquitectura realmente lo que obtienes es un intérprete, un decodificador de espacios, alguien que va a generar una experiencia de un lugar; es como contar una historia. Quiero emocionar con mis imágenes y exaltar los atributos de la obra arquitectónica a manera de narrativa”, asegura.

 

The Raws

The Raws es un estudio de fotografía que comenzó su actividad hace algunos años como un hobby para documentar las pruebas de iluminación que realizaban con Grupo Lite. El equipo está conformado por Pepe Mora, Roger Ábrego y Paco Álvarez, y su intención principal es crear nuevas formas de comunicar las diferentes expresiones del diseño, ya sea una obra arquitectónica, una instalación de luz, una luminaria, un evento o hasta un juguete. “Nos apasiona la luz y todo lo que podamos lograr con ella; gracias a lo fotografía hemos experimentado con diversos efectos y generar perspectivas diferentes”, aseguran. Perciben la arquitectura es como un arte de crear espacios que generen valor para sus habitantes y la consideran importante porque es un testimonio histórico de lo que sucede en nuestra sociedad. Cada integrante de The Raws tiene una perspectiva diferente y es una fortaleza que enriquece su obra. Algunos de los proyectos emblemáticos que han documentado son Pabellón M, Trébol, Highpark, Saqqara, Estadio BBVA, Sofía, Las Terrazas, entre otros. En su proceso creativo toman la composición y la intención como lo más importante en una fotografía arquitectónica. Consideran necesario estudiar la obra y conocer su concepto, el contexto y las intenciones de todos sus elementos para crear una composición que exprese de la mejor manera las ideas del arquitecto. Con su trabajo buscan ser un canal de comunicación donde den a conocer proyectos arquitectónicos y creen un registro visual de las obras que se construyen en la ciudad. “No sólo buscamos la obra terminada, sino también documentar su evolución, para así dar una perspectiva cruda que no todos pueden apreciar”, concluyen. 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...