Estás leyendo: BETWEEN ART AND ARCHITECTURE
Comparte esta nota

BETWEEN ART AND ARCHITECTURE

Este proyecto en Corea del Sur sigue una tendencia que combina arte, diseño gráfico y arquitectura para ofrecer una experiencia dramática.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Por Arq. José Juan Garza 
Imágenes: Cortesía © Ossip Van Duivenbode

The Imprint se presenta en Paradise City como un nuevo complejo de entretenimiento en Corea del Sur donde la innovación en la arquitectura va más allá de los límites. El diseño de este conjunto nace de una cuestión simple, donde la idea fue crear una fachada expresiva que tuviera la capacidad de establecer una conexión con su alrededor aún con la limitante de la ausencia de ventanas. 

Este centro fue desarrollado por la firma holandesa MVRDV y se localiza en Seúl, Incheon, en Corea del Sur, cerca del aeropuerto. El conjunto de estos dos edificios tiene una extensión de 9800 m² y fue terminado en 2018.   

Debido a la naturaleza del edificio, uno de los requerimientos fue que éstos no tuvieran ventanas, pero que aún así se integraran con las demás construcciones vecinas. 

El programa del proyecto incluye un nightcluben una de las obras y un parque temático interior en la otra, por lo que los volúmenes exhiben tres elementos de diseño clave: impresiones que emulan los edificios circundantes en la fachada, accesos elevados como remates visuales, y una sección entera en un acabado dorado, exactamente en la esquina donde se ubica la discoteca .    

La intención arquitectónica se canaliza al proyectar las fachadas de las construcciones del complejo hacia los dos nuevos bloques, y de esta forma provocar un efecto de drapeado o plegado en algunos sitios de los volúmenes a manera de puntos de referencia y accesos. 

Para la envolvente del edificio se construyeron paneles de concreto reforzado con fibra de vidrio, donde se definieron 3,869 piezas únicas, para los cuales se tuvieron que crear los moldes por medio de tecnología 3D. Una vez que se concluyó la instalación, las unidades se pintaron de blanco.

El proyecto juega con un punto intermedio entre el arte y la arquitectura, combinando ambas disciplinas mediante una abstracción que sorprende y seduce al visitante para luego darle un momento de sosiego. Sin duda, la esquina dorada es el detalle más expresivo del conjunto, imprimiendole un dramatismo teatral y un atractivo coherente y natural. 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...