Estás leyendo: Conociendo la Bauhaus
Comparte esta nota

Conociendo la Bauhaus

En Alemania se encuentra esta icónica escuela considerada madre del arte, diseño y la arquitectura modernista.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Por Eugenia González y Lorenzo Díaz
Imágenes: Cortesía Círculo Cuadrado

Este año se celebran 100 años de la fundación de esta icónica escuela, y no podíamos perdernos sus eventos de aniversario en Alemania. Mucho podemos relatar, pero nos centraremos en uno de sus principales detonadores: la arquitectura, que sigue marcando la pauta en el mundo.

La ciudad de Dessau, lugar en donde se encuentra la segunda sede de esta escuela, fue uno de los puntos importantes de este recorrido, aquí logramos pasar la noche en la torre donde vivieron destacados maestros y alumnos, lo que nos permitió conocer todos los rincones del campus.

Tratar de entender, alargando la estancia, la trascendencia de lo que ahí se enseñaba y lo que un gran número de talentosos jóvenes después sembraron en el mundo fue una experiencia enriquecedora.

No es difícil, y sobre todo después de visitar este lugar, darse cuenta de la vanguardia que el diseño y construcción de esta sede significó para la arquitectura y el diseño. El edificio es notablemente contemporáneo y, gran parte es gracias a las labores de restauración y estado de conservación, la sensación es de estar en un espacio que aún hoy representa ideas frescas y grandes objetivos.

Lo anterior no lo es todo, desde el edificio de la escuela se camina sobre la avenida, que ahora lleva el nombre de Gropiu Salle, hasta que se logran distinguir los resplandecientes cubos de las Master Houses que parecen flotar sobre sus pedestales. Su esencialmente modesta escala solo se vuelve visible a cierta distancia, a diferencia de la impresión que dan las fotos históricas que presentan las casas como aisladas y desvinculadas del prado.

El ensamble de cubos interconectados nuevamente está completo. Los volúmenes de las Master Houses están alineadas como un hilo de perlas en el bosque de pinos. Gropius seguramente disfrutó vertiendo sus bloques y buscando que las formas pudieran rotar y espejarse. Este es precisamente el truco y lo que le da a este conjunto su ritmo.

Pensar que en estas casas vivieron y convivieron su fundador Walter Gropius, los pintores Moholy-Nagy, Georg Muche, Kandinsky y Schlemmer, los pioneros del modernismo Josef y Anni Albers y el artista Paul Klee, hace que la imaginación vuele y se remonte a esos tiempos para tratar de reconstruir las estupendas reuniones que deben haber sucedido aquí.

Bauhaus se ha convertido en una referencia mundial y visitar este lugar sin duda es el destino para cualquier arquitecto, diseñador o artista que quiera conocer su legado a través de sus edificios. 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...