Estás leyendo: Conquista el mundo
Comparte esta nota

Conquista el mundo

Después de años de éxitos y preparación en Nueva York, ALEXIS ZAMBRANO regresa para presentar su primera exposición individual, Xerocole Dreams.

1 / 3
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Texto: Adriana Lozano / Fotos: Abo Palomo

La mirada de un coleccionista, desde los primeros años de su vida, aprende a distinguir y encontrar objetos que responden y resuenan con una estética personal; asigna un orden y descubre vínculos, muchas veces ocultos, entre estos objetos, ya sean postales, antigüedades, libros, monedas, fósiles o piezas de arte. Alexis Zambrano comenzó a desarrollar esta sensibilidad desde pequeño, gracias a las grandes e interesantes colecciones que familiares y amigos, como Lydia Sada de González y Mauricio Fernández, compartieron con él. 

 

Con tan sólo 13 años de edad, Zambrano comenzó a coleccionar todo tipo de piezas, como minerales, conchas y postales que, con el tiempo, reflejarían su estética y filosofía de diseño. “Cada pieza tiene su historia. De chico coleccionaba porque quería a un artista o una pieza en particular. Ahora lo hago con los objetos que llaman mi atención, puede ser una antigüedad o un mineral”, explicó Alexis. Sin embargo, aquellos objetos que no podía adquirir, los plasmaba y recreaba en una libreta. Así fue como nació el concepto detrás de su primera exposición individual en Nueva York, Interior Artscapes.

 

La exhibición trató sobre el coleccionismo y el arte contemporáneo moderno. Zambrano reunió en sus lienzos, obras y personajes que de otra manera nunca compartirían un mismo espacio. “Fui seleccionando todas las obras que me interesan, digamos que haciendo las colecciones ideales que a mí me gustaría formar.  Jugué al coleccionista, al artista y también al curador, era la manera de tenerlas sin tenerlas. Es también un homenaje a todos los artistas que admiro”, comentó el artista. Algo similar ocurre con Xerocole Dreams, la muestra que trae a Monterrey a través de Paena Projects y que recolecta el trabajo e influencias de algunos de sus arquitectos favoritos. 

 

Durante un viaje al norte del país, Alexis comenzó una investigación sobre la arquitectura del desierto. Pronto inició una nueva yuxtaposición y colección de imágenes, contrastantes por el espacio, famosas casas modernistas en Palm Springs, y los personajes que las habitan, vaqueros, emisarios del siglo XIX, actrices de Hollywood, etcétera. “Yo por lo general trabajo con collages chiquitos, en una libreta que tengo, los utilizo como planos para mis ideas. Recorté libros viejos de arquitectura y luego empecé a jugar con personajes de pinturas y de películas que me gustan, postales y creé todas estas composiciones. De ahí me inspiro para hacer el cuadro”, platicó. 

 

Las piezas que conforman Xerocole Dreams crean un espejismo especial, en el que conviven elementos, espacios y personajes inverosímiles. “Me gustó mucho dejar el blanco y negro, para después agregar el color, porque le da ese efecto de collage. Se hace muy notorio el plano dentro del cuadro y te puedes dar cuenta fácilmente de cuáles son los elementos fuera de contexto, pero lo están tanto que ya todo funciona y crea una armonía dentro de la composición”, compartió Zambrano. Los espectadores de la muestra se encontrarán frente a un diario gráfico, que recolecta la serie de recuerdos, impresiones, objetos e intereses del artista.   

 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...