Estás leyendo: EMPRESARIA DEL AÑO
Comparte esta nota

EMPRESARIA DEL AÑO

Platicamos con Silvana Sánchez sobre los retos personales y profesionales que le han permitido lograr el éxito.

1 / 4
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Con motivo de su obtención del Premio al Empresario del Año en la categoría Asociaciones de Empresarias, platicamos con Silvana Sánchez sobre los retos personales y profesionales que le han permitido lograr el éxito.

Silvana se define a sí misma como una persona independiente, comprometida y muy responsable; que le da mucha importancia a administrar bien su tiempo y cuando creé en una causa o tiene una meta le imprime su pasión para lograr su objetivo.

La perseverancia ha sido un valor que ha marcado su vida y ha sido fundamental para cumplir sus metas, ligado a este valor, está la firmeza con la que toma sus decisiones, por lo que considera que ser segura y confiar en sí misma ha sido esencial para encarar los retos y responsabilidades que he tenido.

El haber crecido en una familia de empresarios de sector minero marcó su carácter; de acuerdo a la también empresaria, fueron ellos quienes le dieron el ejemplo de trabajo constante, tenacidad e integridad, valores que tuvo siempre de forma directa, con las que su hermano y ella crecieron y han guiado parte de las acciones y decisiones de la familia.

“Una gran ventaja que tenemos en Purísima, nuestra empresa, es que hay familias en las que desde los abuelos y padres han sido parte de nuestro equipo, ellos han hecho suya a la compañía, se sienten orgullosos de ser parte de ella y lo valoramos mucho porque esto hace que “se pongan la camiseta en su desempeño”; comentó Silvana.

Desde la primaria recuerda que uno de sus grandes sueños, era ser como su padre; razón por la que su formación como estudiante siempre fue orientada hacia ser emprendedora y tener su propia empresa, de manera que trataba de relacionar lo que aprendía en la Universidad con el negocio de su familia.

En su trayectoria profesional ha tenido varios retos profesionales y personales, al desarrollarse en un sector tradicionalmente manejado por hombres, a lo largo de los años que lleva al frente de la empresa como lo son enfrentamientos ante sindicatos, grupos comuneros o ejidatarios que señaló, quieren “romper con la tranquilidad con la que se desempeñan”.

También se ha hecho frente a crisis en los precios de metales que están vulnerables a las noticias mundiales que causan especulación y les dificultan seguir operando, lo cual la ha fortalecido.

“Seguramente todas las empresas atraviesan momentos difíciles que de pronto parece que no hay manera de salir de ese problema, pero seguro como a mí no nos queda más que pensar y pensar la manera de superarlo y no detenernos hasta resolverlo”.

PREMIO AL EMPRESARIO DEL AÑO

Silvana describe como un momento maravilloso haber recibido de mano del gobernador este reconocimiento que fue elección del Consejo Coordinador Empresarial que congrega a muchos empresarios. Para ella este momento significa también un gran compromiso con la Asociación de Mujeres Empresarias, encabezada hoy por Jeannette Cancino, con quién quiere colaborar para inspirar a otras empresarias y jóvenes emprendedoras para fortalecerse en el mundo de los negocios y que confíen en que con perseverancia y decisión pueden alcanzar los retos que se propongan.

Esta exitosa empresaria tiene muy en claro el rumbo que quiere tomar para el futuro: fortalecer su negocio, trabajar para mantener un desarrollo sostenido, distinguirse por ser una mujer que se esfuerza día a día para ser un mejor ser humano  y formar a las nuevas generaciones que algún día estarán al frente de la empresa, trasmitiendo el valor de pertenecía a su compañía y el compromiso con los más de 400 trabajadores que dependen de la operación; siempre en búsqueda de un equilibrio entre su actividad profesional y su familia y amigos.

MODELOS A SEGUIR

 “En general siento un gran respeto y admiración por las personas que nunca se dejan derrotar, admiro la entereza con la que enfrentan todo lo que la vida les presenta y siempre ponen la mejor cara a lo que venga. Pero hay dos grandes figuras que su historia de vida y forma de pensar admiro profundamente.

Hace algunos años estuve en Sudáfrica y pude conocer a detalle la vida de Nelson Mandela, un verdadero líder que se convirtió en una figura legendaria por su lucha contra el apartheid, quien nunca claudicó en su causa y tuvo siempre la entereza y humildad ante la vida para lograr su meta sin dejar de ser un hombre con una gran calidad humana.

Por otro lado, Albert Einstein, no solo por ser un hombre de ciencia brillante, sino por su forma de ver la crisis. Para él, “La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque la crisis traen progresos; es en ella que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias. Quien supera la crisis se supera a sí mismo sin quedar superado".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...