Estás leyendo: ENRIQUE ÁLVAREZ VIAÑA
Comparte esta nota

ENRIQUE ÁLVAREZ VIAÑA

Pasión por el servicio

1 / 5
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Por: Gabriela Castillo / Fotos: Abraham Magos

 

Gran ser humano, con una gran trayectoria y logros, asociada a una de sus grandes pasiones, la Medicina.

 

La práctica de la Medicina es una actividad de suma importancia, en la que día a día se tiene la oportunidad de proteger y ayudar a los pacientes, y un gran ejemplo de ello es el Dr. Enrique Álvarez Viaña, especialista en Cirugía Plástica, que cuenta con más de 35 años de experiencia, no solamente en la cirugía estética, sino también en cirugías reconstructivas, que nos dio la oportunidad de entrevistarlo acerca de su trayectoria y sobre su compromiso por educar, fomentar y orientar a las nuevas generaciones.

 

Es director de la Facultad de Medicina Dr. Alberto Romo Caballero de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, gran ejemplo de inspiración personal y profesional para los estudiantes.

 

Desde muy pequeño nació su inquietud por esta profesión, ya que le apasionaba el poder ayudar a sus semejantes en sus problemas de salud.

 

“Desde niño supe que quería ser Médico, estaba despertando en mí esa vocación, pese a que mis Papás no habían estudiado Medicina”.

 

Al cursar su carrera profesional tuvo grandes maestros que le dieron las bases necesarias para convertirse en el destacado Médico que es hoy, algunos de ellos fueron el Dr. Miguel Asomoza Arronte y el Dr. Vicente Ridaura Álvarez, quienes lo enseñaron a trabajar con un alto nivel de exigencia, considerándolo un buen estudiante, responsable y apasionado por el estudio de la Medicina. 

 

Al final de su carrera ya tenía clara la idea de ser cirujano plástico, la cual es una especialidad complicada, teniendo que competir con decenas de aspirantes, ya que cada año se aceptaban solamente a cuatro, por lo que el Dr. Álvarez Viaña se preparó al máximo para quedar seleccionado y así obtener su especialidad.

 

“Se tomaban en cuenta muchos factores, que afortunadamente yo dominaba, por ejemplo: tener conocimiento del francés, dominio del inglés, la facilidad del dibujo y la fotografía”.

 

Su familia ha sido una pieza clave durante su trayectoria, ya que día a día lo motivan a ser una mejor persona, gracias a ello y a su profesión ha tenido grandes satisfacciones, alcanzando muchas metas, una de las más significativas es servir como catedrático, lo que le ha permitido ser formador de médicos desde hace más de 35 años. 

 

“ME SIENTO Muy satisfecho de formar parte de la UAT, ya que en las distintas Instituciones Médicas se expresan muy bien de nuestros recién egresados”.

 

Lo que más le apasiona de la Medicina es brindar sus conocimientos a los próximos médicos y el poder ayudar a las personas a atender sus problemas de salud que tienen que ver con resoluciones quirúrgicas, como son los pacientes de labio y paladar hendido. 

 

“Tuve la oportunidad de encabezar la campaña de operaciones gratuitas de este problema de salud, cuando fui presidente del Club Rotario Tampico”.

 

Durante su larga trayectoria ha experimentado cambios en su vida personal y profesional, ya que se

considera una persona inquieta, que constantemente

se está preparando en diversos aspectos, como en el

profesional, asistiendo a cursos y congresos a nivel nacional e internacional. 

 

“Hay que estar preparado sobre todo en estos tiempos de tantos cambios tecnológicos”.

 

Por último brindó un mensaje para todos los estudiantes de Medicina.

 

“El mensaje que les doy y les he dado es que esta carrera es de vocación, si no se tiene esta, el destino es el fracaso, este es el ejemplo de muchos que se meten a estudiar  esta profesión, con el único fin  de hacer dinero”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...