Estás leyendo: Exitoso retorno
Comparte esta nota

Exitoso retorno

Tras cerrar temporalmente su restaurante con estrella Michelin, Alkimia, el chef Jordi Vilà reabre sus puertas en la antigua fábrica Moritz.

1 / 4
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Por: María Elena Gallegos

 

El chef catalán Jordi Vilà comenzó su camino en la gastronomía gracias a su afición por el buen comer y su poca devoción por los estudios. A sus 15 años manifestó interés por la cocina, por lo que su padre buscó un trabajo de verano en una pastelería con la esperanza de que se desencantara rápido por la dureza del sector. Lejos de eso, se abrió un mundo nuevo para él.

 

En entrevista exclusiva para CHIC Lifestyle, el chef nos platica sobre su estrella Michelin, el nuevo Alkimia, lo que viene para su restaurante y el secreto de su éxito.

 

¿Por qué el nombre de Alkimia?

Buscábamos un nombre que no tuviera traducción ni diferencia entre el catalán y castellano. Queríamos que empezara con “a”, ya que en las guías no pasas desapercibido; además, nos gustaba el paralelismo que se genera entre el significado de la palabra y el proceso de transformación de los elementos. Finalmente, le cambiamos la “q” por la “k” para darle el guiño rebelde y joven.

 

Tras trece años de actividad del antiguo Alkimia, ¿qué lo hace diferente al nuevo?

El nuevo Alkimia es continuista con lo que veníamos haciendo, pero el discurso se amplifica. Mayor apuesta por el confort del comensal, la personalización y el producto. Redujimos las mesas de 13 a 6, ya que es la única manera de poder dar lo mejor a cada uno de nuestros clientes de la manera más personalizada posible.

 

En lo que el espacio se refiere… Ahora nos encontramos en pleno centro urbano, en un típico piso señorial barcelonés con un diseño que tiene “sello Barcelona”. Otra gran diferencia estructural es la cocina vista. Decidimos abrir la cocina y acercarnos a nuestros comensales.

 

En cuanto a nuestra cocina, hay una apuesta más fuerte por el producto. Queríamos ser capaces de traer a nuestro restaurante lo mejor. Y por ello, trabajamos con dos personas que viajan por todo el territorio catalán buscando estos productos y llegando a pequeños productores que se encuentran fuera del circuito comercial.

 

¿Cómo deciden tu esposa, Sònia Profitós, y tú instalar el nuevo restaurante en la antigua fábrica Moritz?

Hacía años que pensábamos en cambiar de locación. La posibilidad de hacer real esta idea surge gracias a la relación profesional que empiezo en 2011 con Moritz como Director y Asesor Gastronómico del grupo y a la existencia de este piso principal que anteriormente había sido la residencia de la familia Moritz.

 

Cuéntanos, ¿qué significa el espacio o formato “unplugged”?

Le llamamos así porque quien habla no es el cocinero, sino el producto. Elaboraciones más sencillas de las que ofrecemos en Alkimia, pensadas más para un día a día. Diseñamos una oferta centrada en el producto, con una fuerte presencia de brasa (carnes y pescados) y platillos que van desde elaboraciones tan simples como puede ser una judía tierna con patatas hasta platos clásicos del antiguo Alkimia, como el arroz de ñoras y cigalas.

 

¿Qué detalles son elementales en tu cocina?

El trabajo manual, el respeto por el producto, la base tradicional catalana y una clara voluntad para hacerla evolucionar. Quiero cocinar la cocina catalana del 2028 pero en 2017.

 

En tres palabras, ¿qué representa para ti la cocina catalana?

Identidad, territorio y diversidad

 

¿Cuál es el ingrediente fundamental de la cocina catalana?

Hay muchos, decir uno es difícil. El aceite, los piñones o el bacalao por citar algunos de los más antiguos.

 

¿Cómo fue haber recibido tu primera estrella Michelin?

Una sorpresa muy grande. Llevábamos sólo dos años abiertos y no lo esperábamos. A partir de ese momento nada y todo cambió. Seguimos trabajando con los mismos objetivos, pero siendo conscientes de que a partir de aquel momento muchos más ojos iban a observarnos y a opinar sobre lo que hacíamos.

 

¿Qué estás haciendo ahora para conseguir una estrella más?

Nada. Nunca he trabajado con este objetivo.

 

¿Qué recomendarías a quienes van comenzando su carrera como chef?

Que nunca pongan de comer un plato a un comensal que no se lo pondrían a su madre o se lo comerían ellos.

 

¿Cuál es el secreto del éxito?

El trabajo y la constancia.

 

 

FAVORITOS

 

Platillo favorito: Cualquiera a base de pescado

 

Ciudad para vacacionar: Cualquier pueblo de la Costa Brava

 

Aroma: Cítrico

 

No puedo vivir sin: Comer

 

Canción del momento: Wish you were here de Pink Floyd

 

 

“Todo empieza con la búsqueda de un sabor. Cuando pienso en un nuevo plato, parto del ingrediente principal y la pregunta que me suelo hacer es: ¿Cómo puedo tratarlo para sacar el máximo de este y conseguir el mejor sabor posible?” – Chef Jordi Vilà

 

 

Ronda de Sant Antoni, 41, Principal, Barcelona, España
www.alkimia.cat

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...