Estás leyendo: LA RESILIENCIA URBANA
Comparte esta nota

LA RESILIENCIA URBANA

AMARRES DE IXTLE

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Resiliencia: Del ingl. resilience, y este der. del lat. resiliens, -entis, part. pres. act. de resilīre 'saltar hacia atrás, rebotar', 'replegarse'. 

Capacidad de un material, mecanismo o sistema para recuperar su estado inicial cuando ha cesado la perturbación a la que había estado sometido. 

En los últimos años, el concepto de resiliencia urbana ha sido abordado por gobiernos e instituciones en todo el mundo. Debido a los incesantes e intempestivos cambios a los que se somete la vida diaria de las personas, las ciudades no tienen otra alternativa más que adaptarse a las nuevas necesidades. En una época de nuevos desafíos, el bienestar de generaciones por venir dependerá de las estrategias planteadas por los prospectivistas del presente. La resiliencia urbana es por consecuencia un tema obligado en la agenda de los gobiernos actuales.

Por más de setenta años el Penal del Topo Chico fue la más infame cárcel de Nuevo León y en fechas recientes fue clausurado permanentemente. Ahora el inoperable y obsoleto ex penal luce abandonado. En su lugar se ha proyectado el Parque Libertad. Existe ya un proyecto conceptual del mismo y recursos para comenzar la primera etapa de las obras. Haber cerrado el Penal del Topo Chico ha sido un gran acierto del gobierno estatal. El objetivo de convertirlo en un gran parque es bastante sano y alcanzable. Como todo proyecto de semejante ambición, la voluntad política, empresarial y ciudadana serán todas vitales para cumplir la meta. Será necesario tener muy claro el objetivo y aún más claro los pasos a seguir para alcanzarlo. 

¿Estamos conscientes de la oportunidad de resiliencia urbana que la situación presenta? Los grandes proyectos de resiliencia urbana han transformado zonas industriales en desuso en espacios públicos para la convivencia ciudadana. En ocasiones, avenidas agresivas y saturadas de autos se han convertido en calles completas, amigables con el peatón, generadoras de espacios de encuentro productivos. La recuperación de estas zonas públicas y el que se conserven sanas a lo largo de los años es tarea de muchos. Entre otros, se requerirán estrategas quienes, por medio de una investigación sistémica, generen escenarios instruyendo a futuros líderes sobre la correcta gestión de los lugares recuperados, considerando las distintas variables e incertidumbres posibles. 

El cambio presentado por la clausura del penal nos presenta cuestionamientos diversos. En el entorno urbano inmediato ¿qué oportunidades se abren para generar una movilidad sustentable?, ¿cuál será el alcance territorial respecto a la escala del espacio público recuperado?, ¿cómo son compatibles las acciones a realizar en el Parque Libertad con la vida diaria de la población? Es importante tener la visión clara y entender que deben de eximirse las cuestiones políticas en el asunto. Una organización con sustento legal y firme liderazgo será clave para poder alcanzar la meta. Recuperar la zona del Topo Chico de una manera exitosa puede convertirse en un ejemplo de clase internacional de resiliencia urbana de calidad. Existe un arduo trabajo por delante, cerrar el penal ha sido solo el principio. 

MAURICIO@DESPACHOEME.COM

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...