Estás leyendo: Una experiencia de color
Comparte esta nota

Una experiencia de color

The commons es un restaurante-bar en Países Bajos con una identidad cromática que fusiona lo antiguo y lo contemporáneo.

1 / 6
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

POR ARQ. JOSÉ JUAN GARZA 
Imágenes: Cortesía Maarten Willemstein

Los antiguos edificios de la fábrica Sphinx en Maastricht ofrecen el escenario perfecto para un nuevo concepto: The Commons, una propuesta que concibe un restaurante bar contemporáneo con una impresionante herencia industrial. 

Este proyecto es la más reciente adición de The Student Hotel, un complejo que se ubica en el antiguo edificio Eiffel en Boschstraat y que forma parte de la antigua fábrica de cerámica Sphinx. La propuesta de interiorismo fue realizada por Studio Modijefsky y toma como inspiración la dinámica de la producción de la cerámica para el diseño de este ambicioso lugar que destaca por tener una identidad llamativa, intensa y vibrante.

The Commons se ubica en la parte más nueva del complejo y se desarrolla a través de tres niveles. El espacio por sí mismo era abierto y muy amplio, con fachadas de vidrio en tres de los lados del inmueble principal, por lo que se tomó la decisión de utilizar mobiliario personalizado como un medio para moldear y definir el lugar. 

Su objetivo es servir como área de desayuno al hotel, bar y restaurante para cenar, demostrando sus cualidades de flexibilidad y adaptabilidad según la ocasión.  

En la planta baja se ubicó un bar con una atmósfera oscura justo en el centro, al lado de dos escaleras de acero simétricas, junto con barandales de acero y dos candelabros de metal en tonalidades de bronce. Estos elementos sirven como medios de contraste para la paleta principal de color que se basa en los tonos pasteles, que toman a la cerámica como la referencia primordial. 

La temática industrial se extiende hacia los dos niveles restantes. En el mezzanine, un ambiente brillante y acogedor está equipado con mesas de banquete justo arriba de la cocina; mientras que en el nivel subterráneo, el espacio se inunda por las tonalidades pasteles, utilizando azul, rosa y amarillo en el mobiliario y los muros, un ámbito ideal para realizar eventos como conciertos, noches de poesía o de lectura de libros. 

Sin duda, el carácter del edificio se disfruta de forma casi inalterada. The Commons permite que el visitante tenga un sin fin de oportunidades para vivir experiencias gastronómicas, donde el diseño rinde un homenaje a su pasado y al mismo tiempo presenta una visión muy actual.   

 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...