Estás leyendo: Why he’s the bad boy
Comparte esta nota

Why he’s the bad boy

Maxime Jacquet nos sedujo desde el primer momento. Su habilidad para fusionar high fashion con interiorismo ha dado resultados extraordinarios.

1 / 2
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Maxime Jacquet nos sedujo desde el primer momento. Su habilidad para fusionar high fashion con interiorismo ha dado resultados extraordinarios, pero ahora veremos qué más hay detrás del chico malo del diseño.

 

Hay una frase de Charles Bukowski que dice: “Find what you love and let it kill you”. En unas pocas palabras señala la contundencia de encontrar nuestra pasión para determinar el rumbo de nuestras vidas. Maxime Jacquet no sólo encontró en el diseño su pasión, también encontró redención, liberación y su manera de comunicarse con el mundo.

 

Nacido en Bélgica en 1988, y establecido en Los Ángeles desde 2008, el diseñador de interiores expresa en cada proyecto un lenguaje propio donde juega con diversos estilos, además de crear contrastes inesperados hechos a la medida de cada cliente.

 

La moda es una de sus principales fuentes de inspiración, de hecho admira profundamente a Karl Lagerfeld por ser un diseñador con ideas que mueven a toda una industria. Viajar, conocer y observar también son aspectos básicos para mantenerse inspirado. Aquí es cuando hace una parada obligatoria y cuenta su percepción del diseño mexicano: “Me encanta México, creo que su cultura de diseño es muy poderosa. Adoro el manejo del color y el maravilloso uso de materiales naturales en todo: en textiles, interiores y en elementos arquitectónicos. También creo que el estilo mexicano es rico en detalles que transmiten algo indescriptible”, afirma.

 

Gracias a su estilo arriesgado, rebelde y fuera de lo ordinario, ya es reconocido en el gremio como el chico malo del diseño. Aspecto que, lejos de incomodarlo, lo motiva en gran manera, pues reafirma la autenticidad de su propuesta. “Creo que la industria en la que me desarrollo me ve como el bad boy simplemente porque no soy nada convencional. Nunca he creado nada siguiendo reglas y tengo mi propio modo de hacer las cosas. Nunca veo lo que hace el de a lado, más bien siempre tengo en mente puesta en lo próximo que voy a hacer”, explica. Todo lo crea de acuerdo a el presente y a su estado de ánimo en el momento.

 

Por ahora sigue en evolución y con la mente puesta en sus diferentes proyectos de interiorismo alrededor del mundo, así como en su nueva compañía llamada Premier Stagers, la cual fundó con Summer Chàpin y que se especializa en hacer diseño de interiores high end para propiedades que están en venta. Lo hace feliz pensar a futuro, ha trabajado duro y está plenamente seguro de dejar un legado y de lograr que su nombre sea una referencia para futuras generaciones en el marco del diseño internacional.

 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...