Estás leyendo: Las Vegas a través del diseño
Comparte esta nota

Las Vegas a través del diseño

Lo que pasa en Vegas no necesariamente debe quedarse en Vegas. Y es que su arquitectura, arte e interiorismo es algo para gritar a los cuatro vientos.

1 / 7
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Por Daniela Charles

Imágenes: Cortesía

 

Frank Gehry, Daniel Libeskind, Rockwell Group y Jacques García son solo algunos de los creativos que pueden presumir sus obras en esta icónica ciudad americana. Y es que no es de sorprenderse que reconocidas mentes hayan brindado vida a distintos espacios. En cada esquina podemos encontrar lo que se conoce como una propuesta integral de diseño, desde la más detallada representación de una pequeña Venecia hasta un increíble complejo arquitectónico que responde a las creencias detrás de un premio Pritzker.

 

Nuestra primer parada, Nobu, un hotel boutique de estilo japonés diseñado por David Rockwell en donde la Luxury Villa es algo extravagante; celosías de madera, elementos naturales y mobiliario en tonos neutros, acentuados con elementos que representan las tradicionales formas japonesas de una manera contemporánea, sin olvidar las increíbles vistas desde su terraza a la ciudad. Después seguimos hacia Bellagio Gallery of Fine Arts, un salón en el corazón de dicho hotel que expone exhibiciones temporales en donde se encontraba en turno Infinity Mirrored Room: Aftermath of Obliteration of Eternity de la artista Yayoi Kusama, un espacio que da la sensación de alcanzar los límites del universo con la consideración de que todo tiene su ciclo. Finalmente, para no dejar fuera lo característico de la ciudad, el restaurante Spago con sus elegantes acabados interiores estilo Beverly Hills y grandes ventanales con vista al espectáculo de fuentes del Bellagio resultaron la mezcla perfecta entre lo típico y el buen diseño. 

 

El segundo día comenzó con un dulce espacio que pareciera como si de una biblioteca botánica se tratara, con terrazas y jardines ubicado dentro de Park MGM. Primsore es un espacio culinario algo tropical, inspirado en la rivera francesa diseñado por el sueco Martin Brudnizki. En el mismo complejo se encuentra Nomad Hotel, en donde elegantes espacios, diseñados por Jacques García, de estilo europeo con acentos vintage logran una nostálgica sensación art deco, y el pavorreal se convierte en referencia visual por su fama de amuleto de la suerte. Ahí mismo se encuentra el restaurante The Library, un deslumbrante y abrumador sitio inspirado en la biblioteca de Río de Janeiro, The Royal Portuguese Cabinet of Reading. Ahí, grandes candiles iluminan el espacio, las paredes albergan la colección personal de 25,000 libros del banquero David Rockefeller, y por si fuera poco, también se incluyeron una chimenea y una escalera de caracol de madera del siglo XVIII importadas de Francia. Dicho lugar incluye además Nomad Bar, un acogedor espacio tapizado en terciopelo, y The Cellar, The Salon y The Parlour que son tres áreas de comedor privadas, todos diseñado por Jaques.

 

Alejada de la calle principal emerge una escultura arquitectónica que va más allá de su forma. La clínica de salud cerebral Keep Memory Alive Center no es solo una obra más diseñada por Frank Gehry, se trata de un proyecto de conexión personal con la finalidad del lugar. La forma del edificio se percibe como un enredo, un nudo mental que busca la curiosidad de la gente de quererlo visitar, recordar, disfrutar y ayudar.

 

Más tarde llegamos al hotel Palms, donde la fachada te recibe con una escultórica pieza del artista Adam Parker Smith que forma el nombre del resort por medio de globos en distintas figuras. Al entrar, se encuentra el bar Unknown que, como remate visual, tiene la controversial pieza The Physical Impossibility of Death in theMind of Someone Living de Damien Hirst. Más adelante, explorando los espacios entre casino, restaurantes y demás áreas privadas, encontramos obras de artistas como Andy WarholKawsJean-Michel Basquiat Christopher Wool, y es que es de esperarse que siendo los dueños coleccionistas de arte, el resort sea prácticamente una galería. Además de albergar increíbles espacios como The Chapel, una creativa instalación de una capilla de Joshua Vides y el colorido mural secreto de Dabs Myla en una escalera de servicio. Sin olvidar los restaurantes y bares con interiores dignos de este espacio como Mabel’s BBQ, un lugar con estilo industrial diseñado por Richardson Design que va más allá del estereotipo de una parrillada.

 

Por la noche, logramos conocer la arquitectura de la ciudad en su totalidad. La vista desde el punto más alto del High Roller es perfecto para admirarla, y el skylinese se convierte en un mapa detallado del estilo arquitectónico de los edificios. Poco después nos recibió un espacio donde la fusión culinaria se mezcla con otra de interesante diseño. Best Friend, ubicado en Park MGM, es un restaurante estilo speakeasy, pues la entrada es por medio de una típica licorería callejera con colores neón que te lleva hacia el comedor principal en donde un estilo ochentero se mezcla con acentos de cultura mexicana y coreana.

 

Al siguiente día nos esperaba otra joya arquitectónica de la ciudad, The Crystals, obra del arquitecto Daniel Libeskind, es el centro comercial donde se encuentran las boutiques de lujo más exclusivas. Su distintiva fachada irregular se convierte en un emblemático espacio digno de cualquier casa de moda. 

 

Después partimos hacia el dowtown, el antiguo corazón de la ciudad. Sin duda una de las zonas favoritas en donde, fuera del lujo y las extravagancias de Las Vegas, el arte urbano y las propuestas experimentales se apoderan de las calles. El festival Life is Beautiful es el alma del lugar, pues cada año durante este evento, en septiembre, reconocidos artistas urbanos pintan murales que se quedan para dar vida a estos paisajes. Además de la creación algunas instalaciones como The Empty Club de Andre Saraiva y Wild Wild Waste, un montaje de Bordalo II que busca concientizar nuestra relación con los animales, el medio ambiente y la basura que desechamos. En ese mismo distrito se encuentra El Cortez, el casino resort más antiguo en la ciudad, construido en 1941. En este icónico hotel, la historia y la modernidad se unen para satisfacer todo tipo de preferencias de diseño.

 

De regreso en el Strip, The Cosmopolitan, es uno de los hoteles con las más exclusivas habitaciones. Los 21 Boulevard Penthouses, son el sueño de cualquier interiorista. Richmond InternationalTihany Design Daun Curry diseñaron estos espacios de carácter único en los que solo se puede hospedar por invitación, cada uno cuenta con distintos y opulentos detalles y varían en estilos según el despacho a cargo.  

 

El día terminó con una experiencia multisensorial. Ahí mismo en The Cosmopolitan se encuentra Zuma, un restaurante japonés diseñado por Studio Glitt que entre sus colores, materiales y texturas, logra un espacio de riqueza cultural en donde el diseño está presente desde los platos, elaborados artesanalmente, hasta la energía creativa que se percibe en el ambiente. 

 

Finalmente Las Vegas se trata de un inesperado y sorprendente destino que va más allá de la vida nocturna, de sus atracciones para adultos y de sus pequeñas ciudades que adornan The Strip. Hay un tipo de Vegas para cada quién, el mío más bien incluye arquitectura, increíbles espacios interiores y mucho arte. 

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...