Estás leyendo: MARIO Y MAURICIO MARIÑO
Comparte esta nota

MARIO Y MAURICIO MARIÑO

Diseñando éxitos

1 / 9
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Por: Iveth García / Fotos: José Chang / Locación: MEVIMA

Su lazo sanguíneo los une, pero también su pasión por el emprendimiento y la dedicación con la que trabajan hombro a hombro.

En lo personal

¿Cómo está integrada tu familia?
MAURICIO: Somos tres hermanos, mis papas, Luna la consentida de la casa (una chihuahua) y Drako, el perro guardián adoptivo.

¿Cómo ha evolucionado su convivencia de hermanos hasta la actualidad?
MARIO: La relación entre hermanos a través de los años ha madurado de forma impresionante el trabajar todos los días codo a codo, te hace conocer a una persona de una forma muy profunda. A veces que no nos tenemos ni que hablar para comunicarnos.

MAURICIO: Siempre he tenido una buena relación con mis hermanos, hemos crecido a base de confrontamientos y exigiéndonos más uno del otro para hacernos crecer personal y profesionalmente. No es fácil trabajar con familia, pero siempre estamos apoyándonos.

una anécdota que recuerdes de hermanos.
MAURICIO: La mayoría de las historias son algo extremas, donde siempre alguien salía lastimado, lo cual no hacía nada feliz a mi mamá.

¿Qué actividades realizan juntos además del trabajo?
MARIO: Últimamente hemos estado entrenando para escalar y ya hicimos nuestro primer ascenso en Semana Santa.

Si no fueran hermanos ¿Qué los uniría?
MAURICIO: La pasión por los automóviles y por la innovación.

Una lección de vida:
MARIO: No veas para atrás, agarra lo que tienes y siempre avanza.

MAURICIO: De los errores se aprenden las mejores cosas.

 

En lo profesional y los negocios

¿Cuál fue el primer negocio de cada uno y que enseñanza les dejó?
MARIO: Nuestra primera aventura en los negocios fue un taller de 4x4, la enseñanza más importante que nos dejó fue darnos cuenta que nos complementábamos y que podíamos trabajar juntos.

MAURICIO: A finales del 2009 tuve un pequeño taller mecánico donde modificábamos vehículos para 4x4, donde empezó mi pasión por la construcción, lo que me llevó hasta donde estoy hoy.

¿Qué atributos consideras que debe tiene un buen socio?
MARIO: Debe de sacar lo mejor de ti, ser exigente, visionario, honesto, justo y complementar tus debilidades.

MAURICIO: Tiene que presionar y escuchar a los demás y dar todo progreso de la empresa.

¿En qué momento decidieron asociarse?
MARIO: Yo creo que siempre hemos estado asociados de una u otra forma.

MAURICIO: En octubre del 2015.

¿Cómo se complementan en los negocios?
MARIO: Somos como el yin y el yang, Mauricio se encarga de todo en lo que yo no soy bueno y yo me encargo de todo en lo que él no es bueno.

MAURICIO: Mario se encarga de ver la parte administrativa de la empresa y yo me encargo de ver la parte de producción.

¿Cuáles son sus negocios juntos?
MAURICIO: MEVIMA, es el único negocio que tenemos juntos.

¿Cómo surgió esta empresa y cuál es su función?
MARIO: Esta empresa surgió de forma accidental como un plan B que ha crecido mucho, gracias al esfuerzo de los que trabajamos en ella y la aceptación de los clientes. También ha crecido gracias a nuevos socios que se han sumado al equipo que le han apostado, con los cuales estamos sumamente agradecidos.

MAURICIO: Fue inspirada en parte por la creatividad de mi mamá que nos empezó a pedir muebles y pequeñas decoraciones para la casa aprovechando nuestras habilidades. Hoy en día es una empresa de nivel nacional que fabrica muebles que se adaptan a las necesidades.

Un consejo fundamental para todo emprendedor.
MARIO: Las ventas curan todos los problemas.

MAURICIO: No es nada fácil, conlleva muchos sacrificios: físicos, mentales y sociales. Cuando caigas, levántate y aprende, pero jamás te rindas porque al final todo valdrá la pena.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...