13.06.2021 07:15:29
Estás leyendo: De Vil, Cruella de Vil
Comparte esta nota

Milagros de moda

De Vil, Cruella de Vil

Milagros Salomón

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Hello, hello. Volvemos a leernos y esta ocasión para platicar de la movie que todos están comentando, nada más y nada menos que Cruella. Definitivamente una peli que estábamos esperando, no solo por la trama, sino que también por el vestuario que se hizo.

Desde la película de 101 Dálmatas, sabíamos que mucho del núcleo del filme es sobre moda, pero en esta ocasión lo llevaron a otro nivel. Ya no solo el sobre la ropa, sino que ahora hablamos del look completo.

El diseño de vestuario estuvo a cargo de Jenny Beavan, quien tiene 2 premios Óscar en su haber, por lo tanto, era la persona idónea para la creación de cada pieza.

La película transcurre en los años 70 y revela los orígenes de Cruella de Vil. Para la etapa de juventud de Estella, la moda callejera fue la inspiración de la diseñadora, combinando prendas comerciales con elementos del movimiento punk emergente.

Emma Stone, quien le da vida a Estella,mostró 47 looks diferentes en la película, en tanto que Emma Thompson, la villana Baronesa, lució 33 looks.

Hay dos colores que no pudieron faltar dentro de la gama del vestuario, estamos hablando del blanco y negro, además de la marca de los dálmatas. Otras de las referencias que utilizó Beaven fue que Cruella luciera como el personaje en la interpretación de Glenn Close en el live action de 101 Dálmatas en 1996, en una versión madura.

En cuanto a la baronesa, se escogió un estilo clásico y sofisticado, para ello se inspiraron en las ediciones de la revista Vogue de los años 70, canalizaron a las divas de la pantalla como Joan Crawford y Elizabeth Taylor. Lográndolo de la mano de diseñadores icónicos como Balenciaga y Dior.

La pieza más icónica del filme es el vestido rojo que luce Cruella en el baile Blanco y Negro, elegido para contrastar con looks monocromáticos de la fiesta. El vestido tiene una falda hecha de 5 mil 60 pétalos de organza, cosidos a mano individualmente por el equipo de costura. Fue un desafío lograr que fuera lo suficientemente pesado para que Emma pudiera dar giros y lo suficientemente ligero para que pudiera moverse.

Otras fuentes de inspiración fueron el trabajo de diseñadores como John Galliano y Viviane Westwood, esta última la autora del vestido de novia de Carrie Bradshaw en la película de Sex and the City.

Un aspecto que tenemos que resaltar es que la producción de Disney convocó a organizaciones sociales que fomentan la inclusión de personas en situación de vulnerabilidad a través de oficios textil. Argentina, Brasil y México fueron los países invitados.

Cruella de Vil fue, es y será por siempre un ícono de la moda en la pantalla grande. No te pierdas esta increíble película e inspírate para crear los outfits más cool al estilo de Vil.

See you soon.

M. Salomón

@unasalomonm

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...