30.10.2020 09:47:19
Estás leyendo: Rápido y a la moda
Comparte esta nota

Milagros de moda

Rápido y a la moda

Milagros Salomón

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Lo acepto, soy de esas mujeres adictas a las compras que, cuando está en una plaza comercial, va viendo las vitrinas de las tiendas de ropa esperando que alguna prenda de la nueva colección sea parte de mi clóset.

Comencemos por el principio, ¿qué es el fast fashion?

Compra más y usa menos. Me parece que esa podría ser la mejor definición, moda producida en masa para un público masivo. El comportamiento de los consumidores de la industria de la moda es tan acelerado que todo el tiempo queremos ropa nueva, pero a un bajo costo. La industria ha revolucionado a los consumidores, dándoles prendas con menos vida útil; aproximadamente, la vida media de un artículo textil antes de deshacernos de él es de siete puestas.

Quisiera tener el presupuesto para comprar toda mi ropa de diseñador pero, seamos realistas, son pocas las personas que se pueden dar ese lujo. Para eso fueron creadas las tiendas de moda desechable.

Todos tenemos más de una prenda de Zara o H&M, estas son tiendas que manejan unlowcost en su ropa pero siempre manteniéndose en tendencia. Cada cambio de temporada vemos ropa increíble pero no solemos darle un gran uso, y no hablemos de los sales, en donde vemos ropa de fin de temporada con precios aún más bajos.

Zara es una de las firmas con más tiendas en el mundo, es conocida por su capacidad de imitar diseños del retail de moda, versiona ropa, zapatos y accesorios, pero con la facilidad de hacerlos en un periodo de tiempo muy rápido. Tiene bien definido su mercado, además de un permanente estudio de las tendencias que se revelan en las pasarelas más importantes, y esto ha sido la clave de su éxito.

Por otro lado, H&M realiza colaboraciones con marcas de alta costura para lanzar colecciones cápsulas. Estas alianzas causan tanta expectativa que se agotan pocas horas después de haber sido lanzadas. Pero no es solo la única estrategia que tiene la cadena holandesa, sus campañas de marketing suelen tener a las modelos más solicitadas, además de celebridades y bloggers. H&M tiene una campaña de reciclaje de ropa, puedes llevar las prendas que ya no utilices, no importa la marca, a cualquiera de sus tiendas y ellos te obsequian cupones de descuento.

En el 2018 la ONU catalogó a la industria textil como la segunda más contaminante del mundo. En los últimos 20 años el consumo de ropa mundial ha aumentado un 400 por ciento, aumentando así el impacto ambiental. Tan solo para producir una camiseta de algodón se necesitan 10 mil litros de agua, lo que es equivalente a lo que una persona bebería en 10 año, esto nos lleva a que produce 20 por ciento de las aguas residuales que se generan a nivel global. Esta problemática sigue creciendo, puesto que el tiempo de vida de la ropa es cada vez menor, esto se debe a la disminución de la calidad por su producción masiva.

Esto es solo es un poco de lo que comprende el fast fashion, un tema que nos compete a todos; debemos optar por ropa reusable o vintage para disminuir la contaminación que esta industria causa. No estoy diciendo que dejemos de comprar ropa nueva, más bien hacer compras con conciencia. Vernos bien y con estilo no tiene que ir de la mano del consumismo necesariamente, solo necesitamos un poco de creatividad.

See you soon.

milagros.salomon@milenio.com

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...