Estás leyendo: Casa do Arco, la residencia de una arquitecta portuguesa
Comparte esta nota

Casa do Arco, la residencia de una arquitecta portuguesa

Arquitectura

Como una referencia infantil y transformada en un referente de arquitectura contemporánea, es como fue concebida esta residencia que funciona como hogar y oficina de una arquitecta en portugal.

1 / 4
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El dramatismo de su fachada le otorga su nombre y personalidad a Casa do Arco, diseñada y construida por su propia dueña, la arquitecta María Fradinho, quien la concibió como su vivienda y oficina. La residencia se ubica en Vista Alegre, en las faldas de Ílhavo, en Portugal, un lugar con un significado especial gracias a la riqueza de la historia industrial en la producción de porcelana en la región.

Con 300 m² de extensión, el proyecto fue desarrollado por FRARI – architecture network en la ciudad de Aveiro. La inspiración fue la Fábrica de Porcelana Vista Alegre, de donde se tomaron varias referencias para definir su arquitectura como un elemento uniforme, mediante un revestimiento metálico en los muros y un interior que responde a la geometría exterior de la edificación.

Te recomendamos: La Casa del Bosque

Se mantiene una continuidad con los diferentes edificios del vecindario con una fachada que garantiza un frente que se alinea con lo existente. El diseño permite el paso de la luz y una mejor visual mediante un enrejado en lugar de un muro sólido. Además, la verdadera fachada principal está remetida y crea un patio interno que logra que ésta sea completamente abierta y de vidrio.

El acceso se presenta como una caja de madera que recibe al visitante, donde inmediatamente se tiene contacto con la luz y la doble altura de la sala principal. Para la arquitecta siempre fue muy importante que existiera una transición sutil de lo público a lo privado, garantizando la comodidad necesaria en el interior para su familia.

-La idea del arco se convierte en un contenedor, mientras que el contenido se integra por medio de cajas o volúmenes más pequeños, de manera que existen diversas alturas en los plafones generando en el interior una dinámica atractiva a nivel formal de acuerdo con el juego geométrico que se diseñó. De esta manera, todas las cajas tiene una relación equitativa con la fachada, teniendo la misma gran ventana como conexión con el exterior. 

Para la fachada posterior se decidió que fuera totalmente de vidrio, lo que provoca una total apertura hacia el jardín, brindando una vista muy agradable. Casa do Arco es un ejemplo de arquitectura sobresaliente inspirada en un clásico de la imaginación.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...