estilo de vida

Así es cómo se crea un oasis de descanso desde cero
  • REGÍSTRATE
Estás leyendo: Así es cómo se crea un oasis de descanso desde cero
Comparte esta nota

Así es cómo se crea un oasis de descanso desde cero

ARQUITECTURA

Un predio sin uso con el que contaba una residencia en el centro histórico de Mérida cambió totalmente de apariencia al instalarse este pabellón de descanso.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Mérida, Yucatán ha demostrado que su arquitectura es única y su centro histórico es un buen punto para comenzar a conocerla, justo aquí recientemente se integró el Pabellón Casa Mejorada, una extensión de una residencia que representa un completo oasis de descanso.

El proyecto estuvo a cargo del despacho Arista Cero y la intención era respetar las preexistencias y construir solo lo indispensable para generar una mayor amplitud en el terreno y provocar armonía entre su materialidad.

Por sus dimensiones y al ser un espacio continúo con el que cuentan muchas viviendas del centro histórico de Mérida, el tradicional zaguán fue el sitio donde se decidió instalar este pabellón con alberca.

Pabellón Casa Mejorada

El diseño es bastante orgánico, sencillo y limpio, y es que se logran apreciar todos los elementos que lo conforman. Los muros de mampostería existentes que se encuentran en los laterales se dejaron al descubierto y a pesar de sus desperfectos son estos los que aportan mucho carácter, mientras que al fondo se diseñó una pared de piedra a manera de remate que busca perderse.

Para protegerse del sol se utilizó una cuadrícula de acero que soporta dos grandes lonas que generan dos áreas de sombra: la primera al inicio del cuerpo de agua y la segunda sobre un área de descanso a un costado de este.

Pabellón Casa Mejorada

La arquitectura de Yucatán parece envejecer dignamente y esto se debe a la correcta selección de materiales, es por eso que este pabellón utilizó cemento pulido en pisos, muros y cuerpo de agua, además de piedra de la región para su muro de remate y acero.

El mobiliario que se utilizó fue mínimo. Solo fueron necesarias dos bancas, una mecedora y una mesa baja hechas de madera, además de un taburete de fibras naturales y una hamaca. Y aunque el proyecto cuenta con algunas plantas verdes es la vegetación de los terrenos aledaños enmarcan este oasis y es esto lo que hace que a pesar de estar en el centro de la ciudad se sienta como un entorno natural.

¿Qué te parecería tener tu propio oasis sin salir de casa?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...