Estás leyendo: The Exchange, el nido de usos mixtos de Sídney
Comparte esta nota

The Exchange, el nido de usos mixtos de Sídney

Obra del aclamado arquiteco japonés Kengo Kuma

Como si se tratara de un gran nido, este edificio de usos mixtos, ubicado en una de las ciudades más importantes de Australia, logra sobresalir de sus alrededores y dar nueva imagen al plan urbano del centro de la metrópoli.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Diseñado por Kengo Kuma y Asociados, el edificio Exchange es un centro comunitario de seis niveles ubicado en la privilegiada Darling Square del distrito Haymarket en el centro de Sídney, Australia.

El concepto de esta obra social fue crear una estructura contrastante del contexto inmediato donde al encontrarse rodeado de edificios de vivienda de gran escala, con fachadas rígidas y estructuradas, se optó por un diseño de baja altura con una forma geométrica suave no direccional que permite accesibilidad desde cualquier punto.


*


La planta baja se caracteriza por ser una extensión de la plaza urbana, su fachada de cristal permite que las áreas interiores se perciban completamente abiertas y transparentes, generando una conexión directa. La intención de este espacio es promover la interacción entre el proyecto y el intenso flujo de gente que atraviesa la plaza cada día.




También la parte superior del edificio se centra en el uso público, aquí se encuentra una guardería de dos niveles, restaurantes y terrazas, además de la antigua biblioteca Haymarket ahora convertida en la biblioteca Darling Square con una capacidad de hasta cuatro veces más que la anterior.

*


Y por último, su fachada se compone de una pantalla de listones de madera que se envuelven alrededor del proyecto en forma de espiral que fueron colocados con un patrón irregular que aporta una expresión muy diferente de los edificios circundantes. Estos elementos fueron elaborados con láminas de madera de accoya blanca de origen sostenible, los cuales se extienden hacia la plaza convirtiéndose en una pérgola que genera sombra y a su vez invita orgánicamente a acercarse al espacio.

La selección de la madera fue con la idea de generar una textura natural hacia los vecinos. La colocación espontánea y orgánica, permite generar diversas entradas de luz natural a los diferentes niveles del complejo, funcionando también como una protección y suavizando el paso de iluminación. Al final, el sistema de fachada se expresa como un panal o nido natural que emerge como oasis en un espacio urbano lleno de edificios de gran escala.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...