Estás leyendo: ¡Que la tecnología no te quite el sueño!
Comparte esta nota

¡Que la tecnología no te quite el sueño!

Especialistas en salud invitan a reflexionar sobre las consecuencias del uso excesivo de dispositivos electrónicos antes de dormir

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Si bien los dispositivos electrónicos han sido un gran aliado para continuar realizando nuestras actividades laborales y de escuela en casa, lo cierto es que también se ha abusado de ello, pues su uso excesivo e incluso antes de dormir ha llevado a que cada vez más hombres y mujeres sacrifiquen la calidad del sueño.

Y es que esta necesidad de estar conectado 24/7, aunado a que si eres de los que duermen en una habitación rodeado de un televisor, del teléfono inteligente, de una tableta, o computadora portátil, o un videojuego de mano, esta interacción ha generado efectos negativos a la salud.

El hecho de no dormir a las horas recomendadas se suscitan una serie de problemas, entre ellas la falta de concentración, malestares físicos, dolores de cabeza, mareos, así como trastornos del sueño.

Una pantalla, generalmente, no estimula más de lo que nos relaja. El hecho de estimular a nuestro cerebro antes de acostarnos puede tener consecuencias no tan positivas”, comentó el Dr. Randall Wright, neurólogo del Hospital Houston Methodist.

Ante este escenario, nos invita a reflexionar sobre el daño que causa el estar expuesto a una pantalla tanto tiempo, tomando en cuenta el hacernos las siguientes preguntas:

1. ¿Esto me relaja?

A decir del Dr. Wright cuando se interactúa y se observan cosas en el dispositivo, puede que no sea estimulante mental o emocionalmente, pero lo es, pues parte del contenido despierta nuestro interés y mente en lugar de relajarnos, lo que significa que estamos estimulando el cerebro.

“Desplazarse por Facebook es muy diferente a leer un libro relajante. Nuestra rutina de dormir debe relajarnos, no estimularnos”.

2. ¿Cómo afecta mi estado de ánimo?

Refirió que el comentario que alguien dejó en tu publicación de alguna red social, o una foto de tus amigos saliendo sin ti, o incluso un correo electrónico de tu jefe: lo que sea que mires antes de acostarte puede afectar el estado de ánimo al momento de ir a dormir.

“El contenido que estás viendo definitivamente puede afectarte estado de ánimo, y tal vez te vayas a la cama sintiéndote ansioso, molesto, solo o estresado”.

3. ¿Cómo afecta mi sueño?

Aunque se sabe que es hora de irse a la cama, un lindo video para perros se convierte en 10 interesantes videos y algunas compras en línea no planificadas. El hecho es que el tiempo de pantalla antes de acostarse es una distracción, particularmente del sueño.

La falta de sueño definitivamente puede afectar cómo nos sentimos al día siguiente. Si no dormimos bien, tendremos problemas para recordar cosas, generalmente estamos irritables y podemos tener dificultades para concentrarnos”.

4. ¿Tengo fuerza de voluntad para dejar el dispositivo?

“El problema real no es necesariamente el dispositivo, sino la razón por la que lo estés mirando”, explicó el Dr. Wright.

En este sentido, añadió que el tiempo de pantalla antes de acostarse puede ser un pacificador de otros problemas mentales o sociales, como la adicción al teléfono y el insomnio.



Además compartió algunos consejos para reducir el tiempo de pantalla antes de acostarse, como evitando el uso de tabletas, smartphone, televisión, etc. durante los 30 minutos antes de ir a la cama.

Tomar una ducha tibia y mudarse a una habitación oscura y fresca. Así mismo, preparar la habitación con luces y sonidos relajantes. Meditar, orar o leer un libro son rutinas que nos ayudarán a relajarnos.​


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...