Estás leyendo: #Fashiontech
Comparte esta nota

#Fashiontech

Los highlights de los desfiles Haute Couture ahora residen en la destreza con la que el diseño y la tecnología unen sus atributos.

1 / 10
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Por: Nancy Pino

 

Así como ha conquistado a sectores como la medicina, la tecnología también ha hecho de las suyas en la industria de moda. Quienes han prestado atención, pudieron haber notado que esa delgada línea que antes nos permitía diferenciar entre lo tecnológico y el diseño textil se desvaneció poco a poco hasta el punto de convertirse en un solo segmento  -o dos elementos obligatoriamente complementarios-, cuyo primordial objetivo es tener cabida en esta era digital.

 

Todo comenzó a partir del uso diario y constante de smartphones, gadgets e Internet, lo cual ha ido forjando nuevos comportamientos en los consumidores, así como nuevos métodos de producción y comercialización para satisfacer las expectativas altamente dinámicas de sus mercados, o en el mejor de los casos, superarlas.

 

Y en esta revolución, ¿dónde quedan las casas de alta costura? Sabemos que la calidad y el trabajo artesanal que nos ofrecen son ejemplares, sin embargo, han preparado estrategias de innovación que han roto paradigmas. Una de las más notables es la aparición de influencers, bloggers y celebridades en sus eventos y campañas publicitarias, dándoles gran influencia en el mundo digital. Además de las plataformas virtuales, en los desfiles hemos podido apreciar su valiosa mancuerna con la tecnología gracias a la implementación de diseños en tercera dimensión. Vestidos, accesorios y zapatos confeccionados por una máquina similar a un pequeño horno ya han recorrido las pasarelas.

 

Creados a partir de un boceto digital y cortes láser, los modelos que cobran vida por este método carecen de costuras, están hechos a la medida y poseen complejos diseños geométricos que resultan todo un deleite visual. El funcionamiento de la impresora es similar al de la tradicional, sólo que, en lugar de tinta, manipula materiales como metales, resina, rollos de filamentos termoplásticos, entre otros, y cada día se van añadiendo más para lograr mejores resultados.

 

La colección otoño-invierno 2016 con la que Iris Van Herpen conquistó la semana de la moda en París, en colaboración con el arquitecto Philip Beesley, es la prueba idónea para los que aún permanecen incrédulos. Expuso una exquisita versión de esta innovadora técnica aportando textura y firmeza en algunas prendas y fluidez en otras, creando statement looks que deseamos en nuestro guardarropa por su originalidad y extravagancia. Anteriormente, ambos creativos lanzaron la colección primavera-verano 2016 en 3D y con el mismo éxito.

 

Movida por su fascinación hacia lo futurista, la diseñadora israelí Noa Raviv también ha cautivado con propuestas tecnológicamente construidas. Su serie de piezas Hard Copy presumen su habilidad para vestir al lujo con siluetas asimétricas, detalles sintéticos y contornos curvos. Además, fue parte de la exhibición Manu x Machina: Fashion in an Age of Technology en el MET en Nueva York, lo que nos demuestra su fuerte auge en esta tendencia.

 

Los complementos y accesorios que aportan mayor personalidad a nuestros atuendos también son partícipes de los últimos pasos de la moda. De eso se encargan creativos como Andreia Chaves, quien diseña modelos de stilettos en 3D que pretenden revelar la belleza en medio del caos y que son ajenos a nuestra imaginación.

Al otro lado del espectro, se encuentran quienes buscan impactar más allá de lo estético. Como es el caso de la diseñadora Neta Soreq y sus plataformas que prometen al usuario una nueva experiencia al caminar. Su proceso de confección fue una mezcla entre las técnicas tradicionales y el diseño virtual por medio del software Solidworks 3D, lo que su autora describe como tech-couture.

 

Todo apunta a que la industria de la alta costura tiene las herramientas para trascender en esta nueva faceta, hoy con impresiones 3D e incluso con pasarelas holográficas; si lo que antes era inimaginable ya está aquí, ¿qué sigue?

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...