Estás leyendo: Los hoteles que se volvieron protagonistas en el cine
Comparte esta nota

Los hoteles que se volvieron protagonistas en el cine

Viajes

Donde se inspiró la adaptación de Kubrick y Stephen King, la historia de amor entre Julia Roberts y Richard Gere, el éxito de Sofia Coppola y más. ¿Reconoces estos hoteles estrella?

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Un hotel resguarda cientos de interesantes anécdotas, por lo que no nos sorprende que directores y guionistas de todo el mundo se inspiren o filmen entre sus pasillos. Seleccionamos algunas de nuestras películas favoritas en donde el hotel es clave dentro de sus magníficas historias.


El Resplandor

Este clásico de 1980 a cargo de Stanley Kubrick y con la aclamada actuación de Jack Nicholson, ha sido una de las películas que dejan huella. Incluso se convirtió en una referencia de culto. Pero no solo la trama, fotografía y suspenso quedaron en nuestra memoria, sino también el lugar donde se inspiró esta historia creada por Stephen King: The Stanley Hotel en Colorado, que sigue operando.


Mujer Bonita

Cómo olvidar las escenas dentro de la majestuosa suite donde Julia Roberts tomaba champán y comía fresas, cuando robaba miradas sentada en el bar o cuando salió triunfante hacia las calles de Los Ángeles. El escenario principal para este film de 1990 fue el impresionante hotel de lujo Four Seasons Hotel Beverly Wilshire, ubicado en Rodeo Drive, una de las zonas más exclusivas de Beverly Hills.


Perdidos en Tokio

En 2003 Scarlett Johansson protagonizó esta película en la capital de Japón, específicamente en el hotel Park Hyatt Tokyo, donde la directora Sofia Coppola –quién ganó el Oscar de Mejor Guión Original por esta historia- ambientó la mayoría de las escenas. También participó Bill Murray, quien estuvo nominado al Oscar como Mejor Actor. El hotel se localiza en la parte más alta de la Torre Park Shinjuku, en el centro de la ciudad, y es una combinación de sofisticada decoración típica de la región y un ambiente de calma.


Hotel Rwanda

Aunque donde se filmó la película en 2004 fue en Sudráfica, el Hôtel des Mille Collines en Kigali, Ruanda, es el protagonista de esta historia pues en los lamentables sucesos de 1994 jugó un papel fundamental. Al comenzar el espantoso genocidio en dicho país, el gerente del hotel en aquel entonces, Paul Rusesabagina, resguardó en sus cuartos a 1,200 refugiados del grupo étnico tutsi y logró sobornar al ejército del ejército hutu para que no los asesinaran. Hasta la fecha, el hotel tiene abiertas sus puertas.


El Gran Hotel Budapest

Por supuesto tenía que entrar en la lista esta joya de Wes Anderson, que no solo nos maravilló en 2014 con la estética de su fotografía -apegada al estilo del director- sino que nos hizo enamorarnos del lugar donde se desarrolla. Aunque el hotel de la película en realidad es una mezcla de diversas locaciones entre Alemania, Suiza y Polonia, la icónica fachada imperialista está inspirada en la del Bristol Palace Hotel y The Grandhotel Pupp, ambos en Karlovy Vary, República Checa.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...