01.06.2020 07:17:08
Estás leyendo: ¡De rodillas! Diseñando desde la perspectiva infantil
Comparte esta nota

Todo es Diseño

¡De rodillas! Diseñando desde la perspectiva infantil

Lorenzo Díaz Campos

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

“El instinto más grande de los niños es precisamente liberarse del adulto”. - María Montessori

Sin duda la etapa infantil es en la que los humanos somos más adaptables, el desarrollo en todos los ámbitos nos hace flexibles y resilientes, para un niño el entorno evoluciona cada día. En el mundo occidental, los infantes comenzaron a ser considerados parte de la sociedad apenas a mediados del siglo XIX, con la revolución industrial y el nacimiento del consumismo nacieron los objetos para niños. Fue entonces que dejaron de ser adultos chiquitos.

La empatía es sin duda un recurso fundamental en el ámbito del diseño. Resulta parte clave del proceso creativo recabar y entender todos aquellos datos y conocimientos que nos permitan comprender al usuario y sus necesidades a fin de encontrar las ideas que logren solventar el problema en cuestión. El diseñador debe literalmente ponerse a la altura del usuario, una posición de superioridad resulta pedante y se convierte en el mayor obstáculo para crear un algo de calidad. “El buen diseño hace un producto comprensible” decía Dieter Rams, sin duda en la empatía hay comprensión y de ahí su importancia.

A gatas, de rodillas, así habrá de ponerse el buen diseñador para comprender el mundo de los pequeños. Y es que hay que pensar ¿cuántos adultos relacionados con infantes recorremos sus espacios, vivimos su vida desde su tamaño y habilidades? Y me permitiría hacer una simple observación: ¿cuántos renders de cuartos para niños han visto con un punto de vista a 80 centímetros del piso?

Resulta hasta obvio este ejercicio, ¿pero realmente lo hacemos?, ¿sabemos escoger materiales para ellos, tenemos ideas de sus dimensiones, de sus capacidades físicas al desplazarse? Me parece que existe un área de oportunidad enorme para desarrollar capacidades específicas directamente relacionadas con la infancia. Existen pocos estudios y documentación en este campo, sobre todo si lo comparamos con la información disponible para el diseño del mundo de los adultos.

El diseño para niños está lleno de clichés y preconcepciones, basta pensar en el prejuicio clásico de que: “El rosa es para las niñas y el azul para los niños” para darnos cuenta de cuánto camino falta por recorrer. A principios del siglo XX la italiana María Montessori revolucionó el mundo de la pedagogía dándole al niño un status de ser independiente y amoroso. Sus estudios, que siguieron rigurosamente el método científico, transformaron la enseñanza infantil para siempre, el diseño de sus espacios educativos y el material para el aprendizaje, revolucionando así los salones de clase. Es sin duda tiempo para cambiar los ambientes infantiles en general por medio de un diseño especializado y enfocado en ellos. ¿Estamos listos para ponernos de rodillas?


lorenzo@circulocuadrado.com.mx

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...