Estás leyendo: El álbum 'Let It Be' de The Beatles cumple 50 años
Comparte esta nota

El álbum 'Let It Be' de The Beatles cumple 50 años

Cultura

Creado en medio del caos, a punto de que uno de los grupos más conocidos de todos los tiempos terminara su exitosa y prolífica trayectoria, constituye un testimonio verdadero y sonoro de su tiempo que este año cumple cinco décadas.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Aunque sus integrantes decidieron separarse hace medio siglo, los Beatles constituyen un producto cultural del siglo XX sin visos de alcanzar alguna fecha de caducidad. A lo largo de cinco décadas, la genialidad del cuarteto integrado por John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr ha congregado generaciones de seguidores en todo el planeta. Los Beatles siguen siendo noticia cotidiana. 

Hace apenas unos días, Ringo Starr celebró su octogésimo aniversario. Como un regalo a sus seguidores, de manera virtual ofreció una mezcla de material de archivo de conciertos y grabaciones caseras del grupo británico que incluyeron temas como “Come Together”, “All You Need Is Love” y “With a Little Help From My Friends”. Este año marca también el 50 aniversario del disco Let It Be (Apple Records, 1970).

 Si bien se grabó antes que Abbey Road (Apple Records, 1969), este fue lanzado después y constituye el último álbum editado por el grupo que cambió el rumbo de la historia de la música.


 Como bien dijo alguna vez Jimmy Page, cantante de Led Zeppelin: “Si no hubiera sido por los Beatles, ninguno de nosotros estaría aquí”. El disco fue creado en un ambiente de tensión que anunciaba el fin del grupo. 

El estreno en México del documental Let It Be (Apple Corps, 1970), que registra el proceso del álbum, fue un acontecimiento que equivalía a asistir a un concierto privado de los Beatles, sueño que nunca se pudo concretar por el retrógrado criterio de las autoridades que veían en ese entonces el rock como una amenaza a la seguridad nacional.

Así, en medio de maravillosas canciones, Let It Be registra una atmósfera por momentos cargada de abulia y un hecho que no se podía negar: el grupo se desmoronaba por completo. En contraste con los frecuentes close ups a McCartney, Lennon, Harrison y Starr no ocultan su desánimo, aunque también hay muchos momentos divertidos. 

En el libro Lennon recuerda (Aguilar, 2005), que recoge una larga entrevista con la revista Rolling Stone, John Lennon refiere que el filme “fue concebido por Paul, para Paul. Esa es una de las razones por las que terminaron los Beatles, porque... No puedo hablar por George, pero no me cabe la menor duda de que nos hartamos de ser acompañantes de Paul”. 

Por otro lado, en su libro Los Beatles. Un día en la vida (Grijalbo, 1996), Mark Hertsgaard asegura que el grupo estaba “en la cima de su poder” cuando McCartney anunció su separación. Este hecho, escribe, “adquirió una significado histórico mucho mayor que el de la desaparición de unas meras estrellas del pop (…). La separación de los Beatles fue considerado uno de los hechos determinantes de los sesenta”. 

Hunter Davies, autor de la primera biografía del grupo, The Beatles (Ediciones B, 2005), relata, en la edición actualizada, las desavenencias durante el proceso de Let It Be. Sin embargo, refiere que, como entidad, el grupo fue “capaz de componer, actuar e influir a su generación. Así que celebrémoslo. Olvidemos la desagradable época de Apple, los enfrentamientos y, sobre todo, intentemos elevarnos por encima de la tragedia que supuso la muerte de Lennon. Él y los Beatles nos dejaron mucho para disfrutar”. 




Poder permanente 


Al ambiente de tensión en el que se grabó el disco hay que agregar la polémica participación de Phil Spector, que dio como resultado algunas canciones sobreproducidas. Esto no impidió la creación de un álbum entrañable, sin fisuras, que dio lugar también al famoso concierto en la azotea de su compañía, Apple Corps, el 30 de enero de 1969.

 Let It Be estuvo planeado como un regreso a las raíces, de ahí la decisión de realizar el intempestivo concierto, cuando su última presentación en vivo había sido en 1966. Incluso algunas de las canciones que se cantaron en la presentación se incluyeron en el álbum.

 Aunque no todos los músicos grabaron las canciones al mismo tiempo, el genio de los cuatro salió a flote. Hay temas rockeros duros, como “One After 909” y “I’ve Got a Feeling”, un jugueteo con el vals en “I Me Mine”, lo que contrasta con la soñadora y dramática “Across the Universe” o el ingenioso juego de palabras en “I Dig a Pony”. Y, naturalmente, está el mensaje imperecedero de la canción “Let It Be”, cuya letra nos brinda esperanza en estos días: “Y cuando la noche está nublada, / todavía hay una luz que brilla en mí / Brilla hasta mañana / déjalo ser”. 

A pesar de que la canción fue muy criticada en su tiempo, como afirma el especialista Richie Utemberger, con los años nos hemos dado cuenta de que “los Beatles están aquí en plena forma y eran tan buenos como siempre” o, también como afirma Bob Dylan: “Para mí era obvio que tenían un poder permanente”.


Un Icono 


Cuatro décadas de su muerte Este próximo 8 de diciembre se cumplirán 40 años de que Mark David Chapman lo asesinara a balazos en Nueva York, cuando el cantante regresaba a su departamento con Yoko Ono.

El legado de la banda

 Durante sus ocho años de carrera discográfica, el grupo grabó más de 200 canciones entre 1962 y 1970, en 13 álbumes de estudio. Dos canciones del grupo se encuentran en The Hot 100, de Billboard, una lista de las cien mejores canciones de todos los tiempos.

 Además, The Beatles son considerados la banda con más ventas en toda la historia, con más de 600 millones de copias en todo el mundo, y son los artistas con más ventas en Estados Unidos, siendo Elvis Presley el segundo lugar. Su impacto financiero actual es mayor que el de cualquier otro artista, vivo o fallecido, lo que es algo sumamente impactante para una agrupación que dejó de grabar en 1970.

Dos grandes compositores

Hubo muchos que culparon a Yoko Ono, pareja de John, del final de la agrupación. “No creo que alguien pudiera haber separado a cuatro personas tan fuertes como ellos, incluso si lo intentaras. Así que debe haber sucedido algo dentro del grupo, no una fuerza externa en absoluto”, dijo Yoko en una entrevista posterior. La realidad, según la revista Rolling Stone, es que la gran amistad entre Paul y John, los líderes del grupo, y quienes se conocieron en una iglesia de Liverpool cuando tenían 15 y 16 años respectivamente, había comenzado a quebrarse.


Beatlemanía 

Aunque ya tenían varias canciones lanzadas, fue “Please Please Me” la que recibió una aceptación mucho más grande y la que se posicionó en los rankings en 1963, cuando los integrantes del grupo eran apenas unos veinteañeros. En el grupo sobresalía la asociación compositora entre John y Paul, quienes idearon la mayoría de los temas y, tras un año de un arrasador éxito en el Reino Unido, debutaron en Estados Unidos y comenzaron sus giras internacionales.

Los buenos tiempos

 El grupo inicialmente comenzó como The Quarry Men, nombre ideado por John Lennon en 1956, pero no fue hasta 1962 que obtuvo éxito con “Love Me Do”. Aun después de su disolución, su avasalladora popularidad y su estilo revolucionario continúan presentes y marcaron musical y culturalmente la década de 1960. En la actualidad siguen siendo nombrados como los más grandes artistas de todos los tiempos.


La ruptura 

No puedo hablar por George, pero no me cabe la menor duda de que nos hartamos de ser acompañantes de Paul”, dijo John Lennon a la revista Rolling Stone sobre una de las razones por las cuales el grupo británico llegó a su fin. Del extinto grupo solo continúan con vida él, de 78 años, y Ringo Starr, de 80, pues George Harrison falleció en noviembre de 2001 a causa de cáncer de pulmón, en Los Ángeles.

La canción 

Tributo

 Paul McCartney escribió la letra de “Let It Be” en homenaje a su madre, quien murió de cáncer cuando él tenía 14 años. 

Oscar

 Por esta canción los Beatles ganaron en 1971 un Oscar a Mejor Banda Sonora, aunque el premio fue recibido por Quincy Jones.

 Primera versión

 Antes que los Beatles, Aretha Franklin grabó esta pieza en su disco This Girl’s in Love With You en diciembre de 1969. 

Plaza Sésamo 

En el programa de televisión Plaza Sésamo, la canción fue utilizada con el título de “Letter B” para enseñar palabras con la letra B.

 9/11 

Fue interpretada en el Concierto para Nueva York, en homenaje a las víctimas por el atentado a las Torres Gemelas.

yvr


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...