Estás leyendo: Esteban Fuentes de María pone en alto el arte poblano
Comparte esta nota

Esteban Fuentes de María pone en alto el arte poblano

Sociedad Puebla

Desde los cuatro años ha desarrollado su lado artístico, hoy con sus esculturas de plata, dona toda las ganancias para familias mexicanas que más lo necesitan.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

No es la primera vez que el joven artista ha compartido un poco de su experiencia y trabajo con nosotros, sin embargo, ahora se encuentra creando y disfrutando mucho más de su tiempo, trabajo y pasión, pero sobre todo, de su sentir.

Sus obras muestran el amor que tiene por México, llevándolo en alto con cada exposición, desde los museos más bellos del país hasta en lugares como Estados Unidos, Israel y Francia.

¿RECUERDAS CUÁL FUE TU PRIMERA MEMORIA CON EL ARTE?

Recordar mi acercamiento con el arte es imposible, es como recordar tus primeras palabras, ha sido siempre mi lengua principal para expresarme, el habla al comienzo es siempre intuitiva y abstracta, es más animal.

¿ALGUNA VEZ TOMASTE CLASES CUANDO ERAS PEQUEÑO?

Así es, a los tres años, con el Maestro Ranyán, un artista que admiro y quiero como familia, fue él quien organizó mis dos primeras exposiciones cuando tenía cuatro años de edad, en 1999. Y siempre voy a considerar a mi mamá, Isabel, mi primera maestra, ella me acercó al mundo artístico en el que nuestra familia ha vivido durante siglos.


¿HICISTE ALGUNA TRAVESURA ARTÍSTICA MIENTRAS CRECÍAS?

Muchísimas, desde las caricaturas que hacían reír a mis compañeros, hasta los retratos de profesores que terminaban ganándome un 10, o un reprobado...Y las sigo haciendo, el artista difícilmente conoce el concepto de infancia porque parte de serlo, es nunca dejar de jugar.

SABEMOS QUE LAS AVES SON ALGO MUY SIGNIFICATIVO, PERO AL MOMENTO DE INICIAR UNA PIEZA ¿QUÉ TE INSPIRA?

Libertad, y no solo las aves, las mariposas, lunas, planetas, mi inspiración muchas veces viene del cielo.

¿CUÁLES SON LOS ARTISTAS QUE TE HAN INSPIRADO?

Contemporáneos, por mucho mi artista favorito es David Troice, además Diego García Mier y Terán y Alexis Zambrano, los tres mexicanos muy jóvenes, y artistas que ya no viven, El Bosco me fascina, Leonora Carrington, Remedios Varo, me encanta Picasso, pero mi obra favorita es El Jardín de las Delicias.


¿CÓMO ES UN DÍA COMÚN EN TU VIDA?

No lo sé, y espero nunca saberlo, desde muy chico le tuve miedo al aburrirme, una lección importantísima que recibí de niño fue que; “nunca hiciera algo que me aburriera” y hasta hoy en día lo sigo al pie de la letra.

Hoy en cuarentena ha sido para mí un gran placer poder disfrutar de la cotidianidad que tanto me gusta, aunque ajustada a las nuevas normas, porque ya no puedo ir diario a misa para empezar el día en la iglesia, pero sigo con mi disciplinada forma de trabajar en las mañanas, y lo que sí hasta hoy no me ha faltado, es mi copa de mezcal al despertarme.

¿CUÁL ES LA PARTE QUE MÁS TE GUSTA DE TU PROFESIÓN? Y ¿CUÁL ES LA MÁS RETADORA?

Ambas van de la mano, la que más disfruto es la de hablar sobre mis puntos de vista, y es esa misma libertad mi reto más grande, hoy la administración de Morena ha borrado muchas de mis obras, desde cuadros a grandes murales. La libertad dentro de un país como México tiene precio. Y mi obra ha pagado siempre el precio, tras el retrato que pinté sobre la muerte de los Moreno Valle, a mi retrato sobre la “Cuarta Transformación” o mi pieza sobre el aeropuerto, todas han sido mi sentencia a no exponer mi obra en espacios públicos de mi país, y a llevarla más y más fuera de él.

PUSISTE A LA VENTA 120 PEQUEÑAS ESCULTURAS DE ESCARABAJOS DE PLATA PARA DESTINAR APOYO A LAS FAMILIAS AFECTADAS POR LA PANDEMIA. ¿CÓMO SURGIÓ ESTA IDEA?

Vivo en la casa más antigua de Puebla, mi taller es un eje de la ciudad, está construido sobre los portales y nadie está más cerca de la gente que mi obra, estoy en constante contacto con todos los vértices de la sociedad, y día a día veo cómo la situación se pone más y más difícil, eso me inspiró a poner en venta las piezas. Yo no vendo mi trabajo, mis cuadros han sido siempre para mí, así que también fue una gran motivación para acercar mi obra a más personas. Vendí 40 de ellas, poquitas más, y acabo de llegar de Tulum, justo de ver el trabajo de la Fundación Los Amigos de la Esquina A.C. de mis dos grandes amigos, Francisco y Jaime, que fue una de las instituciones a las que le dediqué lo recaudado, otra gran parte se la entregué directamente a las familias que lo necesitaban.



COMO ARTISTA MEXICANO, ¿A DÓNDE CREES QUE VA EL ARTE EN MÉXICO?

Tenemos que esforzarnos en alzarla por las personas que no tienen voz. Es importante que el arte funja como un enlace, por eso elijo a las aves, con su canto comunican muchas cosas, entonces es importante usarlo como una herramienta.

¿EN QUÉ TE ENCUENTRAS TRABAJANDO ACTUALMENTE?

En agregarle cada vez más y más detalles a mis piezas, hoy parte de mi concentración está basada en mirar hacia dentro de mí mismo, quiero hacer mi trabajo más barroco, más introspectivo y más centrado. Estoy también organizando una exposición en París, un proyecto ambiental en México y otro en Mónaco.

TUS OBRAS SE HAN CONVERTIDO EN PIEZAS RECONOCIBLES. ¿CÓMO ES TU SENTIR RESPECTO A ESTE RECONOCIMIENTO?

Me da mucho gusto ver que cada vez firmo menos mis cuadros con mi nombre, se que lo más importante como persona es ser único, y sigo en el camino de conocerme más y más a mi mismo para poder reflejarlo en mis piezas y lograr una identidad, ahora mi próximo paso es que se vea también en mis esculturas.


¿CÓMO HA SIDO TU PROCESO DE ADAPTACIÓN DURANTE ESTOS ÚLTIMOS MESES EN CUARENTENA?

Sinceramente fácil, tengo la fortuna de poder seguir produciendo desde casa, porque vivo en mi taller, pero ha sido muy difícil tener que dejar París por un tiempo tan largo, extraño a mis amigos y extraño ser mexicano fuera de México.

¿CÓMO PLANEAS CERRAR EL AÑO?

Como dice mi dicho favorito: “si quieres hacer reír a Dios, cuéntale tus planes” y sobre todo este año, en el que todos los planes que tenía cambiaron por completo. Hoy prefiero no planear y solo dejarme ir.

¿QUÉ ES LO MÁS IMPORTANTE DEL ARTE, TANTO EN EL PROCESO DE CREAR COMO EN LA EXPERIENCIA DEL ESPECTADOR?

El sufrimiento, ojalá mi público vea el cuadro con una sonrisa y no con las lágrimas y el mezcal en el que limpio mis pinceles, ya sean de alegría o de tristeza, pero siempre ambos muy intensos.

El dolor motiva y es siempre un elemento protagónico en el trabajo de un artista y en lo que queremos compartir.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...