estilo de vida

Receta: cómo hacer el mejor pan casero
  • REGÍSTRATE
Estás leyendo: Receta: cómo hacer el mejor pan casero
Comparte esta nota

Receta: cómo hacer el mejor pan casero

FOODIES

Esta es la manera más fácil de preparar delicioso pan en casa.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Imagina poder disfrutar de pan recién horneado cada vez que quieras sin tener que salir de casa. Con esta deliciosa receta es posible y una vez dominada, será la fuente de felicidad eterna pues podrás acompañar tu propia barra de pan con los ingredientes que prefieras, incluso ir adecuando el sabor según tus gustos. Descubre aquí cómo preparar pan en casa de la mejor y más fácil manera.

Ingredientes

  • 200 ml de agua tibia (4/5 de taza)
  • 7 g de levadura de panadero seca (1/2 cda) o 21g de levadura fresca
  • 400 g de harina de fuerza o triple cero (3 tazas) también puede ser harina de trigo o de todo uso
  • 30 ml de aceite vegetal o aceite de oliva extra virgen (2 cdas)
  • 4 g de azúcar (1 cdta)
  • 7 g de sal (1 cdta repleta)
  • Un pedazo de plástico de cocina, papel film

Procedimiento

1. Comenzarás a preparar el pre-fermento; en un bowl coloca 100ml de agua tibia (con 30 segundos en el micro es suficiente), añades la levadura, dos cucharadas de la harina que hayas elegido y lo mezclas todo muy bien para dejarlo reposar entre 10 y 15 minutos.

2. En otro bowl coloca el resto de la harina y forma un hueco en medio con una cuchara que utilizarás para agregar ahí 100 ml de agua tibia, 30ml del aceite de tu preferencia, la cucharadita de azúcar y la cucharadita repleta de sal, que deberás poner por uno de los bordes del bowl. Por último, agrega en el hueco tu pre-fermento previamente preparado y reposado. Mezcla todo cuidadosamente arrastrando la harina desde los bordes. Cuando se comience a endurecer pasa a una tabla o mesa donde la mezclarás con las manos.

3. Una vez que hayas incorporado todo muy bien con la ayuda de tus manos, asegúrate de que la masa no esté ni muy seca ni pegajosa, en caso de que sí agregar agua o harina según sea el caso.

4. Comienza a amasar estirando y reincorporando la mezcla por al menos cinco minutos. Debe quedar con una textura blanda y lisa, es decir sin bultos.

5. Forma una bola con la masa y colócala en un bowl que hayas engrasado con un poco de aceite previamente para que no se pegue. Cúbrelo con plástico y déjalo reposar en un lugar cálido hasta que se duplique su tamaño (tarda aproximadamente de 1 hora a 1 hora y media).

6. Remuévela del bowl y colócala en una tabla o sobre la barra y aplana con los dedos para sacar todo el gas que se ha producido durante la fermentación.

7. Estira para darle forma de rectángulo. Dobla el extremo derecho, después el izquierdo y comienza a enrrollar de arriba hacia abajo. Pellizca los bordes para unir todo muy bien y por último, mete los dos extremos laterales hacia adentro.

8. Coloca la masa ya formada sobre un papel para hornear donde lo dejarás para que fermente. Evita que se seque colocando unas gotas de aceite y esparciendo cuidadosamente con las manos. Cubre con un plástico film pero sin apretar. Déjalo reposar en un lugar cálido por aproximadamente 45 minutos.

9. Cuando hayan pasado 40 minutos, puedes poner a pre calentar el horno (con la bandeja en la que vayas a hornear el pan adentro) a 200 grados centígrados.

10. Para los últimos detalles, esparce un poco de harina por arriba y haz cortes decorativos con un cuchillo muy afilado.

11. Mete al horno y espera alrededor de 40 minutos o cuando veas que ya está dorado por arriba.

12. Retira del horno y deja enfriar en una rejilla. Corta en rodajas con la ayuda de un cuchillo de sierra y listo, a disfrutar con tus sabores favoritos.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...