estilo de vida

Eduardo Portillo, Jeffrey Geier y Gorka Sastre cocinan los chilaquiles más ricos de Puebla
  • REGÍSTRATE
Estás leyendo: Eduardo Portillo, Jeffrey Geier y Gorka Sastre cocinan los chilaquiles más ricos de Puebla
Comparte esta nota

Eduardo Portillo, Jeffrey Geier y Gorka Sastre cocinan los chilaquiles más ricos de Puebla

Foodies

Los tres amigos se unieron para trabajar en conjunto y crear los chilaquiles más ricos de la ciudad. Además, ofrecen sabores perfectos para los food lovers.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Este es el nuevo must visit con propuestas nunca antes hechas en la ciudad. Normalmente los chilaquiles se limitan a verdes o rojos, con o sin pollo, pero ellos nos ofrecen nuevos sabores, combinaciones y texturas. Y, aunque estos son su especialidad, también cuentan con platillos originarios de España, Estados Unidos y de diferentes lugares de México.

¿Cómo se conocieron y qué relación tienen?

Lalo: En el 2014 conocí a Gorka en Miami. En ese entonces trabajábamos en The Bazaar by Jose Andrés, y éramos parte del equipo garde manger en el restaurante. Lo que nos llevó a crear un gran equipo y sobre todo una gran amistad. Después de un tiempo, regresé a vivir a México y conocí a Jeffrey, él es mi vecino, y surgió otra excelente amistad. Con Jeff comencé a practicar y a conocer el mundo del BBQ (él es un parrillero espectacular). Los tres teníamos una gran inquietud de poner un restaurante, por eso decidí presentarlos y proponerles crear este proyecto.


¿Hace cuánto tiempo comenzaron con Bodega Chilaquería?

Jeff: El proyecto se comenzó a gestar entre octubre y noviembre del 2019, que fue cuando Lalo me presentó con Gorka, comenzamos a platicar y proponer ideas. Además de empezar la búsqueda del espacio que se convertiría en nuestro local.

¿Cómo nació la idea y cómo detectaron las necesidades y deseos de los clientes?

Gorka: Lalo y yo comenzamos a platicar del proyecto y a centrar la idea del concepto. Primero surgió la idea de hacer un gastrobar, misma que no nos convenció. Después, Lalo me recordó que la primera vez que vine a México probé los chilaquiles y me encantaron, por lo que propuso abrir una chilaquería. Empezamos a hacer nuestro estudio de mercado, encontramos todas las áreas de oportunidad y ahí fue donde detonó Bodega.

¿Cuáles son los deberes de cada uno?

Jeff se encarga de la parte administrativa además, tiene mucha experiencia en servicio, siempre está al pendiente de los comensales. Gorka es el chef Ejecutivo del restaurante y se dedica a la creación de nuevos platillos. Lalo se encarga de las relaciones públicas, y junto con Gorka es el chef de Cocina.



¿Cómo aprovechan los talentos de cada uno para crear un gran equipo?

Lalo: Yo creo que todos tenemos una creatividad impresionante la cual complementamos muy bien con nuestra experiencia y madurez, además de que cada uno aporta ideas muy diferentes. Eso hace que Bodega tenga una personalidad muy específica.

¿Qué diferencia su idea y proyecto de otros?

Lalo: Hay una frase mexicana que dice “vienes hecho un chilaquil” que significa: vienes hecho un desastre, eso es lo que queremos borrar de la mente del comensal. Nuestros chilaquiles no son un desastre, son chilaquiles que están hechos con pasión, cada uno de los ingredientes de nuestras recetas está ahí para cumplir un propósito en el plato y crear nuestro perfil de sabor. Nosotros buscamos que ames los chilaquiles y que no sea un desayuno más, sino que sea una experiencia que quieras volver a vivir.

Además de chilaquiles, ¿qué más ofrecen?

Esa también es una de nuestras virtudes, los tres somos una combinación de países: España, Estados Unidos y México. Lo que nos da un abanico de opciones impresionante que podemos ofrecer en el restaurante. Hoy pueden encontrar: waffles, tortilla española, tacos de cochinita, entre otros. Una combinación curiosa, pero todo queda delicioso.


¿Qué fue lo mejor de emprender?

Aprender. Esto ha sido una aventura desde que empezamos y aprender de ello ha sido lo mejor de este viaje.

¿Cómo han canalizado los meses de pandemia?

Ha sido difícil. Creo que abrir un negocio en temporada normal era difícil, y para nosotros abrir el negocio en pandemia fue el doble de complicado, pero eso nos ha hecho aprender y buscar nuevas formas de llegar a los clientes. Te puedo decir que hoy, cada uno de nosotros, ha tocado la puerta de una casa para entregar un pedido de chilaquiles sin pena alguna y con orgullo. Además, no podemos negar que, sin la ayuda de esposa, novia, familiares y amigos, esto no sería lo mismo y estamos muy agradecidos con ellos.

¿Qué tienen planeado para este 2021?

Consolidarnos en Cholula como la opción número uno para desayunar chilaquiles, explorar nuevos sabores y combinaciones. Quién sabe, tal vez nuevos proyectos.


El consejo que darían a todos los que están por emprender:

Prepárense para una de las batallas más difíciles de su vida, y cuando la concluyan se darán cuenta que todo valió la pena. Rodéate de gente que tenga las mismas ganas que tú y crea un equipo que te dé el empuje para salir adelante. Si te salen haters, no te preocupes, vas bien. Y nunca menosprecies tu producto, nosotros hacemos chilaquiles, pero buscamos que cuando los prueben digan “son los mejores que hemos probado”.

​​

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...