Estás leyendo: Receta: Cómo hacer tu propia granola
Comparte esta nota

Receta: Cómo hacer tu propia granola

FOODIES

Fácil, versátil y con decenas de opciones para disfrutarla, así es la granola y ahora puedes hacerla en casa. ¡Descubre cómo!

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Si buscamos lo positivo entre tanto caos esta cuarentena, está el hecho de que nos da la oportunidad de probar cosas nuevas, aprender y crear nuevos hábitos. Tips de belleza como remedios para quitar las ojeras, los ejercicios que Reebok nos recomienda, nuevos tipos de dieta, superfoods para mejorar tu salud y por supuesto recetas caseras son solo algunas de las opciones. En esta ocasión nos aventuramos con una receta que te encantará pues se trata de cómo hacer tu propia granola, misma que te servirá de diversas maneras en la cocina.


Receta de granola casera

Además de ser muy sencilla, la granola hecha en casa es perfecta gracias a su versatilidad pues si no tienes algún ingrediente siempre puedes sustituirlo o incluso agregar nuevos elementos para así encontrar la combinación ideal para ti. Algo así como imprimirle tu propio estilo. Pero para comenzar con la primera prueba necesitarás lo siguiente:

Ingredientes

  • 2 tazas de avena
  • ½ taza de almendras o nueces
  • ½ taza de arándanos deshidratados
  • ¼ taza de hojuelas de coco
  • 3 cucharadas de miel orgánica
  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 1 pizca de sal de mar

Instrucciones

  1. Prende el horno y colócalo en 350ºF (176 ºC)
  2. Mezcla en un bowl la avena, las almendras o nueces y las hojuelas de coco con la sal, miel y aceite de coco. Es decir, todos los ingredientes menos los arándonos deshidratados.
  3. Coloca la mezcla en una charola para el horno con papel para hornear y déjalo en el horno entre 25 y 30 minutos.
  4. Revísala constantemente después de los 30 minutos. Sabrás que está lista cuando al revolverla se sientan los elementos secos y no pegajosos o húmedos como cuando hiciste los mezclaste en un principio.
  5. Retira del horno y déjala enfriar al menos por 45 minutos. Guárdala en un frasco de vidrio que puedas cerrar.


¡Listo! Ya tienes una deliciosa granola hecha en casa que, de forma moderada, puede integrarse en una dieta saludable. Resguárdala en la alacena y comienza a pensar en todos los platillos para los que puedes utilizarla, como por ejemplo como topping en tus bowls de desayuno, como complemento en tu fruta de snack o en tu yogurt, para hacer bites o galletas o incluso comerla sola o acompaña con leche como cualquier cereal. ¿Se te antojó?


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...