Estás leyendo: ¿Por qué incluir la leche en nuestra alimentación?
Comparte esta nota

¿Por qué incluir la leche en nuestra alimentación?

Foodies

El consumo de esta bebida nos ayudará a fortalecer el organismo gracias a su alto aporte nutricional

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

La Organización Mundial de la Salud recomienda tomar de dos a tres vasos de leche al día, pero ¿Qué la hace especial a esta simple bebida? ¿Por qué la importancia de incluirla en nuestra alimentación, y no solo en el desayuno?

En el marco del Día Mundial de la Leche, que se conmemoró este 1 de junio, Eduardo Vargas, gerente técnico para Ganado Lechero de MSD Salud Animal en México, explicó que es un alimento muy valioso desde el punto de vista nutricional y debe formar parte de una dieta equilibrada en cualquier etapa de la vida, pues es la fuente más importante de calcio biodisponible.

Además de ser un líquido que contiene vitaminas como las B2, A y D, que son esenciales para el cuerpo humano y favorece el fortalecimiento del sistema inmunológico. Por esta y otras razones, se sugiere añadir este lácteo no solo en el desayuno, sino también en el almuerzo, a la hora de la merienda o en la cena.

“Durante esta contingencia, la leche es un alimento indispensable para las familias mexicanas, pues además de proveer nutrientes esenciales, contribuye a la síntesis natural de la vitamina D, sobre todo cuando no se puede obtener directamente de la exposición solar debido al confinamiento en el que nos encontramos por la emergencia sanitaria”, dijo Eduardo Vargas.

Y es que un adecuado e importante consumo de leche desde la infancia y a lo largo de la vida, nos ayudará a mantener huesos fuertes. Además, es rica en calcio, fósforo, magnesio, hierro, vitaminas, minerales y otros nutrientes que son esenciales para gozar de buena salud.

Añadió que este producto ayuda al metabolismo, a producir energía; contribuye al crecimiento de los músculos y tejidos del cuerpo. Así mismo, mejora la función cerebral y visual; tiene propiedades antioxidantes y en la etapa adulta, reduce el riesgo de sufrir osteoporosis al contribuir a la absorción de otros minerales y aminoácidos que evitan el desgaste de huesos y órganos.

Cabe mencionar que la leche es un alimento de gran importancia no solo por sus beneficios, sino también gracias a la relevancia de la industria pecuaria para el país, pues de acuerdo con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, al tercer trimestre de 2019 México ocupó la octava posición en la producción mundial de leche bovino.


Por otra parte, MSD Salud Animal en México comparte 5 mitos y realidades que existen alrededor de esta bebida que aporta atributos nutricionales.

1. La leche no es imprescindible para el calcio y es fácilmente sustituible por otros alimentos

Aun cuando existen otros alimentos distintos a los lácteos, ricos en calcio como condimentos y especias de origen vegetal, no hay uno tan completo como la leche que contenga lactosa, vitamina D y otros péptidos bioactivos que faciliten la absorción del calcio, el cual contribuye a mejorar la calidad nutricional de la dieta.

2. Consumir lácteos engorda

La grasa que aporta la leche sirve para transportar algunas de las vitaminas que contiene (vitaminas liposolubles: A, D, E y K). El contenido de grasa de la leche es del 3.5% en leche entera, 1.8% en semidesnatada y el 0.8% en desnatada. Se puede afirmar que la leche aporta gran cantidad de nutrientes con un contenido calórico muy limitado.

3. La leche y otros productos lácteos aumentan el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares

Si bien una elevada ingesta de grasa saturada aumenta el riesgo cardiovascular, las grasas saturadas que tiene la leche en su composición, no representan un efecto negativo. Contiene ácido esteárico y oleico que disminuyen el porcentaje de colesterol sanguíneo y de ácido linoleico, además de compuestos como el calcio, proteínas y otros componentes bioactivos benéficos para la salud.

4. La leche contiene antibióticos y hormonas

Existen estándares estrictos implementados para garantizar que la leche sea segura. Se realizan pruebas al producto para detectar antibióticos en cada etapa del proceso de entrega; en la granja, antes de ser transportada y nuevamente en la planta procesadora de productos lácteos. Cada una de estas pruebas determina que la leche no contiene antibióticos ni hormonas.

5. Los intolerantes a la lactosa no pueden tomar leche ni derivados lácteos

Se ha comprobado que la mayoría de los adultos intolerantes a la lactosa toleran hasta 12g de lactosa al día en una única toma sin síntomas, lo que equivale a un vaso de leche de 250ml. Además, por su proceso de elaboración en productos como el queso o yogurt presentan poca o nula lactosa.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...