estilo de vida

7 hábitos que dañan el cerebro
  • REGÍSTRATE
Estás leyendo: 7 hábitos que dañan el cerebro
Comparte esta nota

7 hábitos que dañan el cerebro

Wellness

El neurólogo Héctor Ramón Martínez nos explica el por qué cuidar la salud del cerebro debe estar entre nuestras prioridades diarias

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Desde respirar, comer, dormir, escuchar, tocar, degustar algo, leer, escribir, cantar o bailar, hasta la capacidad de razonar, caminar, correr, entre otras funciones que realizamos en el día a día están regulados por el cerebro, uno de los órganos del cuerpo que poco prestamos atención en su cuidado.

El Dr. Héctor Ramón Martínez, director del Instituto de Neurología y Neurocirugía del Hospital Zambrano Hellion de Tec Salud, mencionó que existen diversos hábitos que lo van deteriorando, e incluso pueden ser detonantes para la aparición de enfermedades neurológicas.

“El cerebro está dividido por sectores que llamamos lóbulos y cada uno de ellos hace la siguiente función. Por ejemplo, el lóbulo frontal participa en el sector de nuestra motricidad: caminar, pararnos, etc. También depende la función de hábitos cognitivos, de aprendizaje, olfato y gusto.

“El lóbulo parietal se encarga de la sensibilidad del cuerpo. El lóbulo temporal, para la memoria, la audición, el entendimiento, etc. El lóbulo occipital es el de la vista. El cerebelo se encarga de coordinar los movimientos. Hay otros sectores que está tomando gran importancia como las neuronas espejo”, explicó.

Estas neuronas son las encargadas de imitar las acciones que inconscientemente llaman nuestra atención. Es decir, nos permiten sentir empatía, imitar a los demás, así como sentir y saber si alguien nos está mintiendo o engañado.

En este sentido, si alguna de las funciones se afectan comenzarán aparecer problemas de atención, concentración, en la memoria, alteración motora, en la coordinación visual y espacial, entre otros. Por ello, el cuidar la salud del cerebro debe estar en nuestras prioridades diarias.

“La asistencia con un neurólogo va a depender al área de urgencias de un hospital o al de una consulta. Por ejemplo, en urgencias nos hablan con frecuencia de que el paciente llegó porque tiene datos de una embolia, trombosis, hemorragia cerebral, crisis epiléptica o una situación aguda que necesita tratamiento para establecer la función del cerebro.

“En el área de consulta, acuden porque tienen dolores de cabeza muy intensos, migraña, enfermedad de Parkinson, datos compatibles con demencia de tipo Alzheimer o padecimiento de los nervios”, dijo.

Refirió que el cerebro también envejece aún cuando estamos en una edad de entre la tercera y cuarta década, esto se debe a que se va perdiendo neuronas debido a la exposición de contaminantes ya sea ambientales o sustancias tóxicas ingeridas o inhaladas. Además de traumas craneales, infecciones, alcoholismo y tabaquismo.

View this post on Instagram

I’ve been trying to make more time for meditation and quiet moments this year. It’s amazing how your brain functions after a reset. @hollaformala is a source of calmness. Her warm heart permeates the second you meet her. I feel like I can instantly take a deep, relaxed breath around her, and she comes across to me as a very open person, which is so refreshing in a world where it seems like almost everything is curated. Here’s to being authentic and true to ourselves like Alex! | ???? @kellyelainephoto | @athleta . . . @athleta_la @makerswomen @womeninphotography @womenshealthmag @selfmagazine @darling @refinery29 #womensday #meditation #quietmoments #comfortableinmyownskin @fdphotostudio #fdphotostudio #calmness @meditatemovement #fdphotostudio #dtla #fbf #brainfitness

A post shared by kelly elaine (@kellyelainephoto) on

Es por esto, que en el marco del Día Mundial del Cerebro, el neurólogo Héctor Ramón Martínez nos alerta sobre los hábitos que dañan este órgano y comparte soluciones para mejorar su calidad de vida, esto desde dos perspectivas: supervisión médica y acciones que debemos hacer como individuos.

¿Qué debe hacer el médico por el paciente?

Controlar la presión arterial, el colesterol y triglicéridos, así como el ácido úrico, el peso corporal para evitar sobrepeso u obesidad. Además de mejorar sus hábitos de sueño, monitorear que el ritmo cardiaco esté en los niveles adecuados y otras acciones que ayuden a prevenir una hemorragia o infarto cerebral.

Y nosotros, ¿cómo evitar prácticas dañinas?

1. Falta de estímulos mentales

Leer un libro, escribir, dibujar, escuchar música, buscar tocar un instrumento bien o mal, juegos de mesa en familia o en individual son algunas actividades que estimulan el cerebro aumentando la memoria, el aprendizaje y la concentración. La meditación y orar son otros hábitos que nos sugiere hacer.

2. No realizar actividad física

Se recomienda hacer ejercicio por lo menos 20 minutos, cinco veces a la semana, y de preferencia de flexibilidad, que podemos combinar con rutinas de estiramiento, esto acelerará el funcionamiento del cerebro. El Bailar también es beneficioso para su salud, además nos protege de la demencia tipo Alzheimer.

3. Malos hábitos alimenticios

Tener una alimentación apropiada es fundamental y para esto recomienda la dieta mediterránea, ya que está basada en el consumo de alimentos frescos y naturales como aceite de oliva, frutas, vegetales, legumbres, frutos secos, vinagre, pescado,  evitando productos industrializados, comidas congeladas y prefabricadas. No olvides tomar dos litros de agua al día, es esencial para la salud del cerebro.

4. No dormir bien

Un mal sueño acelera la muerte de las células cerebrales y por lo tanto nos mantiene cansados y de mal humor, así que para evitarlo, debemos dormir entre siete y ocho horas diarias para asegurar que esta parte del cuerpo descanse y pueda realizar una función extraordinaria al siguiente día.

5. Evitar fumar

El tabaco produce daños en el cerebro, pues el fumar acelera el proceso de envejecimiento y además empeora la capacidad para tomar decisiones y resolver problemas. Sin dejar de mencionar que desencadena enfermedades neurológicas.

6. Adiós al alcohol

El consumo de esta bebida puede causar daño permanente a las células del cerebro. Esto puede hacer que resulte difícil caminar, recordar o aprender cosas nuevas. Cabe destacar que la ingesta excesiva de este líquido aumenta el riesgo de un ataque cerebral.

7. Exponerse a ambientes contaminados

Aunque la contaminación ambiental no lo podemos evitar al cien por ciento, sí las sustancias tóxicas ya sea inhaladas o ingeridas, pues estas alteran zonas importantes del cerebro que son necesarias para funciones vitales.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...