25.09.2021 01:35:18
Estás leyendo: PIZZAYOLOTL
Comparte esta nota

Foodie Land

PIZZAYOLOTL

Arantxa González Berzunza

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Pensar en pizza es pensar en felicidad. Y es que a lo largo de nuestras vidas este popular platillo siempre ha estado asociado con nuestras tardes en familia, cumpleaños y reuniones con amigos, pero, al igual que nuestros amados y multifacéticos tacos, el plato estrella de la cocina italiana es tan diverso y sorprendente según el lugar, ocasión y gusto, que cometeríamos un terrible error al intentar encasillarlo en una forma particular y especifica de preparación o ingredientes que lo complementen.

La pizza es, quizá, uno de los pocos elementos gastronómicos que más se han logrado adaptar a las circunstancias particulares de la vida, atreviéndome a decir que no existe un sólo lugar de nuestro planeta que no tenga su propia versión.

Lo cierto es que como verdaderos amantes de la comida nos resulta casi una obligación moral el siempre intentar ir más allá. A sus raíces, bases y forma más tradicional posible. Específicamente con nuestra querida pizza, no existe mejor lugar para iniciar que Nápoles, Italia. Cuna histórica de una de las variedades más antiguas, famosas, deliciosas y particulares. Pero lo cierto es que, si no hay de por medio un viaje planeado a la bella Italia o la fortuna de conocer a algún maestro pizzero, el poder probar la tan exquisita pizza napolitana nos resulta casi una tarea imposible.

Con esta necesidad y motivación por disfrutar de aquellos sabores tan nostálgicos de uno de mis viajes favoritos a Italia, fue como la búsqueda de la tradicional pizza napolitana en Pachuca y una muy particular imagen en redes sociales me llevó a conocer PizzaYolotl. Pizzería delivery/pop-up de estilo napolitano con un giro de autor muy particular, a cargo de su chef y fundador, Enrique Hinojosa Fernández.

La historia


Nacida hace casi un año y con la visión, creatividad y respaldo de su creador, el chef internacional con más de 10 años de experiencia, Enrique Hinojosa Fernández, PizzaYolotl lleva a la pizza napolitana mucho más allá de lo que normalmente conocemos.

Oriundo de la Ciudad de México, pero, según sus palabras “más pachuqueño que el pulque” por su temprana llegada a nuestra ciudad, Enrique recuerda que su amor por la comida viene, como para muchos, desde su núcleo familiar. Con una abuela y tía abuela apasionadas de la cocina tradicional, siempre se sintió atraído por lo que cocinar significaba, desde ayudar a preparar y hacer tortillas, hasta trabajar la masa para el pay. Pero eso sí, siempre con gran gusto por la cocina italiana.

Al cabo de un tiempo y eligiendo, como era de esperarse, la gastronomía como carrera profesional, la cocina se volvió su día a día, llevándolo al término de sus estudios a incursionar en el ramo hotelero en diversos puntos de nuestro país como la cosmopolita Ciudad de México y el paradisiaco Caribe Mexicano. Brindándole posteriormente la oportunidad de internacionalizarse al formar parte de un restaurante de comida mexicana en la ciudad de Praga, República Checa. Esta experiencia que consolidó su profesionalización como chef le permitió reafirmar su amor por la comida mexicana y además ampliar su visión gastronómica.

Tras poco más de tres años en Europa, Enrique regresó a nuestro país, tiempo en el que conoció a Michelle, pareja y madre de su hija. Tomando la decisión de quedarse y comenzar a laborar en un restaurante de la ciudad.

Como consecuencia de una contingencia sanitaria que golpeaba cada vez más al ámbito gastronómico, terminando su paso por su antiguo empleo y con una familia de por medio, Enrique encontró en la pandemia de COVID-19 la oportunidad perfecta para emprender su propio negocio, PizzaYolotl.

Tras notar que Pachuca faltaba de opciones para disfrutar de la joya de la cocina napolitana, Enrique emprendió el viaje por lo que llamó “la mayéutica culinaria” de la pizza napolitana. Trabajando tras prueba y error lo que le daría el toque especial a PizzaYolotl al pasar por múltiples pruebas de harinas, hornos y procesos.

Enrique siempre estuvo consiente que la sazón iba más allá de la sal y la pimienta, estando seguro que la energía que le pones a las cosas es la clave para lograr un producto 100% artesanal y de gran calidad, impregnado de mucho corazón. De ahí precisamente la mezcla de culturas en el nombre, en donde la palabra yolotl, del náhuatl corazón, le dio el toque ideal a lo que buscaba: conseguir congruencia entre su espiritualidad, llevando los acentos de la mexicanidad en cada paso y transmitiendo la mezcla de culturas en cada bocado. Y por otra parte la palabra italiana pizzaiolo, que hace alusión a los maestros pizzeros y que además, fonéticamente hablando, daban un resultado perfecto. Haciendo que PizzaYolotl reflejara lo que Enrique es: un «pizzero» mexicano que pone el corazón en cada elemento.

El menú


PizzaYolotl cuenta con un menú de tintes tradicionales y toques de autoría muy marcado, en donde con una variedad inicial de 9 pizzas combina los elementos más populares como la salsa pomodoro, el pesto, la mozzarella, las carnes frías y los frescos como arúgula y albahaca, con participaciones inesperadas de semillas de girasol, miel, glaze balsámico de berries y pimientos rostizados de manera artesanal. Eso sí, siempre teniendo como protagonista estrella una base de masa tradicional con el cornicione perfecto y un muy atractivo leopard-spotting. Consecuencia de un trabajo de fermentación de 24 horas, un amasado a mano en su totalidad y una cocción cuidadosa a altas temperaturas en horno de leña o gas, según lo requiera la ocasión.

Volviendo a PizzaYolotl, por las características de su masa ligera, elástica y alveolada, la opción ideal para disfrutar de una pizza sin remordimientos, que además tiene una mezcla balanceada de grupos alimenticios y que pasa de salsas industrializadas o con conservadores, al bridar la opción para los amantes del tan necesario picante, con su versión de autoría de una salsa tipo chimichurri de chile árbol ideal para combinar con la deliciosa Meatlove de carnes frías o la Bruja del clásico pepperoni, y la de miel picante bautizada como Hot Honey que le da el toque extra a la Bianca de jamón serrano, pera, gorgonzola, mozzarella y semillas de girasol.

Los sabores de la experiencia

Con la curiosidad que trajo un menú con combinaciones que me parecieron imperdibles, la elección personal me llevó a probar lo más posible.

Inicié con la pizza Mediterránea de jamón serrano, arúgula, glaze de berries y parmesano, que sin duda junto a la Bianca de jamón serrano, pera, gorgonzola, mozzarella, semillas de girasol y miel, formaron parte de mis favoritas, al saber integrar adecuada y sutilmente los elementos frescos y crocantes, con quesos intensos y destellos de acentos dulces.

Las subsecuentes fueron la Nahui que, con su mezcla de mozzarella, queso azul, camembert y parmesano, la volvieron ideal para una cena en pareja, acompañada de un maridaje que complementó sus intensos sabores. Y la Tutti Shanti, opción vegetariana por excelencia, que con sus champiñones, pimientos rostizados y aceitunas negras me confirmó que no es necesario agregar proteínas animales para conseguir una pizza deliciosa.

Como recomendación de la casa seleccionaron la dupla a cargo de la Bruja, popular y atemporal pizza de pepperoni y mozzarella con un toque de picante y la Bellucci que con su base de pesto la vuelve ideal para darle un giro al tradicional pomodoro.

Los generales

PizzaYolotl cuenta con servicio vía delivery y pick & go, con horarios de servicio de lunes a domingo de 2 pm a 10 pm. Es ideal que realices tu pedido con al menos 45 minutos de anticipación para que recibas tus pizzas en condiciones adecuadas, pues al ser horneadas sobre una base de piedra, es importante dar el tiempo necesario para que alcance la temperatura ideal y así tu producto esté en perfectas condiciones.

De manera adicional a sus servicios diarios, PizzaYolotl cuenta con la opción de catering para reuniones o fiestas. Brindándote la oportunidad de disfrutar de los sabores napolitanos elaborados al momento en el lugar que quieras y adaptándose a las condiciones particulares de la ubicación. Contando con la opción de cocción en horno de gas o de leña. Para poder solicitar este servicio es necesario agendar tu evento con al menos dos semanas de antelación y requerir un mínimo de 12 pizzas.

Ahora que si lo que buscas es complementar un evento o darle un giro a tu negocio o servicio, PizzaYolotl ha introducido la opción pop-up como uno de sus servicios más prometedores, convirtiéndose en el plus para esas noches de antro, ferias o bazares. Teniendo como propósito principal llevar a todos lados la opción de disfrutar de una pizza napolitana recién horneada, sin importar el lugar, momento o circunstancias particulares.

El promedio estimado de consumo oscila entre los $75.00 y los $150.00 por persona, pues las pizzas tienen el tamaño perfecto para ser compartidas entre dos, pero sin problema y siguiendo la tradición napolitana, pueden ser degustadas por una sola. Además, brinda la opción de realizar pagos en efectivo y vía transferencia bancaria.

Puedes ponerte en contacto con ellos a través de sus redes sociales y teléfono.

PizzaYolotl cuenta con un perfil en redes sociales que mezcla elementos clásicos y mucho pop art, jugando con las pizzas en el día a día. Así que si además de estar al pendiente de sus nuevos lanzamientos, ubicaciones de su pop-up y disfrutar de sus sabores, quieres pasar un buen rato en Instagram o Facebook, seguirlos es un must.

Viviendo en FoodieLand,

Arantxa González Berzunza.

Instagram | @arabeerz

Facebook | @arabeerz

Twitter | @arabeerz

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...