personajes

Día de los abuelos, amor incondicional
  • REGÍSTRATE
21.10.2020 16:30:49
Estás leyendo: Día de los abuelos, amor incondicional
Comparte esta nota

Día de los abuelos, amor incondicional

PERSONAJES

Mario Cabrera y Gabriela Palacio son abuelitos de dos hermosas nietas, Lucía y Samantha Trillo, quienes nos comparten momentos inolvidables en familia y nos presumen su amor incondicional a pesar de la distancia.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Gabriela Palacio y Mario Cabrera forman una pareja alegre y divertida quienes llevan más de 20 años juntos construyendo una relación de amor, respeto y una hermosa familia integrada por sus dos hijos Gaby y Rogelio. Gaby su hija, les otorgó la dicha de convertirlos en abuelos de dos pequeñas niñas, Lucía de nueve años y Samantha de seis años, quienes actualmente radican en Aguascalientes. Por su parte Rogelio, su hijo, es diseñador gráfico y radica en Guadalajara.

“Los dos nos han devuelto con creces el esfuerzo que como papás hacemos por los hijos. Son adultos libres, responsables, sanos, independientes, autosuficientes y agradecidos”. expresó la pareja. Gaby es una abuelita joven y con mucho estilo, tiene 57 años y es secretaria ejecutiva bilingüe, Mario su esposo, tiene 65 años y es licenciado en contaduría pública, sin embargo; se han convertido en empresarios de su propio negocio, una cafetería ubicada en Metepec conocida por muchas personas como La Kasita del Kafe. Como pareja siempre han guiado su vida a través de ideales: Solo los que siguen intentando realizar sus son capaces de lograr cosas imposibles.


“Hemos llegado a una edad en que hacemos cosas que quizá antes no hubiéramos pensado, como por ejemplo, el que mi esposo me comprara una moto a pesar de estar en desacuerdo. Me fascina sentir el aire en mi rostro, me da mucha libertad”.

Algo que los motiva es vivir en plenitud el uno para el otro, principalmente con salud y armonía. “Jamás nos hemos dejado de decir te amo, lo hacemos todos los días con el corazón, yo pienso que estamos viviendo los años dorados de nuestras vidas, hacemos lo que nos gusta, sin horarios ni prisas”, comentó Gaby. La Kasita del Kafe es un negocio que han trabajado y construido juntos, manteniéndose activos. Mario es la cabeza administrativa y financiera del negocio y Gaby es el corazón, juntos han hecho una mancuerna de éxito en su proyecto al cual le dedican unas cuantas horas por la mañana ya que el resto del día lo ocupan para estar juntos.

“Comemos en casa, nos distraemos, descansamos, nos gusta ver la televisión juntos y realizar actividades para equilibrar el trabajo y el descanso”. Algo que los une como pareja es su gusto por la música rock de los años 60 y 70, en particular disfrutan de grupos como Dionne Warwick, Roberta Flack, Eagles, Glenn Grey, Paul McCartney, los Beatles, Gladys Knight, James Taylor, Tears for Tears, Bee Gees, Carpenters, entre otros.


Gaby también disfruta jugar juegos de mesa. “Rio mucho jugando Parchis con mis hermanas Paty y Mery”. Para esta pareja su experiencia de ser abuelos ha sido una manifestación de diversos sentimientos, en primer lugar de inmensa felicidad, una enorme ilusión y un infinito agradecimiento. Ellos se consideran unos abuelos exageradamente consentidores. Ellos consideran que lo más bonito de ser abuelos es amar a sus nietas sin sentir la responsabilidad de educar, solo de consentirlas y nada más. “Son muy pocos los momentos con ellas, así que los aprovechamos al máximo, por ahí escuché: abuela bienvenida a la maternidad irresponsable y justo así es”.

Para ellos sus nietas son magia, ya que tienen el poder de sacar al niño que llevan dentro, de curar sus tristezas, preocupaciones y dolores, el poder de hacerlos sentir importantes dándoles vida y para darse cuenta de que su paso por la vida valió la pena. Este año, su festejo del día del abuelo será diferente, “Ha sido un año histórico, doloroso, y difícil para todos, el destino nos cambió los planes y nos hizo parar”.


Sus nietas viven en Aguascalientes y por la cuestión de la pandemia tendrán que festejar a la distancia. “Solo hablaremos con ellas por teléfono y nos mandaremos muchos besos. Mi esposo y yo trabajaremos por la mañana y después comeremos algo rico en casa, abriremos una botella de vino, escucharemos música y brindaremos por estar juntos”.

Por último queremos decirles a nuestros hijos Gaby y Roy que los amamos con todo nuestro corazón, nos han compensado cada uno de nuestros esfuerzos como papás. A Lucia y Samy queremos decirles que estos abuelos siempre estaremos para ustedes, las amamos y no duden siempre en buscarnos. Nuestro corazón es suyo, expresó la pareja.

​​

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...