personajes

Estefanía Osornio, boda de ensueño
  • REGÍSTRATE
24.10.2020 14:59:20
Estás leyendo: Estefanía Osornio, boda de ensueño
Comparte esta nota

Estefanía Osornio, boda de ensueño

PERSONAJES

La guapa novia que acaba de vivir la experiencia de llegar al altar, nos comparte algunas recomendaciones para aquellas parejas que están a punto de dar el gran paso.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Una mujer soñadora, honesta y muy profesional, así es Estefanía Osornio Jiménez, una joven de 28 años originaria de Toluca, quien actualmente se dedica a la docencia en la Universidad Autónoma del Estado de México impartiendo clases a nivel licenciatura en la carrera de Mercadotecnia. Sus estudios profesionales los enfocó a la creación y desarrollo de empresas así como su maestría en Marketing y Publicidad. Actualmente una de sus más grandes pasiones es impactar positivamente en la vida de las personas, ella busca hacerlo a través del asesoramiento integral de una alimentación saludable, generar hábitos de ejercicio y de rutinas espirituales.


“Me gusta mucho cuando las personas me dicen que están haciendo lo que les recomendé, porque los pequeños cambios son los que al final hacen que se convierta en los más grandes cambios”.


Fany en diciembre de 2019 contrajo matrimonio en Jardines de México en el estado de Morelos, con su ahora esposo Ricardo Valdes Bores, un joven servidor público de 38 años. Su historia de amor fue única y llena de complicidad pues Ricardo se enamoró de Fany principalmente por su forma de ser. Su relación se fue alimentando día con día a través de los pequeños detalles y al cumplir un año de relación tomó la decisión más importante de su vida al querer formalizar con ella su compromiso, entregándole el anillo en una emotiva cena. “La verdad yo nunca había estado tan enamorada como lo estoy de él, sabía que eso era una señal para dar ese paso tan importante, obviamente él es súper lindo, caballeroso, trabajador, honesto y toda esa suma de cualidades son las que me ayudaron a tomar la decisión sin dudarlo”.


Organizar una boda requiere tiempo y mucha dedicación para que todo salga bien, este fue uno de los elementos clave para que pudiéramos llevar con éxito nuestro día especial, así como el trabajo y el apoyo de mi pareja y de nuestro coordinador de bodas Gerardo Ramírez, comentó Fany.


 “Ricardo es muy organizado el llevaba todo el control de la logística y de los invitados, yo me dediqué a elegir a cada uno de los proveedores”. Sin embargo; ella considera que uno de los errores que tuvieron fue aferrarse en buscar la perfección en la organización e involucrarse de lleno en cada detalle. “Nos costó mucho trabajo entender esa parte, queríamos que todo fuera perfecto y eso no es posible, nos dimos cuenta de que realmente lo más importante es disfrutar cada minuto y hacer de ese día un momento muy especial”.


Ella piensa que el apoyo de ambas familias siempre fue muy importante, el involucrarse de forma proactiva sin ser invasivos. Estamos muy agradecidos con todos porque sin ellos no hubiera sido igual, en especial con mi papá que es un sol, expresó. Por otro lado el vestido es uno de los accesorios de gran importancia para toda mujer, es por eso que la elección debe ser muy acertada. Fany tenía claro que quería lucir un vestido acorde a su estilo y sus gustos por lo que tardó un tiempo en encontrarlo, sin embargo nunca se imaginó que el último sería el que ella elegiría, un vestido europeo de una marca exclusiva, sencillo, bonito y de corte sirena el cual le favorecía completamente a su figura. “Siempre se me hizo un vestido muy elegante”. Mi recomendación para aquellas novias que están a punto de casarse es que vayan a buscar su vestido acompañadas ya sea de su mamá, su hermana o su mejor amiga, ellas siempre te van a decir la verdad de cómo luces con él, expresó.


Fany considera que vivir la experiencia de casarse es una sensación única que se vive en muy poco tiempo por lo que se debe disfrutar al máximo y no permitir que haya estrés. “Los nervios me sobrellevaron, baje mucho de peso y quería que todo saliera perfecto. La realidad es que creo que en una boda siempre habrá pequeños errores de los cuales solo los novios se van a dar cuenta, entonces hay que fluir, pensar que todo va a salir bien y hacer tu parte hasta donde se pueda”. Parte de su rutina de cuidados para llegar al gran día consistieron entre otras cosas en la realización de Pilates a través del entrenamiento Barre, acudir con una dermatóloga especialista para ayudarla a hidratar y cuidar de su piel y el lavado de su rostro durante todas las noches para evitar la salida de imperfecciones.

Finalmente Fany les recomienda a todas aquellas parejas que están por casarse que disfruten mucho su tiempo como novios, que si la pandemia atrasó sus planes no se desesperen ya que podrán vivir la experiencia de ese gran día y que siempre tengan mucha comunicación antes, durante y después de la boda.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...