sociedad

Cuatro mujeres a seguir en el mundo culinario
  • REGÍSTRATE
Estás leyendo: Cuatro mujeres a seguir en el mundo culinario
Comparte esta nota

Cuatro mujeres a seguir en el mundo culinario

SOCIEDAD MONTERREY

Conoce parte de la vida de estas mujeres que día a día demuestran su talento, pasión y profesionalismo en la cocina.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Sonya Garza Rapport de Santos, Celina Garza Rivero, Verónica Garza y Olga Zambrano son reconocidas por sus grandes aportaciones a la gastronomía, las cuales difunden a través de sus redes sociales, blogs, libros, programas televisivos, talleres y clases. Ellas nos platican sus historias y sabores favoritos en la cocina.

SONYA GARZA RAPPORT DE SANTOS

Reconocida tanto en el ámbito cultural como gastronómico, Sonya declama, canta, actúa, escribe y, sobre todo, ama cocinar.


Su pasión por la gastronomía fue heredada por sus abuelos. “En casa, de niñas nos regalaban muñecas y tacitas de té, a mamá le gustaba mucho cocinar y nos hacía de todo, esa fue una forma de darnos amor. Además, de mi abuelo ruso-americano aprendí a preparar hot cakes y waffles con miel de maple, betabel con crema agria y blintz dulces, recuerdo que a los seis años comí helado de vainilla con coca y creí que era el inventor; de mi abuela proveniente del noreste hacía hojarascas, turcos, dulce de frijol, asado de puerco y vinagre”, platicó.

Sonya ha tomado cursos con Cecilia Pérez de Sada, en París con Alain Ducasse y en Estados Unidos con Gloria Hinojosa, y eso la ha ayudado mucho para la preparación de alimentos y poder sobresalir como chef, desarrollar gustos por especies exóticas y probar todo.

“Cuando cocino me gusta mostrar la creatividad ante todo, desde cómo servir los platos, poner la mesa, combinar verduras y frutas, escoger el color del mantel y, lo más importante, el sabor del platillo". 

Comentó que le gusta sorprender a su familia con nuevos platillos como tortilla de patata, sauerkraut con salchichas alemanas y pescado con alcachofas, receta que trajo de Haití, porque considera que si algo se valora en cualquier hogar es la cocina. "Es allí donde existe el placer más grande, es la hora en que la familia se reúne y cuenta sus logros", mencionó.

Señaló también que siempre que viaja trae grabada en su mente olores, colores y sabores, pensando qué especie añadirle o de qué forma servir su nuevo platillo, según la historia del mismo, porque llenarse de conocimientos y actividades relacionadas con ingredientes, recetas y técnicas son elementales como escritora. Por lo mismo aconseja a las personas que ven esto como proyecto de vida, que experimenten, que prueben platillos de diversas partes del mundo y se preparen.

CELINA GARZA RIVERO

Desde pequeña demostró su interés por la cocina, sin embargo, egresó de la carrera de Diseño de Interiores en Arte A.C., y otra de sus profesiones que le hubiera gustado estudiar fue la de médico.


Sobre su faceta de chef, nos platicó que la inició hace ocho años al dar clases de cocina, desde entonces estudió cursos de verano en el Cordon Bleu, de París Francia y el Basque Culinary Center, de San Sebastián, España. “Desde niña me divertía mucho meterme a la cocina, mi papá decía que era la mejor cocinera y me la creí. A los cuatro años les hacía postres y mi mamá recuerda que a esa edad le llevé un melón partido y bien decorado, además, me gustaba mucho ver recetarios y revistas de cocina y creo que logré sobresalir en esto por detallista, paciente y creativa, lo aplico desde que diseño un platillo, pienso en colores, texturas, me imagino cómo será la mejor manera de emplatarlo para que se vea lindo y para que sea verdaderamente bueno cuido de su sabor, por eso nunca faltan en mi cocina los ingredientes básicos como lo son aceite de oliva, mantequilla, manteca de puerco, ajo, tomate, cebolla, sal, pimienta recién molida, hierbas de olor, cilantro, perejil, albahaca, orégano y tomillo". 

"Siempre que cocino me concentro, porque siento que es la mejor meditación, te abstraes de todo y solo te enfocas en la preparación y cómo vas a presentar tu platillo”.

Agregó que gracias a la cocina ha aprendido los valores de la perseverancia, paciencia y además el darse cuenta de que si le pones ganas, todo saldrá muy bien. Otra de las satisfacciones que le ha dejado su oficio es como mujer el sentirse empoderada, fuerte, autosuficiente y haber logrado transmitir todo esto a sus alumnas para que ellas, a su vez, se sientan igual porque el premio más grande es haber sido puente para muchas personas a través de la cocina. También agradece el apoyo de su familia que se siente orgullosa por verla realizada y feliz con su carrera de chef.

VERÓNICA GARZA

Estudió Administración de Empresas en el Tec de Monterrey y su amor por la cocina nació por trabajar en negocios de giro alimenticio como pastelerías, restaurantes y cocinas empresariales.


Verónica, además de impartir clases, talleres y programas, actualmente tiene su canal Cocinar y Gozar con el que ha sabido conectar con la gente que ama la cocina. “Cuando me casé, me fui a vivir a San Francisco, California por un par de años y allá encontré mi pasión por la gastronomía al conocer por primera vez la comida japonesa, china, india y tailandesa, fue ahí donde desarrollé mi interés por el origen y la preparación de los alimentos, además, empecé a cocinar desde joven viendo a mi mamá y a mi abuelo al convivir alrededor de una mesa disfrutando de lo creado en casa, porque la familia ha sido un gran apoyo en mi vida al cocinar junto a mí, al preguntar la historia de un platillo, al ayudar en grabaciones, compartir mis videos, dar ideas para colaboraciones, todos son parte de mi carrera y agradezco su cariño y empatía”, compartió.


Expresó que, como chef, lo más importante es encontrar un propósito de vida, practicar los valores de la tolerancia, paciencia y sacar la creatividad; asegura que los platillos tradicionales conservan el sabor mexicano utilizando ingredientes que hoy en día son novedosos. “La historia detrás del platillo y la compañía con quien lo disfrutas es lo más interesante, cada plato tiene un porqué fue hecho, un método de preparación, un proceso y conocimiento", dijo. 

"Cuando cocino pienso en el paso a paso como un reto, ya que minutos de más o de menos, sazonar con más o menos especias, todo es un proceso meticuloso que puede hacer que un resultado cambie en cuestión de segundos".

 Confesó que su proyecto de vida fue hacer algo que estuviera ligado con la gente que la rodea y su comunidad, como lo es Cocinar y Gozar. "Gracias a eso he recibido varios reconocimientos, tales como Mejor Vendedora en Thermomix, y además YouTube me dio un premio por pasar los 100 mil suscriptores en mi canal. También me siento feliz cuando las personas me dicen que cocinan mis recetas y les encanta el resultado, y más orgullosa de generar contenido a través de Facebook, Instagram y YouTube, porque colabora con marcas, distribuye productos y próximamente lanzará su marca propia. Mi reto siguiente será sacar mi libro para compartir mis conocimientos, esto me deja muchas satisfacciones, grandes amistades y aprendizaje”, concluyó.

OLGA ZAMBRANO

Egresada del Tec de Monterrey y Periodismo en la Universidad de Navarra, en España, su carrera como chef la inició hace 12 años cuando cocinaba y publicaba sus recetas en Facebook.


Gracias a que la gente le solicitaba recetas, ella impartió clases y al poco tiempo la demanda creció, así que dio paso a las asesorías para restaurantes y empresas gastronómicas en diseño de platillos, entrenamientos a cocineros y chefs. “Cocinar siempre me ha gustado porque me encanta recibir gente en mi casa, preparar botanas y pastas, armar platillos de acuerdo a sabores o ingredientes que tenga a la mano. A los 48 años de edad, después de varios cambios en mi vida empecé a cocinar como terapia y me di cuenta que gozaba. 

"Decidí tomar diplomados e hice mi primer curso de panadería europea, desde entonces se convirtió en mi pasión y profesión de vida, estaba abierta a experimentar y probar de todo para desarrollar mejor el paladar". 

Olga aseguró que cuando cocina se relaja. "Para mí es un desestrés natural al sacar la creatividad que empieza, desde diseñar el platillo y las recetas, ya que al entrar a la cocina estoy pensando en ingredientes, texturas, sabores y colores, todo es un proceso creativo y la última pincelada es presentar el plato. Lo importante es el equilibrio de sabores, colores, texturas, todo hecho con buen humor y así sorprender a la familia”, destacó.


Agregó que todos en la familia cocinan y lo disfrutan, pero ella únicamente se dedica profesionalmente, agradece sus opiniones y recomendaciones, y además está muy satisfecha con los resultados. Es embajadora de la marca de Grill y esto la ha llevado a cocinar en Estados Unidos y México, sin olvidar que ha sido invitada a programas de televisión y restaurantes a cocinar, dar cursos y conferencias en lugares y con personas que jamás imaginó, así como también el haber conocido y aprendido de colegas famosos. 

"Este es el regalo más grande, me dedico a algo que amo y es mi pasión de vida, también he logrado representar a México en un evento internacional en dos ocasiones, diseñar concepto, recetas y platillos, entrenar a cocineros y chefs de un restaurante muy importante de la frontera norte, compartir mis conocimientos y experiencias a través de mi blog de cocina @olgazambranokitchen y pronto saldrá mi primer libro de cocina. Estoy feliz, es un deleite y toda una responsabilidad porque la gente que me sigue espera cosas diferentes, esto es muy motivante y un desafío diario, aquí aplico los valores de organización, paciencia, creatividad y gracias a la cocina me puedo expresar y crear, conocer gente, aprender y tener mayores retos”, finalizó.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...