personajes

Carolina Herrera, la dama de la elegancia y la sofisticación
  • REGÍSTRATE
01.12.2020 20:53:13
Estás leyendo: Carolina Herrera, la dama de la elegancia y la sofisticación
Comparte esta nota

Carolina Herrera, la dama de la elegancia y la sofisticación

PERSONAJES

La diseñadora de origen venezolano se ha convertido en la mujer latina más influyente de la moda, gracias a que ha sabido descifrar las necesidades de elegancia y estilo de mujeres y hombres del mundo

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Carolina Herrera es hoy por hoy, a sus 81 años de edad, una gran figura de la moda internacional, con numerosos reconocimientos. Con el clásico y sofisticado estilo que la caracterizan, se ha convertido en una representante de la mujer latina en la industria y es considerada como la diseñadora de modas hispana más reconocida a nivel mundial.

SUS ORÍGENES

Carolina Herrera 1

María Carolina Josefina Pacanins Niño nació en Caracas, Venezuela en 1939, hija del comandante Guillermo Pacanins, aviador y gobernador de Caracas entre 1950 y 1958, y María Cristina Niño Passios. Vivió con los lineamientos de una familia acomodada, acostumbrada a las fiestas y las galas. Carolina practicó tenis, montaba a caballo y creció rodeada de mujeres que le transmitieron el gusto por el buen vestir: su madre y abuela. Relata que desde niña acostumbraba vestir alta costura y pasaba los días diseñando ropa para muñecas, mientras que en su adolescencia, fue la creadora de los vestidos de todas sus amistades. A los 13 años de edad, su abuela la llevó a un desfile de Balenciaga, con el que quedó encantada.

Se casó por primera ocasión a los 18 años de edad con Guillermo Behrens Tello y tuvo con él a sus primeras dos hijas, Ana Luisa y Mercedes. Tras un escandaloso divorcio, en 1969 contrajo nupcias con el aristócrata venezolano Reinaldo Herrera, de quien tomó su apellido, ganando el título de marquesa consorte de Torre Casa. En aquel momento, Reinaldo era presentador de televisión y editor de la revista Vanity Fair. Con él procreó dos hijas, Carolina Adriana y Patricia Cristina.

En 1965 trabajó seis meses como publicista para Emilio Pucci, en su boutique en Caracas. Y a los 32 años de edad, en 1971, ya aparecía en la lista de las mujeres mejor vestidas del mundo.

Apoyada por su esposo y por una vieja amiga de la familia, Diana Vreeland, editora icono de la revista Vogue, Carolina pasó a sus 42 años de ser una ama de casa de tiempo completo a una creativa y empresaria que dedicaba 12 horas de trabajo al día. Sin saber coser o pegar un botón, lanzó su primera colección en Caracas, donde sus prendas llamaron tanto la atención de las damas de sociedad que la convirtieron en el nuevo descubrimiento de la moda del momento.

Reconocida internacionalmente, la socialité fijó su residencia a Nueva York, donde fundó su propia casa de modas en 1981, donde Carolina se identificó con el lujo y la calidad. En ese mismo año presentó su colección en el Metropolitan Club de Manhattan, donde la primera fila del desfile la ocupaban figuras como Andy Warhol, Bianca Jagger, Jerry Zipkin, entre otros amigos cercanos de la diseñadora. Desde su primera colección, ha contado con la aprobación y admiración del público y sus diseños han sido vestidos por reconocidas celebridades.


ÉXITO ROTUNDO

Carolina Herrera 2

Tal fue su éxito, que en 1982 ya vestía a la princesa Isabel de Yugoslavia, a la duquesa de feria, la condesa Consuelo Crespi, a la reina Isabel II del Reino Unido, Ivana Trump, Nancy Reagan y, por 12 años, vistió a Jaqueline Kennedy Onassis, quien se convirtió en su amiga. Sobre ella, la diseñadora venezolana ha comentado: "Siempre sabía lo que le quedaba bien, como mujer, interiormente, era cultivadísima, con un sentido de la historia increíble. Ella no era solamente moda, era todo". También Michelle Obama, quien fuera primera dama de Estados Unidos, llevó uno de sus diseños en una ocasión y Hillary Clinton es una de sus más fervientes fanáticas.

Igualmente, a través de la compañía española de moda y perfumería Puig, Herrera también ha dedicado sus esfuerzos al mundo de la perfumería, siendo Carolina Adriana, la tercera de sus cuatro hijas, su más estrecha colaboradora en este rubro y ha sido la imagen de varios de sus perfumes, que suman más de 60.

Como creadora, Herrera ha sabido interpretar los gustos y necesidades de las mujeres amantes del lujo y la elegancia, alejándose de los excesos, por lo que ha llegado a ser nombrada en numerosas ocasiones como la dama de la elegancia y la sofisticación.

La camisa blanca ha sido el distintivo de su imagen, se ha convertido en parte de su personaje y ha inspirado las creaciones de su marca. La diseñadora considera esta pieza como la prenda esencial en el clóset, con la que ella misma creció y aprendió a adaptar a diferentes situaciones.


GRAN VISIONARIA

Carolina Herrera 3

Como empresaria, Carolina Herrera ha logrado construir una firma sólida que cuenta con 50 boutiques y líneas de distribución en 280 centros comerciales en 104 países.

Esta mujer, que impregna su gran estilo a cada diseño, se declara sencilla, amante de su familia y una gran ama de casa.

En una ocasión, la dama de la elegancia dijo a la revista Vogue que la mejor forma de encontrar inspiración "es tener los ojos abiertos".

Sus diseños resaltan la feminidad, pues han sido inspirados en su propia historia e identidad. La marca se caracteriza por vestidos en colores vivos, hoy bajo la dirección creativa de Wes Gordon. Las cinturas ajustadas y hombros amplios predominan en sus colecciones, además de las insignes faldas largas de cintura alta que la misma Carolina Herrera ha hecho parte de su outfit. La línea ready-to-wear de la marca se ha distinguido por sus polos y camisería, en esta también destacan los accesorios y marroquinería.

Uno de los fuertes de la marca es su línea de novias, cuyos diseños llamaron la atención de mujeres como Caroline Kennedy, quien diseñó junto a Carolina el vestido de su boda. Jessica Simpson y Olivia Palermo son algunas de las celebridades que lucieron diseños de la firma en sus bodas. Las creaciones para novias de Herrera fueron incluso llevadas al cine por Kristen Stewart, en la saga Crepúsculo.

Finalmente, cuando se le cuestiona a la diseñadora sobre la elegancia, ella no duda en contestar que: "No está definida únicamente por la ropa que usas. La elegancia está en cómo te mueves, cómo hablas, lo que lees".


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...