personajes

"Un año como enfermera en la pandemia me dio estrés postraumático... y viene otra ola"
  • REGÍSTRATE
27.09.2021 19:38:33
Estás leyendo: "Un año como enfermera en la pandemia me dio estrés postraumático... y viene otra ola"
Comparte esta nota

"Un año como enfermera en la pandemia me dio estrés postraumático... y viene otra ola"

Personajes

"Es fácil llamarnos héroes, pero mucho más difícil entender lo que enfrentamos todos los días"

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

A medida que suben los contagios de covid-19 en nuestro país, es muy fácil pensar en los números, las muertes y lo difícil que ha sido la pandemia desde el 2020. Sin embargo, muy pocos toman en cuenta a las personas que, desde hace más de un año, no han tenido casi ningún descanso desde que inició la primera ola del SARS-CoV-2 al mundo. Y sí, me refiero a los médicos, enfermeros y trabajadores de la salud que han estado en primera línea de la lucha durante la pandemia.

Historias hay en cada hospital, en cada zona del país y del mundo, y es verdaderamente un orgullo ver cómo estos trabajadores se han entregado con tanta compasión, valentía y coraje en su participación como respuesta a este extraordinario evento, pero no todo ha sido fácil. Hemos perdido a muchos médicos y enfermeros, y muchos otros han alzado la voz para que el mundo entero los oiga.

Este año se estrenó un hermoso libro llamado "El año de la enfermera: Memorias de la pandemia de covid-19 en 2020", por Cassandra Alexandra, quien trabajó como enfermera en la zona covid en Estados Unidos, y decidió hablar de lo malo y lo feo que vivió durante ese año.

"Es difícil admitir que necesitas ayuda cuando el concepto de ti misma gira en torno a ser fuerte para los demás: evaluar a los pacientes críticos rápidamente, tomar decisiones de vida o muerte y comunicarse de manera efectiva con personas por teléfono que pueden haber experimentado el peor día de su vida... pero para ti es un simple martes", dice en su libro.

Millones de enfermeros y médicos son explotados en gran parte del mundo. Sus trabajos pueden ser muy demandantes, emocionalmente exhaustivos y físicamente laboriosos. El trastorno de estrés postraumático era alto ANTES de la pandemia, "y garantizo que es más alto ahora, porque me sucedió a mi".

"No pienso que la mayoría de los americanos se den cuenta de lo que nos pidieron a los enfermeros el año pasado. Era fácil llamarnos héroes, pero mucho más difícil entender a lo que nos enfrentábamos junto a las camas. Ser enfermero en tiempos de covid, en ese entonces y ahora, a medida que continua, es ser forzado a ser testigo de una cabalgata de tragedias evitables. Las personas que mueren de covid mueren de las peores muertes imaginables. (Yo solía ser enfermera especializada en quemados, así que comprenda que cuando digo que eso significa algo). La mayoría de los estadounidenses nunca entenderán lo que es mirar a alguien a los ojos mientras jadean con creciente terror, obligados a elegir entre hablar por teléfono con un ser querido que saben que tal vez nunca volverán a ver y respirar lo suficiente para sobrevivir. Escuchar a sus seres queridos distantes gritar por FaceTime, tratando de decirle a su paciente que los ama mientras mueren."

"¿Cómo te sentirías si te vieras obligado a ver esto todos los días durante un máximo de 16 horas? ¿Cada turno tuyo, en el transcurso de un año entero?"

Alexandra menciona que debes tener un cierto tipo de valentía para entrar al sistema de salud. Porque las consecuencias de cualquier error pueden ser tan graves, que es difícil admitirlas: "Y porque queremos pensar que somos infalibles, es difícil reconocer las señales cuando no lo somos".

México, ha sido reconocido como el país con más personal médico muerto a causa de la pandemia, según un reporte de Amnistía Internacional. Pero si fuéramos a pensar en los que siguen vivos, seguro muchos terminarían con un mal estado de salud, sea físico o mental.

"Me rompí en el trabajo a finales de abril, en medio de mi turno. Le dije a mis amigos más cercanos que quería morir, empecé a llorar, y no me detuve por 3 semanas. Tuvieron que darme de baja temporal y fui diagnosticada con trastorno de estrés postraumático."

Meses después, se registraron casi 3 mil decesos entre el personal sanitario mexicano, duplicando la del segundo lugar, ocupado por Estados Unidos, con mil 300 defunciones.

"Todas las enfermeras en este momento están mirando hacia abajo este verano y este otoño como si tuvieran una pistola en la cabeza. Todos nuestros hospitales están viendo un aumento de los casos de covid y, con la rara excepción de los pacientes inmunológicamente comprometidos para quienes las vacunas son menos efectivas, ninguna de estas muertes tuvieron que ocurrir. Cada uno de nosotros se ve obligado a ser siervo de atrocidades. ¿Y para qué? ¿Por qué?"

"Merecen lo mejor de nosotros, pero aquí estoy para decirles que no tenemos mucho más que dar. Así que, por favor, cambien. Mejoren. Vacúnense. Usen cubrebocas. Díganle a sus vecinos que usen cubrebocas. Ayúdenos en esta ocasión, o ya no estaremos ahí", concluye.

Alexandra también mencionó que, a comparación de una guerra, el personal médico tuvo que combatir un enemigo invisible, sin los recursos, ni la energía suficiente. Y es con este gran ensayo que busca salvar vidas de otra manera (incluyendo la suya), después de un evento que sin duda ha cambiado al mundo por completo.

Y tú, ¿nos estás cuidando a todos?


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...