10.08.2020 03:27:34
Estás leyendo: Suicidio, asesinato o accidente: ¿De qué murió Marilyn Monroe?
Comparte esta nota

Suicidio, asesinato o accidente: ¿De qué murió Marilyn Monroe?

Personajes

Desde su muerte, Marilyn Monroe ha sido objeto de muchas teorías de conspiración, ¿alguna será verdadera?

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Todos reconocemos a Marilyn Monroe por su sonrisa coqueta y vestido blanco. Sabemos que fue actriz, cantante e ícono de la moda, pero ¿qué pasó con ella después de llegar a la fama? Su muerte ha sido objeto de una serie de teorías de conspiración. Aunque se cree que fue suicidio, hay otras razones para creer que tal vez fue asesinada.

Antes de su muerte, Marilyn estaba bajo una observación muy cuidadosa por parte de su psiquiatra Ralph Greenson, debido a una depresión severa y un historial de abuso de sustancias. De hecho, Greenson le había recetado barbitúricos para su depresión.

En agosto de 1962, Marilyn Monroe estaba tratando de arreglar su vida. Acababa de comprar su primera casa en el barrio Brentwood de California, salió en la portada de la revista Life y acababa de ser contratada de nuevo en la película "Somethings Got to Give”.

Pero en otros sentidos, parecía el momento más sombrío para la modelo, estrella de Hollywood. Se había divorciado de su tercer esposo, el dramaturgo Arthur Miller, el año anterior, había rumores sobre una supuesta aventura entre ella y el presidente John F. Kennedy, y su apariencia normalmente perfecta había empezado a verse dañada.

El 6 de agosto de 1962, Monroe fue encontrada muerta en su casa en 12305 Fifth Helena Drive, se estima que murió entre 6 y 8 horas antes el 5 de agosto. Tenía un auricular en la mano y estaba acostada boca abajo sin ropa puesta. A su lado había un frasco de pastillas vacío que contenía 50 cápsulas de Nembutal, un medicamento que a menudo se usaba como somnífero.

Si bien su muerte a la edad de 36 años se consideró un suicidio probable, todavía abundan las teorías sobre lo que realmente pudo haberla llevado a la muerte en sus últimos días.


La vida amorosa de Monroe

A pesar de ser conocida como uno de los mejores símbolos sexuales de la cultura pop, la vida personal de Monroe estuvo plagada de drama.

Nacida como Norma Jeane Mortenson el 1 de junio de 1926 en Los Ángeles, Monroe fue arrastrada entre orfanatos y hogares de acogida durante toda su infancia. Tenía solo 16 años cuando se casó con James Dougherty, de 1942 a 1946, y luego se casó con la leyenda del béisbol Joe DiMaggio en 1954, y finalmente con Miller de 1956 a 1961.

Fue su matrimonio con Miller el que duró más. Durante ese período, había sufrido varios abortos espontáneos y, a veces, se culpaba a sí misma por su uso de drogas y alcohol.

Un año después de su divorcio, en marzo de 1962, Monroe se reunió con JFK en una fiesta de Palm Springs en la casa de Bing Crosby, donde hizo su famosa aparición pública en una recaudación de fondos demócrata el 19 de mayo de 1962. Ahí fue donde Monroe cantó su sensual presentación de "Happy birthday, Mr. President”.

JFK respondió feliz a la actuación diciendo: "Ahora puedo retirarme de la política después de que me cantara‘ Feliz cumpleaños’ de una manera tan dulce y saludable". Pero 3 meses después, Marilyn ya no estaría presente.

Si bien los expertos discuten que el divorcio con Miller y los rumores con JFK pudieron haber tenido un gran impacto en el estado mental de Monroe, otros factores en su vida también la llevaron a descontrolarse totalmente.


Su carrera cuesta abajo

Después de una serie de decepciones en taquilla con “Let's Make Love” de 1960 y “The Misfits” de 1961, Monroe comenzó a sentir los efectos de su estrellato menguante. No conforme con eso, la forma en que se manejó en el set de “Something’s Got to Give” de 1962, la hizo ser despedida el 20 de junio de 1962 por 20th Century-Fox Studios.

El estudio de cine dijo que sus constantes demoras le habían costado a la producción $2 millones y la demandaron por $500 mil. "La administración es lo que está mal en el negocio", había dicho Monroe, según el New York Times. “Culpar a las estrellas de los problemas de Hollywood es una estupidez. Estos ejecutivos no deberían golpear sus activos ".

La batalla pública había dañado su reputación, pero Monroe sabía lo que tenía que hacer y se estaba preparando para cambiar las cosas. Había aparecido en portadas de prestigiosas revistas como Life y Paris Match, y negoció con los estudios para ser contratada nuevamente en “Something's Got to Give”, regresando a trabajar ese mismo lunes. Según los informes, también estaba haciendo planes para dar una conferencia de prensa en los próximos días.

Parecía que todo iba por buen camino, pero el daño ya estaba hecho.

Monroe buscó ayuda psiquiátrica

La problemática educación de Monroe, mezclada con las presiones de la fama, la persiguió durante toda su vida. Algunas de sus citas más famosas aluden a los demonios que se arremolinaban en su mente: "Ser un símbolo sexual es una carga pesada, especialmente cuando uno está cansado, herido y desconcertado", "Hollywood es un lugar donde te pagarán $1,000 por un beso y 50 centavos por tu alma "y" Si cierro los ojos y pienso en Hollywood, todo lo que veo es una gran vena varicosa ".

Su madre biológica había pasado gran parte de su vida en clínicas psiquiátricas, y Monroe estaba decidida a no seguir el mismo camino. En 1961, se registró en la clínica psiquiátrica de Payne Whitney, pero quedó aún más traumatizada al encontrarse encerrada en una celda acolchada.

En el momento de su muerte, estaba buscando ayuda del psiquiatra Dr. Ralph Greenson. De hecho, alrededor de las 5:15 pm del sábado antes de su muerte, había hablado con Greenson durante aproximadamente una hora por teléfono y "le decía que fuera a dar un paseo cuando se quejaba de que no podía dormir", informó la policía.

El frasco de pastillas vacío a su lado era de una receta que le habían dado unos días antes, y se suponía que debía tomar una por noche, dijo el Dr. Hyman Engelberg. También se encontraron en el soporte de la cama otras 12 a 15 botellas de medicamentos.

Su ama de llaves, Eunice Murray, había visto a Monroe dirigirse a su habitación alrededor de las 8 de la noche del domingo por la noche, cuando se cree que murió. Alrededor de las 3:25 de la mañana, notó que la luz de Monroe aún estaba encendida y fue a verla, pero no escuchó ninguna respuesta. Llamó a Greenson, quien se acercó y rompió la ventana para encontrar el cadáver de Monroe.

Si bien las conspiraciones y las teorías lógicas se han lanzado al ámbito público, la verdad detrás de la muerte de Monroe será para siempre un misterio. Hay muchas opiniones al respecto, pero lo más seguro es que haya sido suicidio… quizá por accidente.

¿Tú qué crees que haya sido?


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...