07.07.2020 06:19:11
Estás leyendo: Carlos y Diana: Una relación que terminó en tragedia
Comparte esta nota

Carlos y Diana: Una relación que terminó en tragedia

Personajes

A 22 años de su muerte, la voz de Lady Di sigue resonando en todo el mundo, especialmente por lo que sucedió con su ex marido

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Érase una vez, Diana Spencer fue una pequeña niña que no sabía que eventualmente se convertiría en una 'princesa'. Aunque su historia cuenta con castillos y tiaras, es claro que la Princesa Diana y el Príncipe Carlos no vivieron un cuento de hadas.

Cuando Carlos tenía 12 años, Diana nació en Park House, una casa que sus padres rentaron de la Reina Isabel II. Creció en gran proximidad de la familia real, jugando constantemente con el Príncipe Edward y Andrew.

Cuando cumplió 13 años, Diana se convirtió en 'Lady Diana Spencer' después de la muerte de su abuelo paterno, y su padre se volvió el Conde de Spencer. En resumen, Diana viene de una familia aristocrática y adinerada.

¿Cuándo se conocieron Diana y Carlos?

Según la entrevista oficial de su compromiso, Carlos y Diana, entonces de 29 y 16 años, se conocieron en la casa de la familia Spencer. Carlos estaba de visita para un viaje de caza, ya que ya era amigo de la hermana mayor de Diana, Sarah.

Originalmente Sarah estaba destinada a estar con Carlos, pero durante un viaje de ski en Febrero de 1978, Sarah decidió alejarse completamente del Príncipe.

Sarah supuestamente le dijo al periodista James Whittaker que no se casaría con Carlos "si él fuera el basurero o el Rey de Inglaterra".

El inicio de su romance

Carlos y Diana, entonces de 18 años, se volvieron a reencontrar durante un fin de semana de verano en la casa de un amigo mutuo. Según los informes, se acercaron durante una conversación sobre el funeral de Lord Mountbatten, al que ambos habían asistido.

En cintas grabadas con el entrenador de voz Peter Settelen, luego transmitidas en el documental 'Diana: In Her Own Words', Diana recordó el incómodo encuentro que ocurrió después de esa conversación. "Al minuto siguiente, saltó sobre mí, prácticamente. Fue extraño Pensé: 'Esto no es muy bueno' ... pero no sabía nada porque nunca tuve un novio", dijo Diana.

Después de ese fin de semana, Diana y Carlos tuvieron algunas citas, pero no muchas. "Salimos 13 veces y nos casamos", dijo Diana en el documental.

En la biografía de 1992, Diana reflexionó sobre su apresurado noviazgo con el periodista Andrew Morton. "Había encontrado a la virgen, el cordero para el sacrificio, y en cierto modo estaba obsesionado conmigo", dijo.

El compromiso

Durante su noviazgo con Diana, el Príncipe Felipe le escribió a Carlos una carta con un mensaje breve, pero importante: Si no iba a proponerle matrimonio a Diana, tenía que dejarla ir.

Según Carlos, se sintió entre la espada y la pared: "Haberse retirado, como sin duda se pueden imaginar, habría sido cataclísmico. Por lo tanto, estaba permanentemente entre el diablo y el profundo mar azul". Según los informes, se sintió atrapado. Y tuvo que tomar una decisión.

En 1981, la pareja hizo su compromiso oficial. Diana tenía 19 años y Carlos 32. En las fotos, Diana presumió un anillo de zafiros y diamantes, pero la verdadera gema fue su primera entrevista televisada.

Cuando el entrevistador preguntó si estaban enamorados, Diana respondió: "Por supuesto". Por su parte, Carlos dijo memorablemente: "Lo que sea que 'enamorado' signifique". El entrevistador también bromeó acerca de cómo Diana será una "gran ama de casa".

​Su espectacular boda

La elaborada ceremonia de Carlos y Diana tuvo lugar en la Catedral de San Pablo ante una congregación de 3 mil 500 personas. Con 7 metros de largo, el vestido de novia de Diana tuvo la cola más larga en la historia de las bodas reales.

La boda estuvo marcada por asombrosas estadísticas y algunas confusiones nerviosas. En lugar de decir "Carlos Felipe", Diana llamó a su futuro marido "Pelipe Carlos Arturo Jorge" en el altar. También olvidaron besarse después de intercambiar votos. Pero convirtieron el beso en el balcón como una tradición real.

Diana tenía solo 20 años cuando se convirtió en Princesa de Gales. "Recuerdo que estaba tan enamorada de mi esposo que no podía quitarle los ojos de encima. Simplemente pensé que era la chica más afortunada del mundo. Pensé que iba a cuidarme. Bueno, claramente me equivoqué en esa suposición ", dijo Diana a Andrew Morton en su biografía.

Una luna de miel de 3

Después de la boda, los recién casados partieron para un crucero de 14 días a bordo del yate real Britannia. Pero había una tercera persona en el viaje: Camilla. Según Diana, Carlos llevaba el regalo que Camilla le había dado: unos gemelos con 2 "Cs" entrelazadas, por sus nombres.

El inicio de su familia y el final de su matrimonio

Diana quedó embarazada de William poco después de la boda. Según Diana, la pareja "programó" el nacimiento de su hijo mayor en torno a su horario de polo. "Cuando tuvimos a William, tuvimos que agendar el día para que se adaptara a Carlos y su polo", dijo la princesa Diana al biógrafo Andrew Morton.

Carlos quería desesperadamente a una hija. Cuando Diana se embarazó por segunda vez, no quiso revelarle a su marido el sexo de su bebé cuando se enteró que era niño. Y cuando Harry nació, Carlos gritó: "Oh por dios, es un niño. E incluso tiene cabello rojo".

Diana le dijo a sus amigos más adelante que, después de escuchar la reacción de Carlos, algo murió dentro de ella. Ese fue el inicio del final de su matrimonio.


El inicio del final

La astróloga Peggy Thornton le dijo a Diana que algún día saldría de ese matrimonio y que no sería reina, según Vogue.

En 1995, después de que ella y Carlos ya se habían separado, Diana le dijo a Martin Bashir de la BBC que no creía que alguna vez sería reina. "Me gustaría ser la reina de los corazones de las personas, pero no me veo siendo la reina de este país. No creo que mucha gente quiera que sea reina. Y cuando digo muchas gente me refiero al establecimiento con el que me casé, porque han decidido que no soy lo que quieren", dijo Diana.

Camilla, la razón de todo

Según la biografía autorizada de Carlos, escrita en 1994, comenzó a ver a Camilla románticamente de nuevo en 1986, aunque su amistad nunca había cesado.

Según los informes, Diana también tuvo sus romances. Ella se enamoró de su guardaespaldas casado, Barry Mannakee, en 1985, y lo llamó "el amor más grande que he tenido" en una entrevista de 1994. Tres semanas después de que Mannakee había sido despedido, fue asesinado en una colisión de motocicleta. Diana sugirió que eso había sido planeado.

Un par de años después, en 1989, Diana confrontó a Camilla en el cumpleaños 40 de su hermana. La buscó específicamente y habló con ella: "Perdón por estar en medio. Obviamente estoy en medio. Debe ser un infierno para ambos. Pero sé lo que está pasando, y no me traten como una idiota," dijo en un documental.

En 1992 Diana hace historia al romper el silencio y publicar su biografía: "Diana: su verdadera historia en sus propias palabras".

Debido a esto, después de 11 años de matrimonio, Diana y Carlos formalmente anunciaron su separación. Ambos continuaron con sus labores reales, pero a distancia.

El divorcio

Después de 4 años de separación, Carlos y Diana se divorciaron en 1996. Según varios informes, el Príncipe Felipe, el padre de Carlos, se puso del lado de Diana.

Pelipe supuestamente le escribió a Diana: "No puedo imaginar que alguien en su sano juicio te deje por Camilla. Carlos es un tonto al arriesgarlo todo por Camilla, siendo un hombre con esa posición. Nunca soñamos que podría tener ganas de dejarte por ella. Una perspectiva así nunca llegó a nuestras cabezas".

Pero Felipe también criticó a Diana: "¿Puedes mirar honestamente tu corazón y decir que la relación de Carlos con Camilla no tuvo nada que ver con tu comportamiento hacia él en tu matrimonio?".

Al final, ambos cometieron errores, pero la verdadera historia sólo la sabe Carlos.

La muerte de Diana

El día del fatal accidente automovilístico, Diana estaba en París con su amante, el multimillonario egipcio Emad "Dodi" Fayed. Después de la medianoche, Diana y Fayed salieron del Hotel Ritz para viajar a la finca parisina privada de Fayed.

Acelerando a través de un túnel, el conductor Henri Paul perdió el control del Mercedes Benz y se estrelló contra un pilar, según los informes. Paul y Fayed fueron declarados muertos debido al accidente. Diana murió horas después en un hospital parisino. Su guardaespaldas, Trevor Rees-Jones, fue el único sobreviviente.

Según los reportes, el Mercedes Benz negro también estaba siendo seguido por los fotógrafos paparazzi ansiosos por tomar una foto de Diana y Fayed.

Diana tenía 36 años en el momento de su muerte. Ella y Carlos se habían conocido casi exactamente 20 años antes.

El funeral de Diana, que se realizó el 6 de septiembre de 1997, fue televisado a un estimado de 2 mil millones de espectadores. Ella era, como lo predijo, la reina de los corazones de las personas.

Hasta el día de hoy, Diana sigue siendo una figura querida en todo el mundo. Y siempre será recordada por ser la Reina que queríamos.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...