personajes

Reina Isabel II y Felipe de Edimburgo: Su gran historia de amor
  • REGÍSTRATE
25.01.2021 11:21:36
Estás leyendo: Reina Isabel II y Felipe de Edimburgo: Su gran historia de amor
Comparte esta nota

Reina Isabel II y Felipe de Edimburgo: Su gran historia de amor

Personajes

La Reina Isabel y el Príncipe Felipe tienen el matrimonio más largo en la historia real británica

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Nacida como Princesa Isabel Alexandra Mary en 1926, la actual monarca de Inglaterra era la hija mayor del segundo hijo del Rey de Inglaterra y, por lo tanto, no tenía motivos para pensar que en algún momento se convertiría en Reina.

Felipe había nacido Príncipe de Grecia y Dinamarca en 1921 y era sobrino del actual Rey de Grecia. Pero cuando tenía 2 años, su tío fue depuesto y su familia exiliada a Francia.

Aunque eran primos, sus vidas no podrían haber sido más diferentes cuando se conocieron en 1934 en la boda de la Princesa Marina de Grecia y Dinamarca con el Príncipe Jorge, Duque de Kent.


Isabel era miembro de la familia real británica y vivía en un palacio con sus padres y hermana. Estudiaba en casa y tenía una vida muy cómoda y estable.

Por su parte, Felipe, aunque tenía sangre real (por ambos padres), carecía de estabilidad. Su padre abandonó a su familia para vivir con su amante en Monte Carlo. Y su madre estaba internada en un hospital psiquiátrico por esquizofrenia. Felipe estaba financieramente a merced de sus familiares más ricos que lo enviaron a un internado porque era la opción menos costosa.

Cuenta la leyenda que la Princesa Isabel se enamoró de Felipe cuando era adolescente. En la boda de la Princesa Marina, Isabel desarrolló un enamoramiento y se vieron de nuevo en el Colegio Real Naval de Darmouth, donde Felipe pudo impresionar a Isabel saltando sobre las redes de la cancha de tenis.


Cómo se enamoraron

Fue amor a primera vista, al menos para Isabel, quien le escribía cartas a Felipe y tenía una foto enmarcada del príncipe cerca de su cama.

Su relación floreció por cartas, y fue por esta vía que el Príncipe le declaró su amor. "Haber salido con vida de la guerra y haber visto la victoria, haber tenido la oportunidad de descansar y readaptarme, haberme enamorado por completo y sin reservas, hace que todos los problemas personales e incluso los del mundo parezcan pequeños y mezquinos", el príncipe escribió en el libro de Philip Eade, "Joven Príncipe Felipe: Su turbulenta vida temprana".


Los obstáculos que tuvieron que superar 

Al igual que con cualquier cuento de hadas, la princesa y el príncipe tuvieron que superar un difícil obstáculo antes de vivir felices para siempre. Mientras que el Rey Jorge VI no quería nada más que la felicidad para su amada hija, no podía evitar tener dudas sobre Felipe.

El Príncipe Felipe no sólo carecía de independencia financiera, sino que también se le considerada una persona difícil. Sin embargo, en 1947, Felipe obtuvo el permiso de Jorge y le propuso matrimonio a Isabel en Escocia con un anillo que él mismo había diseñado. Incluso renunció a sus títulos de nacimiento, convirtiéndose en Felipe Mountbatten, un sujeto británico naturalizado. Por supuesto, Isabel dijo que sí.

La noche antes de la boda, el Rey Jorge VI le otorgó a Felipe los títulos de Duque de Edimburgo, Conde Merioneth, barón de Greenwich.


La boda

La pareja se casó en una gran ceremonia en la Abadía de Westminster el 20 de noviembre de 1947, cuando el país se estaba reconstruyendo después de la devastación de la guerra.

Millones escucharon la transmisión de radio que se hizo y miles vieron la película del evento que se mostró más adelante en todo el país en los cines. De hecho, el Rey Jorge VI permitió que se filmara la procesión y que sólo se tomaran fotografías durante la ceremonia de la boda.


Desde entonces, la pareja ha vivido toda una vida de momentos buenos, malos y feos, incluyendo muertes, nacimientos y coronaciones. Debido a su longevidad, tienen el matrimonio más largo en la historia real británica.

Han estado casados durante 72 años con 4 hijos, 8 nietos y 8 tataranietos. Juntos, han viajado por todo el mundo, desde Australia, hasta América y África. En privado, él le dice 'Lilibet', "Querida" o "salchicha" y les encanta cenar juntos viendo la tele.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...