sociedad

De los girasoles, a la noche estrellada: La historia detrás de las obras más famosas de Van Gogh
  • REGÍSTRATE
Estás leyendo: De los girasoles, a la noche estrellada: La historia detrás de las obras más famosas de Van Gogh
Comparte esta nota

De los girasoles, a la noche estrellada: La historia detrás de las obras más famosas de Van Gogh

Cultura

Vincent Van Gogh es uno de los pintores más reconocidos del mundo actual, pero cuando estaba vivo, sufrió más de lo que imaginas

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

En la actualidad, Vincent van Gogh es conocido como uno de los artistas más célebres del siglo XIX, y su pintura, "La noche estrellada" (que seguro conoces), terminada en 1889, no solo es una de sus obras más famosas, sino también una de las pinturas más famosas del mundo entero. Sin embargo, Van Gogh y su amada pintura no siempre fueron tan famosos como lo son hoy. De hecho, el pintor ni siquiera era bien conocido mientras estuvo vivo.

A pesar de haber ganado un poco de elogio en los dos años anteriores a su muerte, Van Gogh vivió la mayor parte de su vida en la oscuridad. Nacido en los Países Bajos en 1853, Van Gogh se había interesado por el arte desde muy joven y trabajó como marchante de arte durante algunos años en su adultez temprana. Sin embargo, pasó gran parte de su vida adulta trabajando en diversas profesiones antes de comenzar finalmente su carrera artística en 1880 cuando se matriculó en clases en la Académie Royale des Beaux-Arts de Bruselas.

Aunque Van Gogh solo trabajó como artista durante una década, produjo más de 850 pinturas y cerca de 1300 dibujos, bocetos y otras obras en papel. Sin embargo, a pesar de esta gran cantidad de trabajo, solo vendió un puñado de obras antes de su muerte por suicidio en 1890, cuando tenía 37 años.

Después de su muerte, la colección de Van Gogh quedó en manos de su hermano comerciante de arte, Theo, quien lo había apoyado económicamente. Theo tenía la intención de promover el trabajo de su hermano mayor después de la muerte de Vincent, pero murió solo seis meses después de su hermano.

Fue la viuda de Theo, Jo van Gogh-Bonger, quien heredó las obras de Vincent y las cartas que los hermanos se habían escrito, las cuales construirían con éxito la fama póstuma de Vincent van Gogh. De los girasoles a la noche estrellada, conoce la historia de sus obras más famosas.

La noche estrellada

Hablar de las pinturas de Van Gogh es hablar sobre su vida. En el caso de "La noche estrellada", su pintura más famosa, hay que hablar sobre el oscuro pasado del pintor. No es ningún secreto que Vincent luchó con problemas de salud mental a lo largo de su vida. La historia de Van Gogh cortándose la oreja después de una pelea con su amigo, el artista francés Paul Gauguin, es una de las anécdotas más populares de la historia del arte, y supuestamente ocurrió en el invierno de 1888, un año antes de que Van Gogh pintara su icónica pintura y no mucho antes de la muerte de Van Gogh en 1890.

Manteniendo su reputación de artista "loco", Van Gogh fue internado en un manicomio en Arles después del incidente de su oreja. Aunque es motivo de debate, algunos estudiosos del arte creen que Van Gogh pintó "La noche estrellada" mientras estaba en el hospital psiquiátrico, y que el paisaje de la pintura es la vista que tenía Van Gogh desde su ventana.

Algunos críticos de arte teorizan que la pintura fue creada en un estado de agitación, reflejada en la naturaleza casi alucinatoria de la obra y potencialmente respaldada por el hecho de que Van Gogh experimentó un segundo colapso solo un mes después de que se completara la pintura.

A pesar de que ahora se considera una de las obras de arte más valiosas de la historia, Van Gogh parece haberla considerado personalmente como un experimento fallido. Solo se mencionó brevemente en una carta a su hermano Theo como un "estudio nocturno", varios meses después de que ya estuviera hecha. Más tarde decidió no enviar la pintura a los Países Bajos (afirmando que prefería mucho otras obras) y, finalmente, etiquetó su obra maestra como un "fracaso" en una carta a su colega pintor, Émile Bernard.

Los girasoles

El mismo Van Gogh parecía estar absolutamente encantado con los girasoles, reflejados tanto en la gran cantidad de pinturas a base de girasoles que creó, como en sus innumerables cartas que escribió a su hermano y amigos.

En 1888, Van Gogh escribió: "Estoy pintando con el gusto de un marsellés comiendo bullabesa, lo que no te sorprenderá cuando se trata de pintar grandes girasoles". Básicamente, le encantaba pintar girasoles y todos lo sabían. En la misma carta explicaba cómo era su sueño trabajar en un estudio junto a su amigo Paul Gauguin, y que planeaba crear decoraciones para las paredes a base de enormes cuadros de girasoles.

Recordemos que sus girasoles no sólo están en UNA pintura, sino en múltiples. La mayoría de las veces, cuando alguien se refiere a "Los girasoles" de Van Gogh, está hablando de la serie que creó mientras estaba en Arles, que consta de 4 versiones iniciales y 3 repeticiones de la misma idea.

Autorretrato

Van Gogh solía pintar cuadros de sí mismo con frecuencia. Hay varias razones para esto; desde vanidad artística, hasta una documentación de sus cambios físicos y mentales, pero hay otra que no se menciona a menudo: simplemente no tenía el dinero para pagar modelos que se sentaran para él durante horas a la vez. Si bien Van Gogh no vivió en la pobreza total, un mito que se repite a menudo, administrar el dinero fue todo un fracaso.

Su correspondencia con su hermano revela una dependencia de su asignación mensual de Theo, que nunca pareció ser suficiente para igualar las ambiciones de Vincent. Los materiales de arte eran caros en ese entonces, como lo son ahora, y contratar un modelo puede haber sido un paso demasiado lejos para alguien que se inspiró principalmente en la naturaleza.

Más que nada, la historia detrás de esta pintura sigue el propio viaje de Van Gogh, particularmente en lo que se refiere a su salud mental. Mientras que en una carta a su hermano (discutiendo este autorretrato) insiste en que ahora está en un lugar mejor, en retrospectiva es dolorosamente obvio ver que no todo estaba bien.

"Espero que notes que mis expresiones faciales se han vuelto mucho más tranquilas, aunque mis ojos tienen la misma mirada insegura que antes, o eso me parece".

Cuarto en Arles

Este era el dormitorio de Van Gogh en "La casa amarilla", que compartía con Gauguin. La puerta cerrada de la izquierda conducía al dormitorio de invitados, en el que dormía Gauguin. En una carta a su amigo, Vincent declaró que la pintura original de esta serie se produjo debido a una enfermedad prolongada durante la cual estuvo postrado en cama durante varios días.

Un hecho pequeño y agradable que los observadores atentos pueden notar son los retratos en miniatura que cuelgan junto a la cama. Este es el equivalente del siglo XIX a poner polaroides de tus amigos en la pared: las personas en la foto son los contemporáneos y buenos amigos de Van Gogh, Eugène Boch y Paul-Eugène Milliet.

Autorretrato sin oreja

Cuando se habla de Van Gogh con alguien, es inevitable que la conversación eventualmente se dirija hacia lo que le sucedió exactamente a su oreja, representado en esta misma pintura.

Mientras vivía con su amigo (esto es tema de debate) y su colega artista, Paul Gauguin, en París, Van Gogh demostró ser un compañero de cuarto menos que perfecto. Él y Gauguin tenían frecuentes desacuerdos, que ocasionalmente se volvían violentos. Durante uno de esos desacuerdos, se cree que Van Gogh experimentó una convulsión y amenazó a Gauguin con una navaja antes de lastimarse a sí mismo, cortándose una parte de su oreja izquierda y cortando una arteria en su propio cuello. En un estado mental elevado, Vincent visitó un burdel local y le presentó el lóbulo de la oreja a una de las trabajadoras sexuales. Fue trasladado al hospital al día siguiente, sin recordar los hechos ocurridos.

Otra cosa que puede ser de interés es el pergamino de pared japonés que se muestra parcialmente en el fondo.

Esto se basa en una obra de arte genuina que Van Gogh poseía y tenía en su pared; una impresión japonesa de la década de 1870, que muestra además cómo el arte japonés influyó en su propio trabajo.

¿Cuál es tu favorita?


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...