sociedad

Erick y Mishe Rodríguez apuestan por la sustentabilidad
  • REGÍSTRATE
Estás leyendo: Erick y Mishe Rodríguez apuestan por la sustentabilidad
Comparte esta nota

Erick y Mishe Rodríguez apuestan por la sustentabilidad

Sociedad Puebla

Los hermanos son creadores de Elementa, una marca de prendas de alta calidad que marcó su éxito al recibir 10 ofertas en el programa Shark Tank México.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Hay dos fechas importantes que han marcado la vida profesional de Mishe y Erick Rodríguez, la primera fue hace cuatro años cuando fundaron la marca Elementa, un proyecto enfocado en el diseño de t-shirts hechas en México con tela de bambú. Y la segunda fue en este 2021 cuando se presentaron en el reality show de emprendimiento de negocios: Shark Tank México, en el que recibieron 10 propuestas de inversión por parte de los tiburones, aunque solo Rodrigo Herrera fue elegido por ambos emprendedores.



Rumbo a la moda sustentable 2021

El proyecto inició en el momento en el que se dieron cuenta que existía la necesidad de productos atemporales y de buena calidad. “Antes de Elementa, mi hermana tenía una marca de vestidos a la medida, yo le ayudé a transformarla a través del área digital donde ofrecíamos diseños básicos, que se pudieran utilizar en cualquier momento. Notamos que la gente batallaba para comprar en línea por las tallas, en ese entonces no estaba tan avanzado el e-commerce; después identificamos los materiales específicos que a las personas les gustaban. Fue cuando comencé a adquirir diferentes telas para probarlas y conocer las características que ofrecen, y me di cuenta de que el bambú es el más adecuado. La verdad hay muchos textiles que no se están aprovechando”, comentó Erick.


Uno de los mayores beneficios de la marca es que gracias al bambú, ofrece piezas que son ultra suaves, antibacteriales, resistentes a los malos olores e hipoalergénicas. “Erick y yo queríamos diseñar una prenda básica, así nos decidimos por las playeras, también buscábamos que se hiciera en calidad de lujo y a un precio justo, como no había ninguna marca que ofreciera este tipo de productos en el mercado, nos pareció una buena elección”, agregó Mishe.

El nombre Elementa hace referencia a los elementos de la naturaleza, pues los hermanos partieron de este concepto para la confección y diseño. Sin embargo, el talento de Mishe es el diseño de productos y el área administrativa, ya que cuenta con estudios profesionales en Relaciones Internacionales por la Universidad de las Américas Puebla, así como en Diseño de Moda por la Universidad Parsons, en Nueva York. Por su parte, Erick estudió Negocios Internacionales en el Tecnológico de Monterrey Campus Puebla, y se encarga, de manera específica, del área de marketing, producción y logística.


El éxito ha sido gracias a las habilidades que ambos han sabido desarrollar: “hemos aprendido sobre la esencia, cuestionar la industria hizo que, al momento de emprender, quisiéramos innovar, pues ésta no cambió tanto hasta ahora; hemos mejorado la negociación con nuestros clientes y proveedores. Mi experiencia y mis conocimientos en la carrera de Negocios Internacionales fue un gran apoyo para contactar a la gente adecuada y poder importar y exportar”, ase-guró Erick.


Por otro lado, la aspiración más grande de este proyecto estuvo clara desde el inicio: “aspira a ser una marca internacional, pero más que eso, queremos transformar la industria, digamos que esa es la meta fundamental. Por eso hacemos que todos nuestros productos y actividades diarias sean para irrumpir en una industria tan grande como es la de la indumentaria. También queremos inspirar a los nuevos emprendedores para que aporten algo a la sociedad a través del cuidado del medio ambiente, ofreciendo un buen producto”, dijo Mishe.


Lo que los hermanos buscan con este proyecto es revolucionar y disminuir el fast fashion; una producción creada por trabajadores que deben cumplir jornadas muy largas para crear piezas que serán desechadas después de haberse usado un aproximado de 10 veces, en cambio Elementa cuenta con procesos éticos y garantizan que, con el cuidado adecuado, las t-shirts podrán durar hasta cinco años. Además, hay un gran ahorro de agua porque, en comparación con el algodón que necesita 2 mil litros para producir una playera, el bambú no necesita de irrigación ni pesticidas para su crecimiento y desarrollo.




Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...