estilo de vida

Los anillos de compromiso guardan su propia historia
  • REGÍSTRATE
Estás leyendo: Los anillos de compromiso guardan su propia historia
Comparte esta nota

Los anillos de compromiso guardan su propia historia

Estilo de vida

Dos enamorados realzan su unión cuando un hermoso anillo es entregado, un momento y una joya que guarda mucha memoria

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Un simbolismo que representa confianza y entrega es un anillo de compromiso, una tradición occidental que se lleva a cabo cuando una pareja tiene la intención de aceptar formalmente un compromiso.

Hoy en día es muy habitual acoplarlos con un diamante que tiene las características de ser duradero, irrompible, lo mejor que puede llegar a definir la eternidad.

Esta joya se suele llevar en el dedo anular de la mano izquierda, ya que se dice es por ese extremo de la mano por donde la vena amoris conecta directamente con el corazón.


Históricamente, se relata también que en la prehistoria los hombres ataban a sus mujeres lazos de hierbas en las muñecas, en los pies y en la cintura para poder controlar sus espíritus.

En Egipto antiguo se creía que, mediante el anillo que elaboraban a base de hueso, fibras de plantas, marfil o cuero, el amor quedaba atado y no podría escapar.

Por otra parte, en Roma eran los futuros suegros quienes recibían argollas de hierro que significaban fuerza y permanencia, esto como parte del ritual de pedirle matrimonio a su hija.

La prometida recibía uno muy especial con forma de llave, una que solía abrir candados que custodiaban objetos importantes de la familia, una completa prueba de confianza.


Es a partir del siglo XV que se comenzó a adoptar el uso de gemas, cada uno con un significado especial. El primer anillo con diamante data de 1477, y fue dado a María de Borgoña por el archiduque Maximiliano de Austria.

Una de las casas joyeras que hoy celebra el amor como nadie es la emblemática Tiffany & Co., fundada en 1837 por Charles Lewis Tiffany, el hombre encargado de establecer el anillo de diamantes como la joya de compromiso que sella la promesa de un amor eterno.

Las cuatro propiedades que debe cumplir un diamante para que se convierta en uno que pertenezca a esta casa son la claridad, el corte, el color y el quilate.

Las cuatro propiedades que debe cumplir un diamante para que se convierta en uno que pertenezca a esta casa son la claridad, el corte, el color y el quilate.

De igual manera, guardan algunas populares referencias que los hacen diferentes al resto como el corte con más historia que lleva el nombre de Tiffany Setting.

Hace poco decidieron renovar los diseños y crearon Tiffany True, uno minimalista y creado bajo un perfecto diseño arquitectónico que posee una T.

Hace poco decidieron renovar los diseños y crearon Tiffany True, uno minimalista y creado bajo un perfecto diseño arquitectónico que posee una T.

Sea cual sea el modelo que escojan, no hay que olvidar lo verdaderamente importante que es el amor que se proclaman las parejas.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...