estilo de vida

Postres mexicanos para celebrar el 15 de septiembre
  • REGÍSTRATE
Estás leyendo: Postres mexicanos para celebrar el 15 de septiembre
Comparte esta nota

Postres mexicanos para celebrar el 15 de septiembre

FOODIES

Si aún no tienes el platillo dulce para tu noche mexicana, te presentamos cinco propuestas llenas de historia y sabor

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Sorprende a tus invitados durante la noche mexicana con un postre que guarde los mejores sabores de nuestra tierra como el maíz y la canela.

Además conoce un poco del origen y las variaciones que tiene cada uno de ellos para que tengas una historia gastronómica que contar.

Jericallas

Las primeras versiones de este postre parecido a la natilla europea surgieron en el siglo XVIII cuando su preparación era de una forma 100% tradicional y con ingredientes naturales, principalmente en Jalisco.

Se cuenta que una monja nacida en el pueblo español Jérica y que se encontraba en el Hospicio Cabañas, tuvo la intención de preparar un postre nutritivo para los niños de ese lugar.

Dio con una receta francesa pero le cambio los elementos realizándolo a base de huevo, leche, azúcar con un toque de canela y vainilla.

Cuando lo estaba horneando se propuso a atender a los menores, acción que ocasionó olvidara lo que tenía dentro del horno notando que se había quemado la parte superior, un accidente que le dio un sabor especial y agradable al postre.

En un recetario del siglo XX se encontró una versión de jericaya con sabor a chocolate y otra con coco rallado.

Capirotada

Aunque es un postre típico de Semana Santa, es tan delicioso y versátil a la hora de preparar que es una buena opción en este mes patrio.

Consiste en una especie de budín que se hace con pan un poco viejo o duro que se baña con piloncillo, canela, clavos y se añade un poco de queso cotija añejado.

Sus antecedentes se remontan a la Roma Antigua donde tenían una receta consistente en trozos de pan cubiertos con vinagre con agua seguido de capas de pollo, queso, alcaparras y pepinos.

Durante la conquista el platillo llegó a nuestro país con esa versión salada pero fue evolucionando de forma progresiva hasta el que conocemos hoy en día.

Existen algunas variaciones como por ejemplo en Sonora y Sinaloa se suele consumir con frutas cristalizadas como la biznaga y la guayaba.

Pan de elote

Se comenzó a elaborar en la época virreinal cuando los españoles introdujeron la repostería enriquecida con ingredientes locales como el maíz.

La receta del pan de elote estuvo muy cerca de perderse debido a lo trabajoso que era su preparación, pero con la aparición del elote cocinado y enlatado a mediados de los años 40, fue ganando mayor terreno y adeptos.

Una de las ventajas que tiene este postre además de lo fácil de su preparación, es lo sencillo que resulta conseguir sus ingredientes.

Podrás agregarle más sabor añadiéndole leche condensada, cajeta, nieve, chocolate o mermelada, y acompañarlo con un chocolate, café, leche, refresco o alguna otra bebida parecida.


Marquesitas

Se trata de uno de los postres más representativos de la ciudad de Mérida, Yucatán, característico por ser un barquillo alargado crujiente y dulce que está relleno de queso de bola.

Su origen data de los años 30s cuando un hombre que comercializaba helado noto las bajas ventas durante el invierno, tomando la decisión de vender los conos solos para después darle el plus de ponerle un relleno.

Se dice que se le bautizó como Marquesitas porque se convirtieron en el postre favorito de las hijas de un marqués, y hoy las puedes preparar con una variedad de toppings a tu gusto desde queso crema, crema de avellanas, chocolate, mermeladas, cajeta, crema de cacahuate entre otros.

A principios de este año se hizo viral una variación que implementó un vendedor de nombre José Montero quien, a petición de un cliente, colocó en la punta una bola de helado de coco natural.

Coyotas

En el año 1925 una mujer de nombre María Ochoa González llegó a Hermosillo, Sonora donde se estableció en un barrio donde comenzó a regalar pan a sus vecinos que ella misma horneaba.

Una de esas residentes llamada Agustina Araiza, quien era esposa de un militar español, le compartió una receta que fue teniendo éxito una vez que María decidiera prepararla y venderla en un negocio que estableció.

Se trata de las coyotas que son elaborados con harina de trigo, manteca vegetal, leche, azúcar y en un principio rellenas de piloncillo, innovando en la actualidad con jamoncillo, cajeta, jamoncillo de nuez o guayaba.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...