estilo de vida

¿Te conviene? Así es la verdadera dieta keto y cómo funciona
  • REGÍSTRATE
Estás leyendo: ¿Te conviene? Así es la verdadera dieta keto y cómo funciona
Comparte esta nota

¿Te conviene? Así es la verdadera dieta keto y cómo funciona

Wellness

Antes de cancelar todos tus carbohidratos, te invitamos a saber cómo funciona este tipo de alimentación

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Seamos honestos; un plan para bajar de peso que no requiera hacer más ejercicio, ni comer puras ensaladas es básicamente un truco de magia, ¿cierto? Y esa es la razón por la que las búsquedas sobre la dieta keto se han cuadruplicado en los últimos años. Prometen muchos kilos menos sin tanto esfuerzo, pero, ¿acaso funciona tan bien como dicen?

Este plan alimenticio bajo en carbohidratos es mejor conocido por una de las formas más fáciles y rápidas para bajar de peso ya que obliga a tu cuerpo a un estado metabólico llamado cetosis, el cual ayuda a quemar muchas calorías. Pero como cualquier otra dieta, tiene su ciencia, y no es para todos.

Con celebridades desde Kim K hasta Anne Hathaway supuestamente enamorados con esta dieta, tenemos que recalcar que este tipo de alimentación requiere compromiso, fuerza de voluntad y una gran cantidad de comida, así que no vayas haciendo planes antes de conocer todo lo necesario.

Qué es la dieta keto y cómo funciona

Como lo mencioné anteriormente, la fórmula para la cetosis es bastante simple: dieta baja en carbohidratos, proteína moderada y alta en grasas. Esta mezcla de macros equilibra las hormonas detrás del metabolismo, específicamente, insulina, gherlin y leptina.

El proceso es muy básico y fácil de entender: al reemplazar tu ingesta diaria de carbohidratos por grasa, evitas que tu cuerpo use la glucosa para obtener energía y así obligarlo a quemar grasa.

Keto para principiantes

Los márgenes de la dieta cetogénica son estrechos. Lo importante es que debes obtener el 60 y el 75% de tu ingesta de calorías de las grasas y entre el 15 y el 30% de las proteínas; dejando solo un 5-10% de los carbohidratos. Además, tu ingesta diaria neta de carbohidratos (carbohidratos sin fibra) tiene un límite de 50 gramos, y preferiblemente menos de 20 gramos. Si consumes más, tu cuerpo comenzará a alimentarse de glucosa, lo cual anula el propósito. Es por eso que se recomienda tener una balanza de cocina a la mano para no pasarse con las cantidades.

Como tus objetivos de carbohidratos / proteínas / grasas son tan específicos, las etiquetas nutricionales se convertirán en tu mejor amigo. Sin embargo, no te dejes engañar por los alimentos 'bajos en carbohidratos', ya que generalmente tienen un alto contenido de azúcar. En su lugar, cocina desde cero con alimentos naturalmente bajos en carbohidratos y dale prioridad a las carnes alimentadas con pasto y las verduras de hoja. No olvides actualizarte sobre cómo contar sus macros. Si no te preparas y planeas bien, será fácil fallar.

Puede parecer complicado, pero una vez que hayas adoptado el cambio en tus hábitos de compra y preparación, las reglas se volverán un hábito. Además, acelerar tu metabolismo significa que no necesita sudar todos los días en el gimnasio para quemar grasa, lo que te permite tener más tiempo libre en las mañanas y noches para dedicarte a otras actividades saludables.

¿Es segura?

La dieta keto es un cambio bastante dramático en la dieta, que requiere que excluyas una serie de alimentos que, si no se manejan con cuidado, pueden provocar deficiencias de vitaminas y minerales y efectos secundarios con el tiempo.

Cualquier persona menor de 18 años y las mujeres embarazadas no deben seguir la cetogénica en lo absoluto sin la guía de un médico. También recomendamos a cualquier persona con alteraciones de la glucosa en sangre (por ejemplo, personas con diabetes), que puedan tener cálculos biliares, una enfermedad intestinal crónica (como el síndrome del intestino irritable), problemas óseos existentes (como osteoporosis), un trastorno alimentario o tipo de medicamento para consultar con tu médico antes de comenzar.

¿Eres una persona saludable? Aún así recomendamos proceder con precaución: seguir la dieta cetogénica puede provocar deficiencias de vitaminas y minerales y efectos secundarios con el tiempo.

Efectos secundarios

Hacer que tu cuerpo entre en cetosis requiere el compromiso de comer bajo en carbohidratos (¡adiós pan!) por más tiempo que una dieta normal. A menudo, tu cuerpo puede tardar hasta 7 días en funcionar con cuerpos cetónicos, el combustible derivado de las grasas.

Dicho esto, debido a las restricciones nutricionales, se sabe que esto puede causar fatiga, mareos (por una gran reducción de la glucosa en sangre), malestar gastrointestinal debido al alto contenido de grasa de la dieta, mal aliento y ocasionalmente náuseas.

Existe evidencia de que quienes siguen una dieta cetogénica a largo plazo han sufrido complicaciones, como deficiencias nutricionales y pérdida de masa muscular. En otra investigación en la que los participantes realizan entrenamiento de resistencia, parece haber poco o ningún efecto sobre la pérdida de tejido muscular. El mayor efecto sobre el límite de tiempo será el grado en que la persona sea capaz de mantener la naturaleza restrictiva de la dieta, ya que puede dificultar la alimentación social sin un poco de planificación.

Qué alimentos evitar

Debido a que debes concentrarte en las grasas y las proteínas, y dejar los carbohidratos, lo primero que debes desaparecer de tu vida es el pan y la pasta. Las verduras con almidón como las papas y las zanahorias, así como las legumbres como los garbanzos, las lentejas y los frijoles negros, también están prohibidas.

Otra cosa que no puedes comer: dulces, artificiales o naturales. Los dulces, pasteles y donas son un no; e incluso muchas frutas no están permitidas (manzanas, plátanos, peras, todas tienen toneladas de azúcar, que definitivamente es un carbohidrato).

El alcohol es otra área gris en la dieta cetogénica: muchas cervezas y cócteles azucarados están prohibidos en la dieta cetogénica, así como algunos vinos más dulces.

Qué alimentos puedes comer

Si bien hay diferentes versiones de la dieta keto, vayámonos por la estándar. El hecho de que no estés comiendo todos tus alimentos favoritos con carbohidratos, no significa que vayas a pasar hambre. Tendrás que comer muchas grasas saludables (como aceite de oliva y aguacate), junto con muchas proteínas magras como carne de res y pollo alimentados con pasto, y verduras de hoja verde u otras verduras sin almidón.

Lo mejor de todo es que los bocadillos están totalmente permitidos (y no estoy hablando solo de palitos de zanahoria). Hay muchas opciones empaquetadas diseñadas para los fanáticos de la dieta cetogénica.

Si estás buscando algo para satisfacer tu gusto por lo dulce, las bombas de grasa cetogénica tienen muchos fans. Como su nombre lo indica, estos son pequeños bocadillos con alto contenido de grasas y bajos en carbohidratos, por lo que puede estar al día con tu dieta.

En youtube e internet encontrarás todo tipo de recetas (hasta pasta y pan) que se adaptan a un plan keto sin renunciar al sabor.

¿La has probado antes?


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...