personajes

Ella es Allegra Beck, la hija y heredera de Donatella Versace
  • REGÍSTRATE
18.06.2021 13:21:25
Estás leyendo: Ella es Allegra Beck, la hija y heredera de Donatella Versace
Comparte esta nota

Ella es Allegra Beck, la hija y heredera de Donatella Versace

Personajes

A pesar de ser la heredera al imperio Versace, la jovencita huye de su apellido

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Donde quiera que vaya, Allegra Beck es el futuro de Versace. Aunque no tenga el apellido, y aunque no cultive nada de la fama, ni la celebridades, ni el drama con el que la marca y la familia se ha asociado en los últimos años.

Allegra Versace, la heredera del trono de "Versace", es una figura envuelta en misterio; evita el centro de atención con una determinación silenciosa y, si no hubiera nacido en una de las familias más poderosas de la moda, su vida sería posiblemente mucho más feliz. Sería, al menos, suya.

Ella es Allegra Beck Versace

La joven de 31 años es la hija de Paul Beck y Donatella Versace, la carismática figura bronceada y rubia que actualmente es vicepresidenta de la casa de moda. Pero Allegra, que nació en Milán, también es sobrina del diseñador fundador de la empresa, Gianni Versace. Tenía 11 años cuando asesinaron a su tío y, como la favorita de Gianni, se convirtió en heredera de su imperio.

“Por encima de todo, quería una cosa: no ser nadie, no ser reconocida, no ser perseguida”, dijo Allegra a La Repubblica en 2011. Hoy, su patrimonio neto se estima en $800 millones de dólares. Allegra tenía dos días cuando asistió a su primer desfile de moda. Pero, a medida que creció en una de las potencias de la moda más prestigiosas del mundo, las luces brillantes, las telas y el glamour hicieron poco para entusiasmarla.

"Mi madre me vistió de seda para ir a la escuela primaria", le dijo a Harper's Bazaar en 2007. "En el jardín de infancia, me enviaron a casa porque no podía pintar con los dedos en mi vestido".

En lugar de moda, Allegra pasó su infancia aprendiendo historia y teatro. Elton John le dio su primer piano, a quien llamó "tío" y pasó nueve años estudiando ballet. Siempre se dedicó a su tío Gianni, incluso actuando como pacificadora entre él y su madre, quienes con frecuencia estaban en desacuerdo.

"Me gusta hablar con Allegra", le dijo Gianni a Vanity Fair en 1996 cuando la niña tenía sólo 10 años. "Allegra me dice la verdad sobre Donatella. Ella me dice: 'Gianni, no te preocupes, siempre es un poco exagerad.'"

Donatella aprobó la conexión, una vez que le dijo a la revista New York Magazine que "mis hijos eran sus hijos".

"Él siempre estaba con Allegra. Desde que ella solo tenía nueve años, lo escuchaba, iban a ver museos, conocía todos los museos de Estados Unidos, Francia, Inglaterra, y Gianni amaba el arte. Ella se sentaba con él a leer libros de arte, y ella conocía el arte de Picasso ... era adorable. Era una niña tan increíble y especial ".

Fue trágica, la forma en que Allegra y su hermano pequeño Daniel, ahora de 29 años, se enteraron de la muerte de Gianni en 1997.

La pareja estaba sentada frente a la televisión viendo dibujos animados, como lo harían dos niños, cuando un flash de noticias interrumpió la programación. Reconocieron la casa en la pantalla; era la casa de su tío en Miami, Estados Unidos. Un lugar que habían visitado durante incontables veranos. El lector de noticias les dijo que su tío Gianni había sido asesinado a tiros en la puerta de su casa por un asesino en serie.

"Durante años viví en la oscuridad", dijo a La Repubblica. "Recordaba poco de mi vida antes de ese terrible día. Incluso olvidé cómo era y todo lo que sentía por él. Luego, poco a poco, los recuerdos volvieron".

De repente, Allegra era la heredera de una participación del 50% en un negocio de $500 millones de dólares que ingresaría su nombre tan pronto como cumpliera 18 años. "¿Por qué me eligió el tío Gianni?" le preguntó a su madre cuándo se leyó el testamento.

Con solo 11 años, Allegra se sintió culpable de no estar con su tío cuando murió y desconcertada por la responsabilidad que él le había dejado.

A los 18 años, en junio de 2004, Allegra heredó la participación de su tío en el imperio Versace. Su tío Santo posee el 30% y su madre Donatella el 20%. Pero ella no quería ni el 10%.

El primer movimiento de Allegra como la persona más poderosa bajo la bandera de Versace fue pedir más tiempo. Quería unos años de 'libertad', según Donatella que habló con 'The Guardian', ya que deseaba terminar sus estudios universitarios.

Con Donatella dirigiendo la casa de moda, Allegra se mudó a Estados Unidos a los 20 años para estudiar francés, historia del arte y teatro.

"Estudié teatro y me complació enormemente interpretar papeles en pequeñas películas independientes que nadie fue a ver", le dijo a La Repubblica en 2011. "Sin embargo, dondequiera que fuera, era Versace. No podía escapar, y me hizo daño ".

Continuó ganando su propio dinero, tratando de trabajar como vestidora entre bastidores en espectáculos de Broadway en Nueva York y en pasarelas de diseñadores. "Prefiero el anonimato", dijo. Pero no podía escapar su destino.

Aunque con frecuencia optaba por usar el nombre de su padre 'Beck', en lugar de 'Versace', no pasaría mucho tiempo antes de que los paparazzi volvieran a estar al acecho en las esquinas. Fotografiéndola haciendo ejercicio en el parque. Siguiéndola al trabajo y haciendo imposible su 'anonimato'.

En 2007, un año después de que comenzara la universidad en Estados Unidos, la madre y el padre de Allegra publicaron esta reveladora declaración, informa el Daily Mail.

"Nuestra hija, Allegra, ha estado luchando contra la anorexia, una enfermedad muy grave, durante muchos años. Está recibiendo la mejor atención médica posible para ayudar a superar esta enfermedad y está respondiendo bien". Desde entonces, rara vez se la ha visto o se ha escuchado de ella. En 2016, asistiendo a la Met Gala con Donatella, dijo a los periodistas: "A diferencia de mi madre, odio la celebridad".

La batalla de Allegra con su salud continúa y, por lo general, se mantiene alejada de la sede de Versace, a pesar de ser la directora oficial de la compañía.

"Si Allegra ve sus propias fotos o se ve a sí misma en la televisión, pierde la cabeza. Tiene un trastorno dismórfico corporal", dijo a News Corp. una ex empleada de la sede de la marca de moda en Milán. "Dicen que tiene un trabajo en la empresa, pero en realidad no dirige nada en Versace".

¿Ya la conocías?


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...