estilo de vida

Adelgazar sin hacer dieta es posible
  • REGÍSTRATE
Estás leyendo: Adelgazar sin hacer dieta es posible
Comparte esta nota

Adelgazar sin hacer dieta es posible

ESTILO DE VIDA

Perder peso puede parecer sumamente complicado sin embargo; a través de las siguientes recomendaciones podrás lograrlo de una manera muy sencilla, así que toma nota y sigue las siguientes recomendaciones que te ayudarán a lograrlo.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Aunque los alimentos saludables son un punto clave, sabemos que las dietas restrictivas pueden resultar mucho peor y más si se tratan de dietas que no resultan motivadoras. Gracias al confinamiento por la pandemia muchas personas han subido un par de kilitos de más en tan solo unos cuantos meses, pero ahora ha llegado el momento de cuidarnos y sobre todo de adquirir nuevos hábitos saludables en la alimentación.

No hace falta seguir siempre dietas restrictivas ya que es muy probable que estas fallen, al principio si hay pérdida de peso, pero al poco tiempo la persona siente ansiedad y terminan abandonando la dieta y por consiguiente llega a ellos el efecto rebote, además de que puede provocar deficiencias nutricionales y perjudicar la salud. Lo que es cierto es que si podemos empezar poco a poco introduciendo algunos cambios ligeros y medidas muy fáciles de llevar a cabo. Cuántos más sólidos sean los cambios que introduzcas en tus hábitos por muy pequeños que sean, menos esfuerzos te costarán y será más probable que no vuelvas atrás recuperando el peso ya perdido.


Te recomendamos que elijas otras maneras de bajar de peso que no tengan que ver con un régimen de alimentación externo, las cuales pueden ser:


Bebe mucha agua: 

El agua es necesaria para las funciones básicas del organismo y si lo haces correctamente también te ayudará a bajar de peso, eliminar toxinas y mantenerte bien hidratado y con energía, la recomendación es que bebas medio litro de agua media hora antes de desayunar, comer y cenar. Además el agua te ayudará a mantenerte saciado por más tiempo, de esta manera será menos probable que piques alimentos.

Más mercado y menos supermercado: 

Reduce la ingesta de alimentos procesados ya que pueden contener azúcares, grasas insanas y sal los cuales aportan muchas calorías. Mejor apuesta por comidas más sencillas y preparadas en casa. Una buena forma de conseguirlo es hacer más compras en el mercado.


Dile adiós al estrés: 

Aunque parezca increíble, el estrés es mucho más perjudicial de lo que te pudieras imaginar el cual terminará contribuyendo a que subas de peso. Lo mejor es identificar qué motivo es lo que te causa esa ansiedad ya que de no ser así esta puede desencadenar muchas enfermedades. La mejor estrategia para combatirlo es mediante la práctica de algunos ejercicios, actividades relajantes e incluso de la meditación. Una de las actividades que puede incluir dentro de tus rutinas es el baile, pues los movimientos te pondrán en acción y te harán sudar como nunca.

No te despidas completamente de la grasa: 

No hay que retirar el 100% de la grasa, si te privas de ella tu cuerpo se volverá peligrosamente eficiente para guardar las grasas cuando vuelvas a comer normalmente. Sin embargo, llevar una dieta en un 80% de verduras, frutas, legumbres y cereales ayudará a llevar una vida más saludable.

Duerme lo suficiente: 

Durante el sueño nuestro cuerpo se somete a distintos procesos celulares que son necesarios para mantenerse caros. El sueño es necesario para regular la producción de grelina y leptin, dos hormonas que interfieren en las sensaciones de hambre y de saciedad. La regulación hormonal no es la adecuada, puede producirse un desequilibrio que nos lleve a comer de más.


Escribe los resultados realistas que quieres obtener

Es bueno que éstos sean específicos, cuantificables y que tengan un límite temporal, anímate estas a un paso de lograrlo, lo único que necesitas para lograrlo es la actitud y las ganas de hacerlo.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...