estilo de vida

Ejercicio de gusano: transforma abdomen, brazos y piernas rapidísimo
  • REGÍSTRATE
Estás leyendo: Ejercicio de gusano: transforma abdomen, brazos y piernas rapidísimo
Comparte esta nota

Ejercicio de gusano: transforma abdomen, brazos y piernas rapidísimo

Estilo de Vida

Además estabiliza la columna vertebral, tonifica muslos y glúteos, entre otros beneficios

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Si estás buscando una actividad física que te ayude a trabajar abdomen, brazos y piernas de una manera rápida y segura, debes saber que el ejercicio de gusano es una excelente opción para lograr el objetivo.

Este ejercicio es de los más populares entre los amantes del crossfit ya que se trabaja varias partes del cuerpo, con resultados sorprendentes que se ven reflejados no sólo en la figura sino en la salud.

Se trata de realizar movimientos que emulan el caminar de un gusano que avanza lentamente por el suelo, mismos que nos ayudarán a transformar abdomen, brazos y piernas rapidísimo.

Y no sólo eso, también fortalecerá y estirará diferentes grupos de músculos al mismo tiempo y sin necesidad de ningún aparato, equipo o accesorio. De hecho, puedes hacerlo en cualquier momento y lugar que decidas.

Esta rutina ha ganado fama porque ha demostrado ser muy efectiva y completa que otros, ayudando a tonificar todo el cuerpo y mejorar el equilibrio, además de estabilizar la columna vertebral.

Así que no lo pienses más y anímate a seguir estos pasos que te ayudarán a realizar, de manera adecuada y divertida, el ejercicio de gusano.




Paso 1: Necesitarás colocarte en una superficie suave pero firme, ya sea el piso o un tapete de yoga. Ponte de pie y abre las piernas, los pies deben quedar a la altura de los hombros o las caderas. Inclina el tronco hacia adelante y apoya las manos en el suelo, justo frente a tus pies.

Paso 2: Posteriormente, camina apoyándote en tus manos. El peso de tu cuerpo debe quedar sobre los brazos y las manos, y no en las piernas. Mientras te desplazas, debes contraer los glúteos y el abdomen. Puedes moverte apoyando la palma de las manos, o usando antebrazos, como te sientas cómoda. Sigue avanzando hasta que quedes en posición de plancha, con la espalda recta.


Paso 3: Luego, permanece cinco segundos en esa posición. Regresa a la posición inicial, caminando con las manos hacia atrás, ponte de nuevo de pie y repite el ejercicio.

Los expertos recomiendan hacer este tipo de ejercicio en series de 10 repeticiones e ir aumentando la cantidad poco a poco. Recuerda no debes apresurar los movimientos, éstos deben hacerse lento y manteniendo siempre la espalda recta para no lastimarte.





Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...