estilo de vida

¿Tu dieta no funciona? Elígela según tu TIPO de SANGRE
  • REGÍSTRATE
Estás leyendo: ¿Tu dieta no funciona? Elígela según tu TIPO de SANGRE
Comparte esta nota

¿Tu dieta no funciona? Elígela según tu TIPO de SANGRE

Wellness

¿Alguna vez has escuchado de la dieta según tu tipo de sangre? Parece una broma, ¡pero es real!

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Cuando se trata de dietas, lo primero en lo que mucha gente piensa es en evitar los alimentos ricos en grasas, entre otras “malas calorías”, para adelgazar. Sin embargo, hay algunas dietas que utilizan tu tipo de sangre para determinar qué alimentos deberías comer para perder peso. Parece una broma, o una de esas dietas falsas que sólo perjudican la salud, pero ¿qué tan viable es y exactamente cómo funciona?

En 1996, Peter D’Adamo, un médico naturópata, publicó un libro en el que describía cómo las personas podían estar más sanas, vivir más y alcanzar su peso ideal comiendo una variedad de alimentos específicos, determinados por su tipo de sangre. La elección de condimentos, especias e incluso el ejercicio también dependen de este factor.

Pronto, el libro se convirtió en un éxito de ventas y la gente en todas partes estaba averiguando su tipo de sangre, revisando sus listas de compras y cambiando la forma en que comían, se ejercitaban y pensaban en su salud.

Dieta por tu tipo de sangre

El Dr. D'Adamo afirma que cada tipo de sangre representa rasgos genéticos de nuestros antepasados, incluida la dieta en la que evolucionaron para prosperar. Según su libro "Come bien para tu tipo", esto es lo que deberías comer:

Tipo A

Llamado agrario o cultivador. Las personas que tienen el tipo A deben consumir una dieta rica en plantas y completamente libre de carnes rojas “tóxicas”. Esto se parece mucho a una dieta vegetariana.

Tipo B

Llamado nómada. Estas personas pueden comer plantas y la mayoría de las carnes (excepto pollo y cerdo) y también pueden comer algunos productos lácteos. Sin embargo, deben evitar el trigo, el maíz, las lentejas, los tomates y algunos otros alimentos.

Tipo AB

Llamado el enigma. Descrito como una mezcla entre los tipos A y B. Los alimentos para comer incluyen mariscos, tofu, lácteos, frijoles y granos. Deben evitar los frijoles, el maíz, la carne de res y el pollo.

Tipo O

Llamado cazador. Esta es una dieta alta en proteínas basada principalmente en carne, pescado, aves, ciertas frutas y verduras, pero limitada en granos, legumbres y lácteos. Se parece mucho a la dieta paleo.

Cabe mencionar que, según los expertos, estos patrones alimenticios conllevan una mejoría para la mayoría de las personas, sin importar su tipo de sangre. De hecho, las 4 dietas se basan en alimentos saludables, así que el riesgo es menor que muchas otras dietas rápidas.

Es debido a esto que se cree que la dieta ha tenido tanto éxito, pues en realidad es una opción altamente sana para el ser humano.

Qué comer y qué evitar

  • Las personas con sangre tipo O deben elegir alimentos ricos en proteínas y comer mucha carne, verduras, pescado y frutas. Hay que limitar los cereales, los frijoles y las legumbres. Para perder peso, lo mejor son los mariscos, las algas marinas, las carnes rojas, el brócoli, las espinacas y el aceite de oliva; Se deben evitar el trigo, el maíz y los lácteos.
  • Aquellos con sangre tipo A deben elegir frutas, verduras, tofu, mariscos, pavo y cereales integrales, así como evitar la carne. Para bajar de peso, lo mejor son los mariscos, las verduras, la piña, el aceite de oliva y la soja; Se deben evitar los lácteos, el trigo, el maíz y los frijoles.
  • Quienes tienen sangre tipo B deben elegir una dieta diversa que incluya carne, frutas, lácteos, mariscos y granos. Para perder peso, las personas con tipo B deben elegir verduras, huevos, hígado y té de regaliz, pero evitar el pollo, el maíz, los cacahuetes y el trigo.
  • Aquellos con sangre tipo AB deben comer lácteos, tofu, cordero, pescado, cereales, frutas y verduras. Para bajar de peso, lo mejor son el tofu, los mariscos, los vegetales verdes y las algas marinas, pero se deben evitar el pollo, el maíz, el trigo sarraceno y los frijoles.

¿Qué dice la ciencia?

Soy la primera en juzgar a alguien que me indique alguna recomendación en cuanto a mi alimentación, así que lo primero que hice fue investigar exactamente qué dice la ciencia sobre esta dieta.

Resulta que las investigaciones sobre los tipos de sangre ABO han avanzado rápidamente en los últimos años y décadas y en la actualidad, existe una fuerte evidencia de que las personas con ciertos tipos de sangre pueden tener un riesgo mayor o menor de algunas enfermedades.

Por ejemplo, el tipo O tiene un menor riesgo de enfermedades cardíacas, pero un mayor riesgo de úlceras de estómago. Sin embargo, no hay estudios que demuestren que esto tenga algo que ver con la dieta.

En conclusión, no dudo que la gente esté teniendo buenos resultados con esta dieta, pero eso no quiere decir que esté relacionado a su tipo de sangre. Hay muchas dietas en el mundo y alguna de ellas funcionará para ti.

En cuanto a esta dieta, cabe mencionar que, debido a que evita la mayor cantidad de comida procesada, es posible que ESA pueda ser la razón por la que le ha funcionado a tanta gente.

Dicho esto, si quisieras intentarla, primeramente te recomendamos abordar el tema con tu médico de confianza. Pero recuerda, si tu dieta no está rota, no hay necesidad de arreglarla. Y desde un punto de vista científico, la cantidad de evidencia apoyando a esta dieta por tipo de sangre NO es suficiente.

¿Ya la conocías?


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...