estilo de vida

¿Temblores? 15 señales de parálisis cerebral que debes reconocer
  • REGÍSTRATE
Estás leyendo: ¿Temblores? 15 señales de parálisis cerebral que debes reconocer
Comparte esta nota

¿Temblores? 15 señales de parálisis cerebral que debes reconocer

WELLNESS

En México, la parálisis cerebral es la principal causa de discapacidad motora en niños

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Con la finalidad de sensibilizar a la sociedad sobre la parálisis cerebral y su impacto en la calidad de la vida de las personas que viven con esta condición, se instituyó el Día Mundial de la Parálisis Cerebral, un afección que suele aparecer en los primeros meses de vida, pero muchos niños no reciben un diagnóstico hasta los dos años o más.

De ahí la importancia de reconocer las señales que indican la presencia de esta condición que es considerada como la principal causa de discapacidad motora en niños mexicanos. 

De hecho, datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) destacan que alrededor del 10 por ciento de los pacientes con discapacidad, el diagnóstico final es parálisis cerebral. De ellos, más del 60 por ciento de los casos son pacientes con parálisis cerebral infantil de tipo espástico.



Debido a esta situación, es necesario conocer ¿De qué se trata este trastorno? ¿Cómo detectarlo? ¿Cuándo acudir al médico? De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) la parálisis cerebral se describe como un grupo de trastornos que afectan la capacidad de una persona para moverse y mantener el equilibrio y la postura.

Es la discapacidad motora más frecuente en la niñezy es causada por el desarrollo anormal del cerebro o por daño al cerebro en desarrollo que afecta la capacidad de la persona para controlar los músculos.

Según Mayo Clinic, los síntomas pueden variar en gran medida, sin embargo, los problemas de movimiento y coordinación asociados con la parálisis cerebral incluyen los siguientes:

1. Variaciones en el tono muscular, como demasiado rígido o blando.

2. Rigidez muscular y reflejos exagerados (espasticidad).

3. Músculos rígidos con reflejos normales (rigidez).

4. Falta de equilibrio y coordinación muscular (ataxia).

5. Temblores o movimientos involuntarios

6. Movimientos lentos y de contorsión.

7. Retrasos para alcanzar los objetivos de las habilidades motrices, como empujar con los brazos, sentarse o gatear.

8. Favorecer un lado del cuerpo, como alcanzar con una mano o arrastrar una pierna mientras gatea.

9. Dificultad para caminar, como caminar sobre los dedos de los pies, una marcha en cuclillas, una marcha en forma de tijera con las rodillas cruzadas, una marcha ancha o una marcha asimétrica.

10. Babeo excesivo o problemas para deglutir.

11. Dificultad para succionar o comer.

12. Retrasos en el desarrollo del habla o dificultad para hablar.

13. Dificultades de aprendizaje.

14. Dificultad con las habilidades motrices finas, como abotonar la ropa o recoger utensilios.

15. Convulsiones.



Es por ello, que es importante que se haga el diagnóstico de la parálisis cerebral a una edad temprana para el bienestar del pequeño y su familia, por lo que consultar con el médico es primordial si tienes alguna inquietud acerca de que si tu hijo tiene episodios de pérdida de movimientos corporales anormales, o dificultades para tragar u otros problemas de desarrollo.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...