personajes

¡No sólo fue Meghan! Grace Kelly es la actriz que se convirtió en princesa
  • REGÍSTRATE
27.09.2021 19:24:51
Estás leyendo: ¡No sólo fue Meghan! Grace Kelly es la actriz que se convirtió en princesa
Comparte esta nota

¡No sólo fue Meghan! Grace Kelly es la actriz que se convirtió en princesa

Personajes

La llamaron una diva de Hollywood, pero también entró a la verdadera realeza de Europa

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Grace Kelly es una figura histórica, no sólo como una reina de Hollywood, sino también dentro de la verdadera realeza, ya que la actriz se casó con el príncipe Raniero III de Mónaco. Kelly es verdaderamente una de las figuras más memorables del siglo XX y pocos verdaderamente conocen su historia. La actriz, convertida en princesa, nació el 12 de noviembre de 1929 en Filadelfia, Pensilvania, y creció con un amor por las artes escénicas.

Después de casarse, abandonó su carrera como actriz y se centró en la vida real, así como en criar a sus hijos, la Princesa Carolina, el Príncipe Alberto y la Princesa Stephanie. Aunque parecía llevar una vida encantadora, no todo fue fácil para Kelly. Experimentó muchas dificultades y murió demasiado joven.

La vida de Kelly ha tenido un impacto tremendo en el mundo. Hoy en día, es recordada como un ícono de la moda y una de las estrellas más brillantes de Hollywood. Muchas de sus películas, incluidas “Rear Window” y “To Catch a Thief”, todavía se consideran clásicos en la actualidad. ¿Ya la conocías?

¿Quién fue Grace Kelly?

La familia de Grace Kelly fue bastante impresionante. Su padre, John Brendan Kelly, fue 3 veces medallista de oro olímpico que compitió con el equipo de remo de Estados Unidos. También era dueño de un exitoso negocio de ladrillos, lo que lo convirtió en un millonario joven. Por su parte, la madre de Kelly, Katherine Majer, también fue una atleta de éxito e hizo historia como la primera entrenadora de equipos femeninos en la Universidad de Pensilvania.

Aunque Kelly nació en una vida privilegiada, no fue necesariamente una vida feliz. Era una de cuatro hijos y, según los informes, su padre favorecía a su hermana mayor, Peggy. "Siempre estábamos compitiendo por todo, compitiendo por amor", dijo Kelly en entrevista. Según la hermana menor de la estrella, Elizabeth "Lizanne" Kelly, su madre creía en el castigo corporal y "exigía obediencia". La crianza de Kelly más tarde afectaría su propia crianza, ya que la princesa admitió que azotaba regularmente a sus hijos.

Grace Kelly creció actuando en la escuela y en obras comunitarias, además de estudiar ballet. Originalmente quería convertirse en bailarina profesional, pero se le consideraba demasiado alta, así que volteó su mirada a la actuación.

Kelly fue fuertemente influenciada por sus tíos, Walter C. Kelly y George Kelly. Walter era actor, mientras que George era un dramaturgo que había ganado un premio Pulitzer. George alimentó el amor de su sobrina por la actuación, animándola a actuar profesionalmente y continuando guiándola en su camino hacia el estrellato. El resto de la familia, sin embargo, no estaba tan interesado en ver a Kelly explorar una carrera en las artes. Pero sin desanimarse, Kelly siguió actuando de todos modos, asistiendo a la Academia Estadounidense de Artes Dramáticas.

Aunque Grace Kelly provenía de una familia adinerada, la desaprobación de sus padres por su carrera como actriz significaba que estaba sola cuando finalmente los desafió al inscribirse en la Academia Estadounidense de Artes Dramáticas. Según Vanity Fair, se abrió camino en la escuela como modelo comercial, ganando $400 dólares por semana y apareciendo en una variedad de anuncios. De esta forma, seguía los pasos de su madre ya que ella también había sido modelo.

El salario de Kelly cubría con creces su carrera, que según The New Yorker era de 500 dólares al año. También le brindó libertad financiera y un escape de las formas rígidas de su familia incondicionalmente católica, que desaprobaba de su elección de carrera.

Aunque Grace Kelly se hizo conocida por su carrera cinematográfica, en realidad soñaba con protagonizar Broadway antes de dedicarse al cine. Consiguió algunos papeles en Broadway, sobre todo en "The Father" de 1949, pero estaba mucho mejor preparada para trabajar en películas. Según Vanity Fair, Kelly recibió críticas favorables y llamó la atención de los productores de televisión por su trabajo en Broadway, pero aparentemente su voz no era la adecuada para una carrera en el escenario.

Si bien la voz aguda y melodiosa de Kelly era graciosa y elegante en las películas, simplemente no era lo suficientemente fuerte como para llevarla a través de un teatro. Según los informes, intentó hacer su voz más profunda y, en un esfuerzo por "lograr claridad y profundidad", llegó a entrenar con una pinza en la nariz.

De los 32 créditos enumerados en el perfil de IMDb de Grace Kelly, algunos de los más emblemáticos son sus colaboraciones con el legendario cineasta Alfred Hitchcock. Basándose en la fuerza de su prueba de pantalla para "Taxi" (un papel que finalmente no consiguió), Hitchcock solicitó reunirse con la actriz en 1953. La reunión desembocó en una fructífera colaboración ya que Kelly protagonizaría 3 de las películas más queridas de Hitchcock: "Dial M for Murder", "Rear Window" y "To Catch a Thief".

Sin embargo, Kelly hizo más que simplemente protagonizar las películas de Hitchcock, pues el director también se convirtió en mentor de Kelly y ella, a su vez, se convirtió en su musa. "Fue gracias a Alfred Hitchcock que entendí que las escenas de asesinatos deben filmarse como escenas de amor y las escenas de amor como escenas de asesinatos", dijo Kelly una vez.

La boda de Grace Kelly en 1956 con el Príncipe Rainiero fue quizás una de las mejores bodas reales de la historia, sin mencionar una de las más caras. El vestido de Kelly era un número lujoso, diseñado a medida por la diseñadora de vestuario Helen Rose y regalado a la actriz por MGM. El vestido tiene su propia página en el sitio web del Museo de Arte de Filadelfia, que reveló que estaba decorado con perlas y "construido en cuatro partes complejas", todo rematado con un velo de 90 metros.

La ceremonia, repleta de estrellas, se llevó a cabo en la Catedral de San Nicolás en Mónaco, donde asistieron aproximadamente 600 invitados, incluidas las celebridades Cary Grant y Aristóteles Onassis. En la recepción solo se sirvieron las mejores comidas, y los invitados cenaron champán, caviar y, de postre, un pastel de bodas de 90 kilos.

"Mamá dijo que era 'abrumador'", dijo el hijo de Kelly, el príncipe Alberto, a People décadas después. "Ese 'emocionado' o la palabra 'lleno de alegría' no era lo suficientemente fuerte para expresar sus sentimientos. Mi padre también lo dijo".

Después de que Grace Kelly se casó con el príncipe Rainiero, dejó la actuación. De hecho, su esposo llegó a tener prohibidas en el país todas las películas que ella había hecho, y se cree ampliamente que fue el príncipe quien hizo que su esposa dejara de actuar, ya que Kelly no tenía planes de retirarse en el momento de su compromiso.

Según los medios, él y Kelly acordaron que ella se retiraría. "No quiero que mi esposa trabaje", dijo, y agregó que la pareja estaba "contenta con nuestra decisión".

Unos años después de la boda de Grace Kelly y su posterior retiro de la actuación, la actriz intentó realizar un regreso. En 1962, planeaba protagonizar otra película de Alfred Hitchcock, "Marie". Se anunció su participación en la película en marzo de ese año, pero solo unos meses después, el palacio de Mónaco anunció que no estaría en ella.

Kelly citó conflictos de programación, sin embargo, más adelante se afirmó que fue "el elemento conservador en Mónaco" lo que impidió que Kelly protagonizara la película porque "no querían que su princesa trabajara en Hollywood".

Aunque Grace Kelly abandonó su carrera como actriz después de convertirse en miembro de la realeza, no abandonó por completo las artes. En cambio, se convirtió en una gran mecenas de las artes en Mónaco. Trajo el arte y la cultura a Mónaco al mismo tiempo que apoyó silenciosamente a innumerables artistas de teatro y cine estadounidenses.

El mundo perdió a este ícono demasiado pronto, y todo se debe a un devastador y mortal accidente automovilístico. Según The Independent, Kelly, de 52 años, conducía a su hija, la princesa Stephanie, a París, Francia, en 1982. Un giro brusco envió el automóvil de Kelly por la ladera de una montaña, cayendo en picado unos 120 pies. Mientras que su hija se quedó con heridas leves, Kelly sufrió una hemorragia cerebral y falleció.

En el libro "Rainier and Grace: An Intimate Portrait", la princesa Caroline le dijo al autor que su hermana Stephanie dijo que recordaba a su madre entrando en pánico, diciendo que los frenos del auto no estaban funcionando. "Ella me dijo justo después del accidente, 'puse el freno de mano pero no se detuvo. Lo intenté pero no pude detener el auto'", relató Caroline.

El accidente dio lugar a todo tipo de teorías de conspiración, al igual que con Lady Di. Muchos comentaron que era extraño que Kelly decidiera conduciendo ella misma en lugar de tener un chófer. También se especuló que Kelly había sufrido un derrame cerebral, lo que provocó el accidente.

Grace Kelly es recordada como un ícono y su vida parece un cuento de hadas, pero es posible que las cosas no hayan sido como parecían. Algunos creen que la vida de Kelly después de convertirse en princesa estuvo llena de soledad y que luchó con las expectativas de la vida real. La amiga de Kelly, Judith Balaban Quine, le dijo a los medios que la vida real de Kelly era más dura que "cualquier día en el set de una película, y la llamarían para crear más ilusión de la que tenía como actriz".

El medio también citó a la amiga de Kelly, Joan Dale, quien escribió en su libro 'Mis días con la princesa Grace de Mónaco' : "Estoy segura de que hubo momentos en los primeros años en los que se sintió como una prisionera en una jaula dorada detrás de los muros del palacio."

¿Ya la conocías?


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...