sociedad

Jorge Rivera y Mario Henaine, más orgullosos que nunca
  • REGÍSTRATE
Estás leyendo: Jorge Rivera y Mario Henaine, más orgullosos que nunca
Comparte esta nota

Jorge Rivera y Mario Henaine, más orgullosos que nunca

Sociedad Puebla

Cómo se conocieron, aprendieron de los obstáculos y los convirtieron en sus aliados para demostrar lo bonito que es ser diferente.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Muchas veces las palabras no alcanzan para definir lo que es el amor. Lo que sí podemos asegurar es que, desde el momento en que Jorge y Mario llegaron al set para la sesión de fotos, una nueva forma de amor se había hecho presente en la habitación.

Al buscar qué es el amor en Internet encontramos que hay páginas donde, además de explicarlo, te enlista una serie de requisitos que este debe cumplir. Por el contrario, nosotros preferimos guiarnos por dos testigos de este sentimiento, dos personas que han sido correspondidas y aunque tienen el mismo sentir, su definición es diferente y complementaria. Además, agradecemos que hayan abierto su corazón y nos hayan compartido más de sus experiencias.


¿QUÉ ES EL AMOR?

MARIO: Es la búsqueda de la felicidad, aceptando que habrá momentos no tan felices. Hacer las paces con la idea de que no tendrás la vida perfecta, hay tanta exposición en redes sociales sobre cómo debe verse la vida perfecta y muchas veces creemos que así es, cuando hay que tener criterio y conciencia de que, así como hay momentos padrísimos, también habrá momentos de tristeza y enojo. La vida es una mezcla de todo para que puedas aprender a disfrutar. El amor es aceptar a las personas con lo bueno y lo malo. Es importante dejar de idealizarlas, así como respetar y no juzgar sus límites. Tratar a los demás como quieres que te traten a ti.

JORGE: Es saber valorar lo bueno y malo, mantener un equilibrio y aceptarlo. Es ser empáticos y actuar desde el amor propio, de esta manera podrás dar lo mejor de ti.

¿EL SUYO FUE AMOR A PRIMERA VISTA?

M: Al inicio fue muy sencillo, no sé si amor a primera vista como en las películas, pero desde la primera cita hubo mucha química.

J: Para mí sí fue amor a primera vista, no de que lo viera y me enamorara de repente, pero desde que salimos, me enganchó y no quería separarme de él. Me arrepentí de cancelarle la primera vez que me invitó a salir.

¿QUÉ FUE LO PRIMERO QUE LES GUSTÓ DEL OTRO?

M: Fue su vibra, la parte relajada y que me resulta un hombre muy divertido. Claro que el físico me atrae, pero su personalidad y la vibra, para mí lo es todo.

J: Puedo decir exactamente lo mismo.

¿CÓMO DESCRIBIRÍAN SU RELACIÓN?

J: Tormentosa y tóxica (suelta una carcajada). No es cierto, confiamos mucho en el otro, respetamos los límites y si alguno no quiere hacer algo, no se debe forzar. Eso ha hecho que haya más comunicación y que valoremos el tiempo juntos. Muchas veces hay cosas que uno quiere hacer, pero el otro no y, aunque es importante apoyar, hay que saber en qué sí ceder y en qué no. Hay comportamientos que tenemos muy marcados y, en ese caso, hay que respetar el cómo se siente y qué piensa el otro. Todo se trata de llegar a acuerdos y que exista mucha comunicación para evitar crear un espacio entre la pareja y que este se pueda llenar de emociones que no nutren.

M: Es muy divertida, relajada y tenemos la fortuna de que nuestras familias son parte de nuestra vida de manera constante. Ellos están siempre para nosotros y nosotros para ellos, lo mismo con los amigos y sobrinos. Disfruto mucho mi relación porque tiene muchas cosas buenas.




¿CÓMO FUE SU EXPERIENCIA AL HABLAR CON SU FAMILIA?

M: Siempre hubo apoyo. He conocido historias en las que a las personas no les fue tan bien, pero en ambos casos tuvimos suerte. Cuando hablamos con mis hermanos y mis papás, desde el primer segundo hubo mucho amor. No recuerdo un momento donde ellos me hicieran sentir mal, al contrario, siempre me han mostrado cosas buenas.

Sí preocupa porque es algo fuerte, pero al final te das cuenta de que tus seres queridos están ahí para ti y, mientras haya amor, todo se puede hablar sin poner el tema sobre la mesa como un tabú.

J: Aunque me fue difícil decirlo, tuve el apoyo de Mario. Aun así, no tuve problema con mi familia y se agradece. Es importante

que se acabe el hecho de hablar el tema como un tabú, porque nadie está haciendo nada incorrecto. Al final es como si a ti te gusta el helado de fresa y a mí de chocolate, tus decisiones no tienen por qué afectarle a nadie. Lo importante es la educación, los valores y principios de las personas.

Muchas veces tenemos miedo de decir las cosas por lo que pueda pasar, pero lo único que puedo recomendar es que hablen desde el amor y digan: “mi felicidad está aquí”, porque lo que tú sientes no es debatible para nadie. Los sentimientos son tuyos y siempre tienes que ser honesto contigo mismo.

Tenía 27 años cuando le dije a mi familia y el hecho de tener a Mario como mi apoyo me dio todo el valor del mundo. He visto que las generaciones han cambiado y traen otro chip, esto lo noté cuando fui a cenar con un sobrino y me preguntó sobre cuándo tendríamos Mario y yo hijos porque quería tener primos, yo nunca había tocado el tema con él por respeto a sus papás y su educación pero me sorprendió, así de importante es que normalicemos esto.

¿EN ALGÚN MOMENTO SU PREFERENCIA SEXUAL HA SIDO UN OBSTÁCULO?

M: Fue un obstáculo porque yo dejé que lo fuera. Cuando estás viviendo en secreto te aíslas de la gente, no quieres que nadie te vea. Pero cuando decides darle luz a ese secreto, se convierte en una virtud y no en un obstáculo.

J: En algún momento a todos nos ha tocado algo desagradable. Se hizo un escándalo y me lastimó que llegaran a hablar de mí sin saber, y a partir de eso les puedo dar un consejo: haz de tus debilidades tu armadura. Salí del clóset con mi familia y las personas que realmente quería. Lo que les puedo recomendar es que superen sus miedos, si tú estás bien contigo, lo que digan o hagan en tu contra no te va a lastimar.

¿QUÉ FALTA EN LA SOCIEDAD PARA QUE MÁS PERSONAS SE MUESTREN COMO REALMENTE SON?

M: Falta que nos dejemos de juzgar entre nosotros. Todos tenemos cosas buenas y otras que no nos encantan, pero debemos entender que cada quien tiene su historia y razón de ser y actuar. Dejar de juzgarnos será el primer paso para tener una sociedad que sea más tolerable. Solo vivir y respetarnos unos a otros.

J: Tu actuar con los demás es reflejo de lo que sientes. Si tu actúas contra alguien es porque estás viendo en él algo que te molesta de ti. Es mejor dejar de ver lo que hacen los demás, ponernos a trabajar en nosotros mismos y crecer. Así podrás tener mucho amor para dar y apoyar a la gente.

¿QUÉ MENSAJE LES GUSTARÍA DARLE A LAS NUEVAS GENERACIONES?

M: Que conquisten sus miedos. Todos tenemos miedos y a veces es difícil enfrentarlos, pero una vez que dan ese salto, creces mucho de manera personal. Que no les de miedo ser diferentes, al contrario, es bonito ser diferente.

J: Que sean honestos con ellos mismos, al final eso se va a reflejar en sus amistades.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...