estilo de vida

Skincare para tiempos de Covid-19 y cubrebocas
  • REGÍSTRATE
Estás leyendo: Skincare para tiempos de Covid-19 y cubrebocas
Comparte esta nota

Skincare para tiempos de Covid-19 y cubrebocas

Wellness

El estrés, el confinamiento, el cambio en rutinas y el uso prolongado del cubrebocas pueden generar cambios en la piel que requieren ajustes en el cuidado de tu rostro.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Entre el encierro prolongado y el uso constante de cubrebocas seguro has experimentado cambios en tu piel. Algunas personas han reportado la aparición de brotes y acné, sobre todo por dos cuestiones: el estrés, generado por los cambios derivados de la pandemia, puede incrementar el cortisol, una hormona que afecta la producción de grasa en la piel propiciando la aparición de granitos.

Por otro lado, el aumento de la temperatura en la zona donde colocamos el cubrebocas, así como la humedad causada por el aliento, generan sudoración excesiva e impide que la piel pueda respirar, lo que propicia la aparición de granitos, dermatitis e irritación. Incluso la palabra ‘Maskne’ ha comenzado a convertirse en una tendencia para referirse a los efectos mencionados.

Este video explica con mayor detalle el fenómeno: 


Para atender esas anomalías en la piel del rostro, te compartimos los pasos que debes seguir en tu rutina de skincare para ganarle a los efectos de la pandemia.

Elige un cubrebocas adecuado para tu piel

Existen miles de opciones y diseños de cubrebocas para seleccionar; sin embargo, no todos están fabricados con telas amigables con la piel, y si tienes piel sensible este aspecto es aún más importante. Aléjate de telas sintéticas y elige cubrebocas hechos con algodón, bambú o seda natural, asegura la dermatóloga Jessica Wu, ¡y no olvides lavarlo de manera regular!

¿Cómo cuidar tu piel debajo del cubrebocas?

Procura limpiar tu rostro por las mañanas y las noches, lavarlo más podría ser contraproducente. Usa un limpiador suave e ideal para tu tipo de piel, o si deseas una limpieza más profunda puedes hacer una doble limpieza (primero con un aceite o una crema y después con un limpiador con espuma).

Antes de usar el cubrebocas aplica un tónico que ayude a regular el pH de tu piel o para calmar la piel, como puede ser un tónico con caléndula. Si ya presentas irritación, recurre a un bálsamo que funcione como una capa entre tu piel y la fibra del cubrebocas, un producto con ceramidas puede ser efectivo.

Recuerda que el bloqueador y un hidratante (de preferencia con ácido hialurónico) siempre son esenciales, por otro lado, el maquillaje puede ser menos necesario si la mayor parte de tu rostro va a estar cubierto, pero si vas a usar procura conseguir un maquillaje a base de agua, una bb cream ligera o alguna crema con color que no sea pesada para evitar que tape tus poros.

Para tratar los brotes en el rostro, la dermatóloga Robin Schaffran recomienda utilizar productos con ingredientes como peróxido de benzoilo o ácido salicílico y, por supuesto, no exprimir o rascar los granitos.

Valora más tu rutina nocturna

Recuerda que se trata de nutrir y ayudar a reparar la piel mientras descansas. Lo ideal es convertirlo en un momento de relajación mediante un método de doble limpieza seguido de un tratamiento nocturno (suero) que hidrate tu piel durante la noche y ataque la irritación o los brotes.

Incluso puedes usar lo que tienes en el refrigerador, por ejemplo, la esteticista de Hollywood, Joanna Czech, recomienda aplicar láminas de papa, ya que contiene enzimas antiinflamatorias y ayuda a prevenir la hiperpigmentación. Otros ingredientes naturales como la miel, la avena, el té verde y la cúrcuma pueden ser usados para crear mascarillas nocturnas que ayuden a reparar tu piel.

Cuídate de adentro hacia afuera

Nada ayuda más a verte bien que sentirte bien, por ello, procura que tus alimentos estén balanceados, tomar mucha agua, realizar ejercicio al menos 3 veces por semana y recurrir a una actividad que contribuya a brindarte paz mental, ya sea meditar, pintar, cocinar o cualquier actividad que te haga sentir en control, para combatir la ansiedad y el estrés que contribuyen a la aparición de cambios en tu piel.

Por último, no olvides consultar a un especialista, ya que las recomendaciones generales pueden no ser ideales si tu piel tiene un problema inusual o sensibilidad extrema.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO, S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.
Loading...